Lunes, 1 de septiembre de 2014

Tres pesos pesados de la política se podrían encontrar en el Congreso. SEMANA

| 2013/01/18 00:00

Tres titanes que podrían toparse en el Capitolio

El Congreso en el 2014 sería una auténtica caldera. Álvaro Uribe, Germán Vargas y Jorge Robledo ¿protagonistas de debates?

Un auténtico hervidero, con debates para alquilar balcón. Así podría ser el Congreso modelo 2014 si los rumores sobre estrategias y apuestas electorales se llegan a confirmar. Tres pesos pesados de la política nacional podrían coincidir en el Capitolio en calidad de senadores. Jurídicamente, están habilitados para serlo. Políticamente, cuentan con máximas credenciales.

Álvaro Uribe Vélez, primer presidente de Colombia en reelegirse de forma inmediata y con el respaldo de algo más de siete millones de votos; Germán Vargas Lleras, ministro de Vivienda y exministro del Interior del gobierno Santos, 13 años como senador; Jorge Enrique Robledo, mejor senador del 2012, según 5.000 líderes de opinión, y principal referente del Polo Democrático, único partido de oposición.

Ellos tres podrían ser los protagonistas estelares de la feroz contienda política por el poder legislativo del próximo año, cuando, además de la presidencia de la República, el Puro Centro Democrático de Uribe, la Unidad Nacional de Santos y las diferentes tendencias de la izquierda democrática también se disputen las mayorías parlamentarias.

Uribe, senador

Las cábalas y especulaciones de comienzos del 2013 indican que la plataforma ideológica denominada Puro Centro Democrático, que Álvaro Uribe presentó con bombos y platillos en el Club El Nogal, el día del homenaje a Fernando Londoño, apostará a conquistar por lo menos el 30 % del Congreso. Lo intentará con una lista de candidatos al Senado que podría ser encabezada por el propio expresidente.

Un escenario que lleva tiempo ventilándose y que este jueves cobró un nuevo impulso. Porque en horas de la mañana, en una entrevista con Radio Santa Fe, Uribe reveló que “no está descartado” que su nombre lidere la lista. “Nosotros –dijo Uribe- nos mantenemos en la lucha, está definido que daremos la batalla, lo que está por aclararse es si mi persona será candidato”. Y al medio día, Caracol Radio informó que Uribe ya se habría decidido a encabezar la lista y citó como fuente a al ex vicepresidente Francisco Santos.   

Si Uribe se decide, el expresidente regresaría al tarjetón y lo haría jalonando una lista cerrada. Es decir, en la que en solitario recogería todos los votos, y amparado en sus resultados, pueda conseguir un importante número de curules. “Su sola presencia en el tarjetón puede arrastrar a por lo menos 25 senadores”, según los cálculos de un actual congresista de La U y que suena para acompañar a Uribe. La lista no tendría el aval del Partido de La U, del que Uribe es militante. Sería inscrita por firmas de ciudadanos.

Vargas Lleras, senador   

La
presencia de Uribe en el debate no deja de inquietar a la Unidad Nacional de Santos, una coalición que hoy integran La U, el Partido Conservador, el liberalismo, Cambio Radical y el Partido Verde, y que actualmente controla algo más del 85 por ciento del Congreso.

Los más inquietos pueden ser los conservadores y ‘la U’. Ambos sienten que Uribe les puede quitar las banderas ideológicas, no en vano fueron los principales socios políticos en los ocho años de su gobierno. Pero el resto de la coalición también está obligado a presentar candidatos fuertes al Senado para pelearse con Uribe los votos en las urnas.

Un escenario que se discute en la Unidad Nacional es el regreso de Germán Vargas Lleras al Senado. Apenas es una hipótesis. Pero está alimentado por el poderío electoral de Vargas Lleras -la mayor votación de un congresista colombiano en toda su historia, cuando en el 2006 alcanzó 223.330 votos, y su partido, Cambio Radical, obtuvo 17 curules en el Senado-, así como por sus recientes antecedentes como ministro del Interior, y de Vivienda, donde lidera el programa de las 100.000 casa gratis en todo el país.

La hipótesis, incluso, fue ventilada por el propio presidente Juan Manuel Santos en Hora 20 de Caracol Radio, el pasado 14 de enero, cuando confesó que el escenario se ha discutido. “Habrá muchos funcionarios que van a querer no inhabilitarse, bien sea para encabezar una lista en el Congreso. Me gustaría que varios de los funcionarios y de los colaboradores míos participaran en las listas”.

Vargas Lleras tendrá dos meses. Si no quiere inhabilitarse para hacerlo, deberá renunciar en marzo a su cargo en el gobierno.

Robledo, senador

El que ya tomó la decisión es Jorge Enrique Robledo. Lo hizo el pasado mes de noviembre cuando declinó a sus intenciones de ser el candidato presidencial del Polo, en beneficio de Clara López, y aceptó ser la cabeza de lista de candidatos al Senado de este partido, que tiene la particularidad de haber sido el único en hacerle oposición tanto al gobierno de Uribe como al de Santos.

Robledo aceptó ser candidato por razones de supervivencia. Las disidencias de la izquierda le han minado presencia al Polo, que, según las normas electorales, estaría en la obligación de sacar 450.000 votos para seguir vigente. Este senador caldense ha demostrado su capacidad de duplicar su caudal electoral casi que en tiempo récord, pues pasó de 40.000 votos en el 2002 a 80.000 en el 2006 y a 152.936 en el 2010. Por eso su presencia en el próximo Congreso está casi garantizada y, según le confesó a Semana.com, está dispuesto “a dar la pelea con quien sea”.

El Capitolio podría tener un momento histórico a partir del 2014, pues tres pesos pesados de la política podrían batirse durante cuatro años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×