Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/6/2014 12:00:00 AM

“Todos participamos en política, tan güevones”

Semana.com revela audios en los que el alcalde de Yumbo amenaza con despidir a los subalternos que no apoyen sus candidatos.

Al parecer el alcalde de Yumbo (Valle), Fernando David Murgueitio, presiona a sus subalternos para apoyar a los candidatos a Cámara y Senado, Ana Cristina Paz y Roy Barreras, respectivamente. La concejala del municipio Solanyel Nieto Zárate fue testigo del proselitismo electoral por parte del alcalde y habló con Semana.com sobre la situación.

Todo empezó en noviembre del año pasado, antes de que iniciara la temporada electoral y el bombardeo de las campañas de movimientos y partidos políticos en el país. Ana Cristina Paz, exsecretaria de Gobierno de la Alcaldía de Yumbo, curiosamente se lanzó a la Cámara de Representantes y entonces, inició cierta presión por parte del alcalde del municipio vallecaucano para que los empleados de su administración cumplieran con una serie de 'cuotas'.

Hace dos meses se agudizó la situación, según Solanyel, cuando Murgueitio se ideó una estrategia para que su exsecretaria Ana Cristina llegara a la Cámara a toda costa. Hasta entonces, la mujer no había tenido ningún vínculo con la política. Por esto y según lo que se escucha en uno de los audios, Cristina sería la ficha del alcalde dentro del Congreso, pues el objetivo de Murgueitio es llegar a ser senador en el 2018.

Después, cuando tenía clara su estrategia, empezó a estructurar la campaña de Cristina y contó, supuestamente, con el apoyo de Roy Barreras. En ese afán, empezó a hacer alianzas con otros municipios e inicialmente formó un equipo llamado G11 que terminó llamándose G51, haciendo referencia a la cantidad de personas que tenía el grupo.

La estrategia era simple, esas 51 personas serían los 'líderes' de su jugada política, encargados de conseguir, cada uno, una lista 50 personas que votarían a Cámara y Senado, por Cristina y Roy. 

La mayoría de líderes, son personas vinculadas al municipio, que pocas opciones tendrían de decir que no, para conservar su trabajo. Una de esas reuniones fue grabada por uno de los asistentes y en el audio se escucha al alcalde hablar de su jugada política, admite que está participando en política y que la persona que no colabore con sus objetivos saldría de la administración.

“Si nos comienzan a 'apretar' -en referencia a conseguir votos- con el médico -la profesión del alcalde-, en el caso mío que soy Umata, con el cabeza de Umata... (Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria y del Medio Ambiente)”, comienza a cuestionar uno de los asistentes a la reunión. A lo que el alcalde responde: “No se preocupe, que si se pone a ‘mariquear’ yo lo saco mañana”.


La denuncia más grave que hace la concejala, es que conoció que Murgueitio tenía un grupo político que se llamaba Compromiso Verde, el cual era liderado por su hermana Alba Murgueitio, que ha convocado desde hace dos meses a reuniones en donde presionaba a empleados del municipio para votar por estos dos candidatos.

“Este grupo citaba a las personas vinculadas al municipio por teléfono para que llegaran a la cede del grupo. Después, retenían sus teléfonos, llevaban a las personas por ejemplo a Pavas y en esa reunión el alcalde les explicaba la estrategia y les decía que debían conseguir al menos 50 votos que apoyaran a Cristina y Roy”, explicó la cabildante.

La gota que rebosó la copa fue la llamada que le hizo el alcalde hace aproximadamente un mes, en la cual, según ella, le dijo que el grupo de sus amigos vinculados a la Administración debían poner 50 votos para los candidatos mencionados. La concejala dijo que no le iba a colaborar con eso y denunció el caso en la emisora de Yumbo. 

En uno los audios también se escucha que el alcalde habla de la concejala y dice que es normal que los servidores públicos hagan proselitismo electoral. “¡Que van a hablar de mí, que participo en política, es que acaso cuál es el pecado, presidentes, gobernadores, todos estamos participando el política, donde está el picante, tan güevones!”, exclama exaltado Murgueitio.


