Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/27/2017 12:11:00 PM

Escándalo sexual: marines gringos fueron robados y drogados por prostitutas en Bogotá

Tres oficiales estadounidenses están siendo investigados por una noche de copas que se salió de control en febrero en la ciudad de Bogotá.

De acuerdo con el reporte preliminar de la marina estadounidense al que tuvo acceso el Miami Herald, el coronel Roger McDuffie y los mayores Andrew Mueller y Mauricio Sáenz conocieron a cuatro mujeres colombianas en un bar de Bogotá el 3 de febrero de 2017, durante una noche de juerga. Los tres norteamericanos fueron drogados con burundanga y despojados de un material perteneciente al Gobierno Federal norteamericano.

Según el diario, los oficiales habían acudido a un encuentro con sus homólogos colombianos que inició el 31 de enero y concluyó el 3 de febrero en el hotel Jazz Blue Doors. En el lugar adelantaron un ciclo de conferencias destinadas a planear las futuras operaciones que realizaría en conjunto el cuerpo de Marines estadounidenses con las fuezas colombianas; pero la última noche se descontroló.

Recomendamos: El manual gringo para entender a Colombia

Para celebrar la culminación de la cumbre, empezaron la fiesta tomando en la casa de un marine agregado de la embajada norteamericana, antes de moverse al Ugly American Bar & Grill, un bar popular entre los trabajadores expatriados de ese país.

En ese momento, algunos de los marines se regresaron al hotel mientras que McDuffie, Mueller y Sáenz se dirigieron al Colombian Pub, donde conocieron a las cuatro mujeres e iniciaron las rondas de aguardientes. Con estas mismas chicas, el trio se movió luego al bar llamado Baracoa en la zona de Galerías antes de devolverse al hotel en compañía de ellas. Esto ocurrió a eso de las 4:30 de la mañana, informó el reporte del Coronel Michael Farrell, encargado de la investigación.

Durante esa aventura, dos de los hombres -que están casados- fueron drogados con Benzodiazepine y fueron robados en sus cuartos, en tanto que el tercero se encerró con otras dos mujeres en su camerino.

A Mc Duffie y a Mueller les quitaron sus laptos y Ipads personales, además de los aparatos del gobierno y el efectivo que trajeron consigo a Colombia, lo que les podría valer enfrentar un procedimiento administrativo o judicial por "conducta impropia para un oficial". Además de que algunas de sus actividades fueron captadas por las cámaras del hotel, el coronel y los dos mayores terminaron en el Hospital el 4 de febrero, lo que les hizo perder el vuelo de regreso a casa.

Puedes leer: Sexi-escándalo: los secretos del servicio

Esta no es la primera ocasión en la que ocurre un incidente como este, que involucra a agentes estadounidenses en Colombia. En 2012, poco antes de la Cumbre de las Américas en Cartagena, agentes del servicio secreto norteamericano se vieron involucrados en un lío con prostitutas justo antes de la llegada del presidente Barack Obama al evento. En esa ocasión, el escándalo estalló porque uno de los agentes rechazó entregarle el dinero acordado a la escort conocida como Dania.

A pesar de que McDuffie, Mueller y Saenz habían sido capacitados en "los peligros asociados con el uso escopolamina para incapacitar y robar a sus víctimas" (SERE), según el Miami Herald y que dos de ellos habían tomado el primer nivel del curso antiterrorismo que es un pre requisito para viajar a Colombia, no resistieron a los efectos de las drogas combinadas con el consumo de alcohol prolongado durante cerca de 11 horas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.