Domingo, 26 de octubre de 2014

| 2013/01/23 00:00

Todavía no hay director en el Inpec

El Gobierno aún no decide quién dirigirá la entidad carcelaria.

. Foto: Archivo SEMANA

En las últimas semanas se anunció la llegada del coronel de la Policía Gustavo Moreno como nuevo director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC), en reemplazo del general Gustavo Ricaurte, quien fue nombrado agregado de la Policía a España. Moreno regresó al país tras estar cerca de año y medio en Washington, Estados Unidos, donde se desempeñó como agregado.


Aún cuando se dijo que esta semana Moreno asumiría el cargo, lo cierto es que el nombramiento todavía anda enredado. Algunos consideran que el oficial no se ha posesionado porque no tendría los requisitos para ocupar el cargo, uno de los más delicados de la administración de Justicia.


Para ser director es necesario, dice el código penitenciario, que “la persona tenga estudios de abogado, sociólogo, sicólogo, administrador policial o de empresas y, en cada caso, con especialización en ciencias penales o penitenciarias, criminalísticas o criminológicas”. Moreno tiene el título de administrador de empresas, un máster en resolución de conflictos, gerencia de recursos humanos y maestría en asuntos políticos. 


El oficial, según conoció Semana.com, se reunió este martes con la ministra de Justicia, Ruth Stella Correa. Se trató de una reunión informal en la que, al parecer, no se tocó el tema de los requisitos. Este encuentro es el primero en el que la ministra se entrevista con él. Fuentes en Minjusticia aseguran que en esa cartera se siguen evaluando otras hojas de vida.


La dirección del INPEC es un cargo al que muy pocos quieren medírsele por las complejidades del sistema carcelario en Colombia, además de lo expuesto que queda judicialmente quien lo ejerce. El general Ricaurte, quien está de salida, tiene cerca de 92 investigaciones en su contra. Además, el director debe lidiar con los 58 sindicatos que tiene la entidad. 


Hace pocas semanas la Defensoría del Pueblo reveló un informe preliminar en el que se evidencia que la crisis carcelaria en Colombia estaría lejos de solucionarse.


En tan solo tres cárceles: Riohacha (La Guajira), Bellavista (Medellín) y Pedregal (Antioquia), la entidad detectó un vergonzoso hacinamiento y varios problemas de infraestructura. En las próximas semanas, el organismo revelará un diagnóstico definitivo de esta problemática, que Minjusticia propone solucionar con grandes inversiones. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×