Solanyel preocupada por esa situación fue a la casa del alcalde a tratar de mediar, pero se encontró con algo peor. El alcalde le dijo: “voy a enseñarle cómo es que se hace el trabajo”, enseguida cogió el teléfono, una de las listas y empezó a llamar a uno por uno de los nombres que estaban escritos y a preguntarles por quién votarían.

Entonces, si de los 50 que estaban ahí, 20 no decían que iban a votar por Cristina y Roy, los iba tachando y decía que el listado estaba muy pobre y que esa persona no iba más. Es decir, que el líder dueño del listado saldría de su administración próximamente por no cumplir la cuota. 

Esta semana, Murgueitio y Solanyel de nuevo se sentaron a mediar, pero el constreñimiento político del alcalde siguió igual de descarado. “Empezó a manipularme, me dijo que esto lo podíamos arreglar pero que tenía que retractarme públicamente. Finalmente, me dijo que me podían pasar muchas cosas, que él podía hacer cosas que yo ni alcanzaba a calcular y que estaba dispuesto a llegar hasta las últimas”, explicó la concejala.

Lo más grave del caso, es que la conversación la terminó el alcalde con la frase: “Roy tiene como resolver las cosas en la Fiscalía y tiene todo para defenderse, usted tiene mucho que perder, es su decisión”. 

Mientras tanto, Solanyel recurrió a Semana.com porque teme por su vida. “Él tiene muy buena relación con las autoridades de Yumbo, por eso me siento intimidada, hago responsable a Murgueitio de lo que me pueda pasar a mí y a las personas que asistieron a esa reunión grabada”, concluyó la concejala. 

En los audios que revela Semana.com, se escuchan las voces del alcalde, de Leonor Zapata, quien siempre ha estado involucrada en política, Diomar que trabaja en la Secretaría de Salud, Milton Medina empleado del Instituto Municipal de Cultura de Yumbo y Oscar Quintero contratista en Umata; una de estas personas fue quien entregó el audio. 

Semana.com habló con el alcalde de Yumbo quien negó haber presionado a sus subalternos por algún candidato.

“Yo hablo de estrategia política todos los días, es muy posible que cualquier persona me haya grabado, pero no considero haber cometido alguna irregularidad. Nunca he constreñido para votar por una persona, lo que hago es reconocer públicamente que, por ejemplo, Roy Barreras hizo una buena labor para el municipio porque ayudó a construir la calzada Cali–Yumbo, reconozco sus actuaciones en pro del municipio, soy amigo de Roy hace mucho tiempo, pero ese es otro cuento”, explico el alcalde. 

Además, el alcalde le devolvió la pelota a la concejala, pues dijo que lo extorsionaba. “Tengo una presión interna muy fuerte, Soranyel me extorsiona para que le dé espacios políticos y así no publicar dichos audios”, afirmó el gobernante.

“Lo que pasa es que la gente asocia ese reconocimiento que yo le hago a los políticos que le han ayudado al municipio con que supuestamente los estoy promocionando o financiando, y no es así”, enfatizó Murgueitio.
Finalmente, el alcalde del municipio del Valle del Cauca dijo: “si decir la verdad es participar en política, me tocará asumirlo”. 

Sin embargo, la Constitución y la Ley Estatutaria de Garantías Electorales, exigen que los servidores públicos tienen prohibido: acosar, presionar o determinar, en cualquier forma, a subalternos para que respalden alguna causa, campaña o controversia política; aducir razones de “buen servicio” para despedir funcionarios de carrera; difundir propaganda electoral a favor o en contra de cualquier partido, agrupación o movimiento político, a través de publicaciones, estaciones de televisión y de radio o imprenta pública.

El diario El País de Cali denunció un caso similar el mes pasado. Al parecer, 52 contratistas del Hospital La Florida Valle fueron despedidos por no cumplir con unas cuotas políticas, que también involucraban a Ana Cristina Paz. Lo más grave de todo es que seleccionaron a dedo a 120 personas para llenar esas vacantes, la mayoría procedentes de Yumbo, Valle.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.