Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2001 12:00:00 AM

Tras las huellas

El Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía cambia de director. En el balance, su modernización le permitió combatir el delito en todas sus formas.

Cuando Alfonso Gomez se posesionó en 1997 como Fiscal General advirtió que uno de sus objetivos iba a ser el fortalecimiento de la estructura investigativa. Se empeñó en modernizar y capacitar el órgano que le iba a permitir cumplir con sus objetivos. Para esa tarea puso al frente del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) a Pablo Elías González Monguí, un chaparraluno, abogado de la Universidad Libre y con especializaciones en el Externado. Hoy, tres años después de intensas labores, González se retira del CTI al ser designado como fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia. En su reemplazo llega el general (r) Ismael Trujillo Polanco, experto en el tema de las drogas y con toda la experiencia de un viejo policía. González entrega un cuerpo de investigaciones moderno, más ágil y equipado a la altura de otros organismos de inteligencia. Como él mismo explica, la “iniciativa investigativa” fue el secreto. “Se pasó de cumplir las misiones de trabajo de los fiscales a la investigación en equipo y de campo”, concluyó el funcionario. Además de la capacitación de los 5.000 investigadores del CTI en criminalística y ciencias forenses (en Estados Unidos con el FBI, en Francia y Canadá) se adquirieron equipos fundamentales para agilizar el análisis de las pruebas. Equipos electrónicos para la interceptación de llamadas telefónicas y de celulares, tres laboratorios móviles (en Bogotá y Medellín) computarizados para el estudio inmediato de todo tipo de elementos, un laboratorio de ADN para la identificación de personas, un equipo Afis para el cotejo de huellas dactilares, que ya tiene archivadas cerca de 200.000 de personas que han tenido problemas con la justicia, y otro equipo Ifis, que permite el registro y rastreo de vainillas y proyectiles de armas de fuego. Con todo esto la Fiscalía ha logrado importantes avances en investigaciones contra la corrupción, el lavado de activos, el narcotráfico, los grupos armados y de delincuencia común. Los casos en los que se mezclaron el trabajo duro y la técnica avanzada produjeron excelentes resultados: después de estar dos años perdido se logró la recuperación de Diego, el niño secuestrado por una falsa enfermera en la clínica del Country; la captura de Luis Alfredo Garavito, quien terminó confesando la violación y el asesinato de cerca de 200 niños, así como la identificación de uno de los desaparecidos en los hechos del Palacio de Justicia. También se logró dar golpes importantes para el desarrollo de las investigaciones: la captura del zar de las esmeraldas Víctor Carranza, involucrado en procesos de secuestro y paramilitarismo; la detención del coronel del Ejército Bernardo Ruiz Silva, acusado de haber participado en el crimen de Alvaro Gómez cuando se desempeñaba como jefe de la XX Brigada de Inteligencia; la captura de Gustavo Upegui, presidente del Envigado Fútbol Club, señalado de patrocinar grupos armados (uno de ellos La Terraza); la detención de Angel Gaitán Mahecha (por conformación de grupos de justicia privada) durante una fiesta en la que participaban políticos detenidos por el proceso 8.000, y la captura de cabecillas y jefes de finanzas de las Farc y el ELN. Además se establecieron responsabilidades en masacres y secuestros a los grupos guerrilleros. Aunque González Monguí es consciente de que no todo fue color de rosa y de que faltó trabajo por hacer lo cierto es que, después de tres años, el CTI está en capacidad de investigar cualquier delito en cualquier parte del territorio colombiano. Una misión que ahora asumirá el general Trujillo Polanco.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?