Jueves, 19 de enero de 2017

| 2016/02/20 19:02

Transmilenio: una de cada cinco puertas en estaciones está dañada

A la ciudad le cuesta más de $2.000 millones al año el mantenimiento de estas averías en el sistema. De las 2.589 que están habilitadas, 549 no sirven.

La troncal de las Américas tiene actualmente el 45 % de las puertas inservibles. Foto: Archivo SEMANA

Durante dos semanas, el concejal de Bogotá Juan Carlos Flórez recorrió con su equipo cada una de las 135 estaciones de Transmilenio que hay en la cuidad, verificando que actualmente hay 549 puertas dañadas que permanecen abiertas.

Según lo encontrado, la troncal de las Américas tiene actualmente el 45 % de las puertas inservibles. Una de las estaciones críticas es Ricaurte, en la que transitan en promedio 237.400 personas a diario y que conecta la troncal de NQS con la de las Américas.

Esta misma estación, de 21 puertas, 17 están en mal estado y en la zona de la NQS 13 están dañadas. Así las cosas, el 71% de presenta algún tipo de mal funcionamiento.

En otras troncales como la NQS sur, la estación Terreros tiene todas sus puertas dañadas. En estaciones como Simón Bolívar (NQS central) el 90 % de ellas no operan correctamente.

Algo similar ocurre en San Mateo (autopista Sur), en donde 23 de las 26 puertas habilitadas se encuentran dañadas, a pesar de que a diario transitan por esta estación un promedio de 80.000 personas.

Nuevas pero inservibles

En estaciones como las calles 45 y 57, en la troncal Caracas, algunas de las puertas ‘anticolados’ que apenas cumplen un año de uso y que tuvieron un costo unitario de 4,3 millones de pesos, ya están averiadas y permanecen abiertas permitiendo el ingreso de personas, en su mayoría estudiantes, sin pagar.

En algunas estaciones de la calle 80 y Caracas sur, según los testimonios de policías auxiliares, cuando son más de cuatro personas los colados que ingresan por las puertas a las estaciones, ellos prefieren abstenerse de detenerlos por temor a ser agredidos.

Esto sucede porque con frecuencia las personas que ingresan a las estaciones en grupos y sin pagar, usan la violencia contra los uniformados, que en número terminan siendo inferiores a los infractores.

Aún hoy no hay una solución integral a las puertas dañadas en Transmilenio a pesar de que la gerente del sistema, Alexandra Rojas, anunció desde el 15 de enero la creación de una gerencia ‘anticolados’ y un aumento de los operativos policiales para solucionar este problema.

Preocupa que los anuncios se hayan quedado sólo en palabras, mientras el fenómeno de los ‘colados’ persiste y tiende a empeorar debido a la falta de acciones contundentes e inmediatas frente al mal estado de las puertas en el sistema, que terminan, literalmente, abriéndoles a miles de personas, diariamente, el camino para ingresar a las estaciones sin pagar.

De los 2,5 millones de usuarios que diariamente moviliza Transmilenio en la capital, alrededor de unas 67.700 personas ingresan al sistema sin pagar, lo que representa pérdidas aproximadamente por 3.600 millones de pesos mensuales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.