Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/11/2015 11:00:00 AM

Cayó la banda de jóvenes que asesinó a un niño en Tuluá

Policía capturó a tres adolescentes por el asesinato de un menor de 13 años.

Cuando el país aún no se repone por la reciente masacre ocurrida en Florencia, Caquetá y donde las cuatro víctimas fatales eran niños, la policía de Valle del Cauca propinó un golpe que puso al descubierto otro hecho igual de aberrante.

Se trata de la captura de tres menores de 16 y 17 años de edad, señalados de ser los jefes de una temida banda delincuencial conocida como 'Siete canchas' y que atemorizaba a los habitantes de Tuluá, en el centro del departamento.

Lo que es peor, esa banda está señalada por las autoridades como los autores materiales del crimen de otro niño, sucedido el pasado martes 3 de febrero en Tuluá. La víctima fatal fue identificada como Leonardo Borrero Ramos, de apenas 13 años de edad, quien fue asesinado con arma blanca. Posteriormente, su cuerpo fue desmembrado para ser enterrado en un cañaduzal.

Versiones de dos testigos que iban con el niño en el momento que fue abordado por los jefes de la banda, indican que ese crimen fue producto de un simple acto de intolerancia, ya que el menor habría cruzado una de las temidas fronteras invisibles que imponen los delincuentes en varias ciudades del país.

Luego se supo que el menor vivía en Cali y llegó a Tuluá a pasar vacaciones en casa de un tío.

Fuentes oficiales detallaron que el niño asesinado y sus dos acompañantes adultos, que lograron escapar, llegaron a ese lugar del barrio Villa Liliana con la intención de comprar marihuana.

“Al ser abordados por los miembros de la banda 'Siete canchas' se desata una discusión entre el niño y uno de los pandilleros, que dió la orden de llevarlo por la fuerza hacia el cañaduzal”, explicó la fuente.

Ese relato que ya está en poder de las autoridades que investigan el caso, permitió actuar contra la temida banda desarticulada este miércoles.

En la operación policial capturaron a tres de los cuatro miembros de la banda. El otro de los menores, que ya está identificado, sigue prófugo.

Por otro lado, información de inteligencia policial concluyó que esa banda de adolescentes pertenecía a la estructura criminal que lideraba el temido Óscar Darío Restrepo, 'Porrón', capturado en Jamundí (Valle) el pasado viernes 6 de febrero.

El coronel Mauricio Pérez, subcomandante de la Policía en el departamento, explicó que esa agrupación delincuencial “estaba conformada por menores de edad, que venían cometiendo hechos punibles con el ánimo de ganar fama y reputación ante la sociedad”.

En efecto, la investigación arrojó que la banda está sindicada de varios hechos de sangre, “asímismo del tráfico local de estupefacientes, extorsión, hurto y desplazamiento de personas en el centro del Valle, con injerencia en el sector conocido como 'Siete canchas' del barrio Villa Liliana”, dice un comunicado oficial.

Lo absurdo de esta historia judicial, es que hace una semana el mundo entero se escandalizó con las imágenes que mostraban cómo extremistas del Estado Islámico quemaban vivo a un piloto jordano.

Mientras tanto, en Colombia nadie se inmuta ante las escalofriantes revelaciones sobre cómo un grupo de adolescentes descuartiza a otro niño por 'invadir' su territorio y simples agresiones verbales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.