Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/01/23 00:00

¿Todos contra el gerente Diego Bravo?

En la administración analizan la salida del gerente del Acueducto por el desorden en las basuras.

El gerente del Acueducto espera la decisón del alcalde Petro. Foto: Guillermo Torres / SEMANA

El gerente del Acueducto de Bogotá, Diego Bravo, no la ha tenido fácil. El cambio de modelo de basuras que ha liderado junto al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, le ha costado las críticas de los opositores y al mismo tiempo de los aliados de la Administración Distrital. Este miércoles se volvió a escuchar su posible salida del cargo, pero el alcalde en un comunicado dejó implícito que el funcionario se quedaría. Al menos por ahora.

Quienes conocen el tema saben que los opositores buscan validar sus pronunciamientos por la mala decisión del cambio de modelo y lo que vino después con los camiones compactadotes de basura. Los otros, al parecer, quieren un ‘fusible’ para achacarle el desorden en el tema que ha sido el centro de la polémica en un año de administración Petro.
 
Este miércoles un rumor circuló por medios de comunicación y redes sociales sobre la salida de Diego Bravo de la dirección del Acueducto y Alcantarillado. Mientras el gerente asistía a un debate en el Concejo en el que anunció que iba a recusar a varios directores de los organismos de control por las declaraciones emitidas sobre las basuras, Petro negaba la salida de Bravo, pero dijo que habría un cambio.

“Va a haber una reestructuración de todo el grupo empresarial del Acueducto y aseo, comenzamos por la constitución de la empresa Aseo Bogotá, que va a ser una empresa que se va a dedicar específicamente a la actividad del aseo”. Con ello dejó entrever que podría haber cambios directivos.   

Pero cuando más dejó ver el eventual cambio fue cuando el alcalde dijo que “en medio de esa reestructuración hablaremos de quiénes serán sus gerentes”.  ¿Esto significa que en el cambio de las empresas, Bravo saldría?

Al concejal del Partido Verde Antonio Sanguino, quien ha liderado el debate de las basuras en el Concejo, no le cabe duda de que el responsable es el gerente EAAB. “Si alguien tiene responsabilidad directa de los sobrecostos es Diego Bravo”.  

En el mismo sentido, el concejal Jairo Cardozo, del MIRA, afirmó que la responsabilidad de asignar los compactadores para mantener el área limpia, como se pactó en el contrato 007 de 2012  era una obligación del Acueducto y no de Aguas de Bogotá. Otro incumplimiento del Acueducto fue no haber subcontratado la operación con una empresa idónea para prestar el servicio de aseo.

Y es que la salida de Bravo ha sido pedida desde la propia administración. Antes que finalizara el año y cuando se esperaba unidad en la Alcaldía, el secretario de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, pidió que Bravo renunciara al cargo.     

Al parecer, la renuncia era un tema decidido desde hace varias semanas, pero el alcalde quiso darle una salida digna al alto funcionario, que se había convertido en el hombre fuerte de la administración y gran defensor de la propuesta de basuras de Petro.   

Por ahora, Diego Bravo sólo ha dicho que el tema es del “resorte exclusivo” del alcalde y no sabe nada de su futuro en la empresa de Acueducto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×