Viernes, 24 de octubre de 2014

| 2010/11/12 00:00

Tragedia Armero: Iglesia busca testimonios de milagros de Omayra

La Diócesis de Líbano-Honda recibirá en su página de internet testimonios que permitan santificar a la niña que se convirtió en el símbolo de Armero. Párroco de Armero Guayabal dijo que la nueva tragedia del país es el invierno y solicitó al Gobierno ayuda para los damnificados.

Omayra murió atrapada en su casa que sepultó el lodo tras la erupción del volcán Nevado del Ruiz.

En la ceremonia de conmemoración de los 25 años de la erupción del volcán Nevado del Ruiz, el párroco de Armero Guayabal, Luis Fernando Betancur, comparó la tragedia de hace 25 años con la que viven los damnificados por el fuerte invierno en el país.

Por esta razón hizo una expresa solicitud al presidente Juan Manuel Santos para que se tomen las medidas y se realice la inversión necesaria para ayudar al millón 600 mil de afectados por las lluvias en esta segunda temporada invernal, que según el Ideam, es la más fuerte de los últimos 60 años.

Durante la ceremonia se anunció de manera oficial la iniciativa de la Diócesis de Líbano – Honda de recibir en su página web las historias de personas que crean que fueron beneficiadas de un milagro de Omayra Sánchez, la niña de 12 años que murió atrapada en su casa después de tres días de agonía.

La imagen de esta niña, que la iglesia espera sea santificada, le dio la vuelta al mundo y la convirtió en el símbolo de la tragedia causada por la erupción del volcán Nevado del Ruiz, hace 25 años.

Entre otras solicitudes hechas por el sacerdote está la revisión al problema pensional de la región e invitó al Presidente a indagar en dónde quedaron los millonarios recursos donados tras la tragedia y que nunca llegaron a manos de los damnificados.

Uno de los acuerdos a los que llegó el Gobierno es la adecuación de un terreno en Armero para construir un parque en honor a Omayra.

“Le preguntaba yo al Alcalde si existía el terreno para construir una de esas peticiones que nos hacía el Padre, de un parque, que lo bautizáramos el ‘Parque Omayra Sánchez’, allá en Armero, en el municipio, en algún sitio donde, como decía el Padre Betancur, los niños puedan ir a jugar", dijo el presidente Juan Manuel Santos.

Hace 25 años desapareció Armero
 
El país tenía aún frescas en la memoria las imágenes del holocausto del Palacio de Justicia cuando, justo una semana después, escuchaba en la radio la noticia de una tragedia mayor: la erupción del volcán Nevado del Ruiz que borró del mapa a una de las ciudades más prósperas en ese entonces en Colombia.

Estaba anunciado. Meses atrás expertos habían advertido del peligro y aún así la noche del 13 de noviembre de 1985 el volcán los sorprendió a todos. Cien millones de metros cúbicos de lodo, mezclado con piedras, cayeron sobre Armero y sepultaron a 23 mil de sus 25 mil habitantes.
 
Hoy se conmemoran 25 años de esta tragedia, una de las mayores de la historia del país, que dejó cicatrices difíciles de borrar: algunas por el arrepentimiento de quienes no escucharon las voces de alerta y otras de dolor, de aquellas familias que en una sola noche quedaron separadas o sin sus seres más queridos.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×