Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/12/09 00:00

Tres visiones distintas sobre el desempeño de Colombia en DD.HH.

Hoy miércoles Colombia presenta examen de derechos humanos ante el Consejo experto de las Naciones Unidas. Para evaluar al país, éste tiene en sus manos informes bien contradictorios: el del gobierno, el de las ONG y el del Alto Comisionado del tema en Bogotá.

Las ejecuciones extrajudiciales preocupan a las organizaciones no gubernamentales y al gobierno. Foto: Foto: AP

Este 10 de diciembre le toca el turno a Colombia de presentar el Examen Periódico Universal, creado por la ONU para evaluar a todos los países que la conforman, en materia de derechos humanos.

Los turnos para que cada país vaya sometiéndose a la prueba fueron escogidos por concurso, pero Colombia decidió voluntariamente presentarlo este año. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU evaluará cómo está Colombia en esa materia con base en tres informes. Uno es el que presentó el gobierno el pasado primero de septiembre; el otro, lo presenta la Alta Comisionada de Naciones Unidas en Colombia con información propia y la que le dan algunas organizaciones colombianas expertas en el tema; y el tercero es el elaborado por una amplia gama de ONG y activistas en este campo.

Como era de esperar, son opuestas las visiones de las ONG y el gobierno sobre el panorama de derechos humanos en el país. Ambas versiones hacen especial énfasis en los derechos humanos a la vida, la libertad, la propiedad individual, la vivienda y sindicales, pero vistos desde orillas distintas. Si el gobierno ve el vaso medio lleno en cada rubro, es decir, cuánto y cómo hemos avanzado, las organizaciones civiles lo ven medio vacío, es decir, cuánto nos falta.

El asesinato a sindicalistas en aumento en 2008, el crecimiento en el número de ejecuciones extrajudiciales por parte de la Fuerza Pública en los últimos años, la persistencia del desplazamiento forzado que no cesa, todas son violaciones a los derechos humanos que preocupan a gobierno y a organizaciones civiles. La diferencia que es que el gobierno asegura que ha realizado un esfuerzo genuino para crear instituciones o fortalecer las que hay para mejorar la situación, mientras que para las ONG no se destinan los recursos suficientes ni se toman medidas enérgicas y efectivas para cambiar el actual estado de cosas.

En el análisis de otros derechos, como los sociales y económicos, las versiones son aún más distantes, pues mientras el gobierno sólo pone la luz en los logros, las organizaciones civiles la pone en las carencias. Así por ejemplo, mientras el gobierno destaca cómo aumentó el número de personas con carnet para recibir atención en salud, las ONG destacan la debilidad estatal en la prevención de epidemias y la crisis hospitalaria.
 
La versión de la Alta Comisionada de Naciones Unidas en Colombia habla de la persistencia de un conflicto armado y de impunidad en la justicia. Sin embargo, reconoce como un logro que el tema de derechos humanos se haya puesto como prioridad en los organismos públicos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.