Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/27/2015 5:00:00 PM

“¿El interés de la secretaría es ambiental o cambiar los tenedores actuales de las vallas?”

Tulio Ángel, presidente de Asomedios, da su punto de vista sobre el debate de las vallas en Bogotá.

Desde cuando el Concejo de Bogotá aprobó el pasado 24 de febrero un acuerdo que, entre otras cosas, establece un término de vigencia de tres años, prorrogable por tres años más, para las vallas en Bogotá, se ha encendido un gran debate en torno a los intereses que llevaron a tomar esa decisión. La principal contradictora ha sido Susana Muhamad, secretaria de Medio Ambiente de Bogotá, quien ha afirmado que este acuerdo va en contra del medio ambiente en Bogotá y frena la libre competencia en el negocio de vallas.

Tulio Ángel, presidente de Asomedios, responde las críticas de la secretaria, y cuestiona los intereses que hay detrás de sus pronunciamientos. Sin embargo, confía en que el alcalde Petro sancionará el acuerdo, que permitirá tener un estudio técnico para fijar reglas de juego claras en el sector de la publicidad exterior en Bogotá, que garantiza que los bogotanos tengan una ciudad moderna, innovadora e incluyente.

SEMANA.COM: ¿El Concejo le hizo el favor a los valleros tradicionales de mantenerles el negocio?

Tulio Ángel: No. El acuerdo del Concejo lo que hace es fijar unas reglas, en ejercicio de su competencia, sobre los términos de vigencia que deben tener las vallas, las vallas de obra, la publicidad en el espacio público y en el mobiliario urbano.  

SEMANA.COM: ¿Entonces por qué la secretaria de medio ambiente ha dicho que se crean condiciones inequitativas para quienes quieren entrar al negocio de las vallas?

T. A.: Lo primero que hay que aclarar es que el Concejo no solo definió el plazo de vigencia de los registros de las vallas. También le dio un plazo de un año a la Secretaría de Medio Ambiente para que haga un estudio técnico que sirva de base para la presentación ante el Concejo de un estatuto integral de publicidad exterior y fijó un término para el sistema de información que permitirá tener un control real sobre todas las vallas, pero también sobre avisos, pendones, pasacalles.

El acuerdo del Concejo permite que cualquier persona interesada ponga una valla, siempre y cuando cumpla las reglas de la administración.

SEMANA.COM: Pero la secretaria afirma que permitir prórrogas de los registros por tres años, va a implicar que sólo los pocos empresarios que manejan las vallas en Bogotá puedan acceder al registro.

T. A.: Es importante aclarar que según la misma Secretaría de Medio Ambiente, hay 102 empresarios formales de vallas, y que este número no se había podido aumentar porque la secretaría ni siquiera aceptaba las radicaciones de nuevas vallas hasta el año pasado.

Ahora, el Concejo no cambió los requisitos que se exigen actualmente para acceder a estos registros. O sea que quien tenga interés y cumpla con las condiciones normativas, puede instalar vallas en Bogotá.

SEMANA.COM: ¿No hay una limitación para el número de vallas?

T. A.: No. Las limitaciones las dan el tipo de vía, el uso del suelo y la distancia entre las vallas.

SEMANA.COM: Entonces, ¿por qué insiste la administración en que el acuerdo del Concejo va a tener un impacto ambiental sobre la ciudad?

T. A.: Muy buena pregunta. Eso es lo que no entiendo. Parece que se está escudando en un tema ambiental que no es relevante para los bogotanos porque según una encuesta de Cifras y Conceptos, sólo el 2 % dice que la publicidad exterior genera contaminación ambiental. Lo que más les preocupa a los bogotanos son la contaminación del aire, la disposición inadecuada de las basuras y el ruido.

Eso hace pensar que lo que aparece como fondo es el tema de la continuidad de unos señores que tienen unas empresas lícitas, que generan empleo y desarrollo para la ciudad, pero a quienes los quieren obligar a desmontar las vallas y liquidar sus empresas. Yo me pregunto: ¿el interés de la secretaria es ambiental o es cambiar a quienes son los tenedores actuales de la publicidad exterior en Bogotá?

SEMANA.COM: Pero ella ha dicho que el sistema de prórrogas estipulado por el Concejo va en contra de la reglamentación ambiental porque supera los 10 años máximos autorizados.

T. A.: Efectivamente, existe una reglamentación que habla de un tope de 10 años, pero es aplicable exclusivamente a las licencias sobre bienes de dominio público. Por tanto cabe aclarar que las vallas se encuentran en espacios cuyo suelo es privado y su afectación aérea está por debajo de los 24 metros fijados por la legislación de la ciudad. Por tanto, ese tope de 10 años no aplica para las vallas.

SEMANA.COM: ¿Usted cree que lo que ella pretende es sacar a los empresarios tradicionales de vallas del negocio?

T. A.: Yo me negaría a creer eso. Pero lamentablemente todas las declaraciones de la señora secretaria de medio ambiente, con mucho respeto, están más enfocadas a determinar la continuidad del negocio, que la ventaja o desventaja ambiental.

SEMANA.COM: ¿Y qué pasa con las vallas que se montan sin registro?

T. A.: Los 102 empresarios formales nunca montan una valla sin registro. Pero hay que reconocer que en esta, como en otras actividades, hay informalidad que se ve avalada por la falta de una pronta gestión de las autoridades pertinentes.

SEMANA.COM: Si le preocupa este tema, ¿por qué presume la secretaria que ustedes, como gremio, estaban interesados en retirar del articulado el plan de descongestión?

T. A.: Nosotros hemos sido los más interesados en tramitar un artículo de descongestión que permita que la secretaría de medio ambiente se ponga al día en los registros. Como le consta a la Secretaría de medio ambiente, hemos enviado peticiones, tutelas, acciones de cumplimiento, solicitudes respetuosas… para que ello se efectúe. Y somos los primeros en lamentar que dicho artículo no fuera aprobado en el Concejo. Esa es una pregunta que le debe hacer la secretaría a las bancadas que votaron en contra del mismo.

SEMANA.COM: ¿Está defendiendo a los concejales?

T. A.: Primero, yo no conozco a la mayoría de los concejales de Bogotá, no soy amigo de ellos. Segundo, es irrespetuoso cuestionar un trámite que lleva tres años, que se ha debatido, estudiado, y avalado por la Procuraduría delegada para el medio ambiente. Lo que sí creo es en la facultad del Concejo para decidir lo que es bueno o no para la ciudad. Pensar que el órgano legislativo de la ciudad, que es nombrado por los bogotanos y por Constitución y ley es el competente en dicha materia, no puede legislar sobre el tema, es por decir lo menos un irrespeto.

SEMANA.COM: ¿Piensa que Petro objetará el acuerdo?

T. A.: Yo creo ante todo que el alcalde Petro es un demócrata que respeta los conceptos del Concejo. Habrá consensos y disensos, pero yo creería que una decisión democrática válida nose  puede objetar porque la secretaria parecería ser una mala perdedora. No creo que el alcalde se centre en la posición de la secretaria que se siente derrotada. Sería desconocer la democracia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.