Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/13/2017 5:27:00 PM

“Sus declaraciones contribuyen a azuzar el odio irracional”: Timochenko

El jefe de las FARC criticó a Sergio Jaramillo quien calificó como violación al cese al fuego la carta que guerrilleros le enviaron a 15 alcaldes de La Guajira. Le reprochó incumplimientos al acuerdo de paz.

Una verdadera polémica se encendió el pasado 6 de abril cuando se conoció una citación que miembros de las Farc hicieron a 15 alcaldes de La Guajira. La carta se invitaba a una reunión en la Zona Veredal de Pondores. La prensa local y nacional mencionó que la guerrilla había citado a una especie de rendición de cuentas a los burgomaestres. Los opositores del proceso de paz asociaron el incidente a lo que sucedía en épocas del fallido proceso de paz del Caguán.

“Con la anterior motivación le invitamos a realizar una reunión de coordinación en nuestro campamento ubicado en el PTN de Pondores, corregimiento de Conejo, municipio de Fonseca, con el objetivo de unificar esfuerzos en torno a la implementación de los Acuerdos”, decía un aparte del documento.

Sergio Jaramillo, alto comisionado para la paz, no ocultó su extrañeza al conocer esa información. Y en aquel momento consideró que este incidente debiera ser considerado una violación de los Acuerdos de Paz.

“Esto se puede considerar como una violación al cese al fuego porque las Farc no han terminado de desarmarse y es una presión sobre la sociedad, es una alteración del orden en la región y el acuerdo dice claramente que eso está prohibido (...). Cualquier persona puede sentir eso como una presión y el acuerdo dice que cualquier presión a la sociedad o a las autoridades es una violación al cese al fuego (…), si las FARC quieren hacer política, si quieren interlocutar de esa manera con las instituciones, deben acelerar el proceso de dejación de armas porque no se han terminado de desarmar”, dijo Jaramillo el 6 de abril al referirse a la carta.

Este jueves, Rodrigo Londoño Echeverry ‘Timoleón Jiménez’, jefe de las FARC le dirigió una carta al comisionado Jaramillo en la que reprochó su reacción a la vez que aclaró el propósito de la reunión con los alcaldes.

En la carta, publicada en la página oficial de internet de la guerrilla, el jefe de las FARC se refiere  con duros adjetivos al funcionario del gobierno.

“Cabe preguntarse si el Alto Comisionado para la Paz es consciente de la manera como con sus irresponsables declaraciones contribuye a azuzar y alimentar el odio irracional de los sectores dispuestos a ahogar el país en otro interminable mar de sangre, justo cuando la Colombia victimizada, decente, democrática y digna se empeña en sepultar para siempre semejante demencia intolerante”, dice Timoleón Jiménez.

Y agrega “Dice el acuerdo que para cumplir con sus objetivos “es necesario elaborar en cada zona priorizada, de manera participativa, un plan de acción para la transformación regional, que incluya todos los niveles de ordenamiento territorial, concertado con las autoridades locales y las comunidades”. Resulta por tanto incomprensible el inaudito berrinche del doctor Jaramillo”. .

“Sería conveniente que este funcionario se apersonara de los reiterados incumplimientos por parte del Estado, oficialmente señalados por el único mecanismo legitimado para ello, en vez de salir a armar frecuentes alharacas en abierta violación a lo acordado con el alto gobierno en torno a la manera y los mecanismos de abordar las diferencias que se presentan en la implementación”, manifiesta el jefe de las FARC en la carta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.