Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1997/04/07 00:00

TIEMPOS MODERNOS

En sólo cinco años la hotelería colombiana renovó su infraestructura y servicios con miras al siglo XXI.

TIEMPOS MODERNOS

En los últimos cinco años Colombia ha vivido una verdadera revolución hotelera. En 1991, antes de la apertura, el número de establecimientos de lujo no superaba los 40 en todo el país. En algunas ciudades, incluso, apenas se contaba con un solo hotel de esa categoría. Pero la internacionalización económica, que dio paso a la llegada de legiones de hombres de negocios, dejó al descubierto que en el país no había cama pa'tanta gente.Y comenzó la transformación. En tan sólo cuatro años -1991-1995- el sector cambió de cara. En ese corto período abrieron sus puertas 35 establecimientos de lujo. La nueva hotelería dio paso al modelo europeo, en el que priman el servicio personalizado, el confort y la comodidad para los hombres de negocios. De la construcción de enormes moles se pasó a medianas instalaciones dotadas con los últimos adelantos en servicios y se abrió paso a la cultura de los salones de negocios dentro de los mismos hoteles. De acuerdo con estadísticas de Cotelco, Colombia dispone en la actualidad de 9.000 habitaciones de lujo, suficientes para atender la demanda. El año pasado los hoteles alojaron a seis millones de personas y alcanzaron ventas del orden de un billón 161.361 millones de pesos. A pesar de que estas ventas han sido las más altas en su historia, los hoteleros no quedaron muy conformes. Señalaron que la crisis general del país terminó también por afectarlos, especialmente en lo relacionado con el turismo extranjero, que se redujo en más de un 10 por ciento en relación con 1995.Para enfrentar la situación los hoteleros decidieron realizar alianzas de mercado. En Medellín, por ejemplo, para lograr mantener los niveles de ocupación se creó el G-6, que aglutina a los siete hoteles más importantes de la ciudad. En Cartagena el sector decidió combinar el turismo de temporada con congresos mundiales y cumbres como la de los No Alineados. A pesar de estos momentos críticos por fin el país cuenta con una sólida y moderna infraestructura hotelera que entró a competir en las ligas mayores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.