Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/10/2011 12:00:00 AM

Todos por ciudades seguras

La seguridad ha dejado de ser un asunto del que se ocupan exclusivamente las autoridades locales y la fuerza pública.

El pasado 2 de diciembre, durante el foro ‘Seguridad ciudadana: un asunto de todos’, organizado por SEMANA y la Secretaría de Gobierno, con el apoyo de la Fundación Ideas para la Paz y Positive ID, la alcaldesa (e) de Bogotá, Clara López, afirmó que en la ciudad existe una política de promoción de derechos humanos con la que se protegen especialmente poblaciones vulnerables.

El alto consejero para la Convivencia y la Seguridad, Francisco José Lloreda, explicó que el gobierno se propone reducir la criminalidad, el número de homicidios y aumentar los casos judicializados por crímenes violentos.

El Plan Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes de la Policía Nacional, expuesto por el general José Roberto León, subdirector de la Policía Nacional, retoma el antiguo concepto del policía de cuadra. Dicha delimitación geográfica permite el seguimiento y estrechar relaciones con la comunidad.

La empresa Positive ID, en cabeza de Pablo Guerrero, desarrolló un software en línea a través del cual es posible consultar si las personas que portan uniformes de empresas de servicios públicos son efectivamente empleados de estas. Diego Velasco, director de Global Circuit, presentó otro desarrollo de software para crear un botón de pánico en los smartphones que emite un reporte que llega directamente al CAI de la Policía, desde donde hay reacción inmediata.

El alcalde de Pereira, Israel Londoño, fue reconocido por permitir comprobar que cuando hay voluntad política sí es posible mejorar la seguridad de una ciudad, por la disminución de homicidios en 58 casos entre 2010 y 2011. Por su parte, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, dejó en evidencia los retos que enfrenta la ciudad en materia de seguridad.
 
La corresponsabilidad, principio fundamental en la seguridad ciudadana
 
Con el reconocimiento y la promoción de los derechos como eje central, la administración distrital diseñó una herramienta de planificación de la seguridad que nos permitió consolidar nuestros logros. Se trata del Plan Integral de Seguridad, construido sobre tres pilares: la cultura de la prevención, la consolidación de territorios seguros y protectores, y el fortalecimiento institucional. Sobre esa carta de navegación trazada, desde el primer día en que asumí esta responsabilidad, nos propusimos profundizar en tres estrategias: la corresponsabilidad, la concertación y el trabajo interinstitucional.

En el último año, nuestro Plan Integral de Seguridad coincidió con la puesta en marcha del Plan de Vigilancia por Cuadrantes de la Policía, una estrategia que ha permitido el contacto directo de los miembros de la institución con la comunidad, para atender de manera más urgente sus necesidades. Adicionalmente, el Distrito ha apoyado a esta institución con más de medio billón de pesos, invertidos en infraestructura, telecomunicaciones y campañas de prevención.

Como lo ha subrayado la alcaldesa mayor (e), Clara López Obregón, esta estrategia de Vigilancia por Cuadrantes se articuló a los Territorios de Gestión Social Integral (GSI), que a la fecha suman 88, de manera que, más allá del acompañamiento policial, la administración trabaja focalizadamente en la atención de la comunidad en áreas como educación, salud, desarrollo económico y convivencia. Estos esfuerzos han permitido impactar positivamente en cifras como el homicidio, que frente al periodo enero-noviembre de 2010 ha tenido una reducción de 7,6 por ciento. También bajaron los delitos de mayor impacto: las lesiones personales (10,2 por ciento), hurto a vehículos (5,4 por ciento), hurto a personas (3,2 por ciento), hurto a residencias (16,3 por ciento) y hurto a establecimientos comerciales (33 por ciento).

A estas estrategias hemos sumado acciones como el Decreto 263, que restringe la venta de bebidas embriagantes en establecimientos como tiendas de barrio, grandes superficies, billares, canchas de tejo y similares entre las 11 de la noche y las 10 de la mañana. Durante el horario de aplicación, la medida ha contribuido en la reducción del homicidio en un 24 por ciento; de las lesiones personales, en 12 por ciento; de las lesiones culposas por accidentes de tránsito, en 16 por ciento, y del homicidio culposo por accidente de tránsito, en 15 por ciento. Así mismo, de la mano con la Alcaldía Mayor continuamos liderando la generación de pactos de seguridad y convivencia, abrimos espacios a la movilización y la protesta, con el propósito de permitirle a la gente que empuñe una pancarta para hacer valer sus derechos, en lugar de un arma.

Estos esfuerzos, entre otros, se vieron reflejados en el reciente estudio de la Cámara de Comercio de Bogotá sobre seguridad, que encontró que la percepción de inseguridad ciudadana en la capital pasó de 63 por ciento en el primer semestre de 2010 al 57 por ciento en 2011. Bajó 6 puntos.

Nuestro legado para la próxima administración es haber pasado de la seguridad ciudadana a la seguridad humana y haber enfatizado en la importancia de la corresponsabilidad como principio fundamental en el manejo de la seguridad.

Por Mariella Barragán Beltrán,
Secretaría de Gobierno de Bogotá
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.