Viernes, 26 de diciembre de 2014

| 2013/04/25 00:00

¿'Tumbará' el Procurador a Petro?

El Ministerio Público cerró la etapa de pruebas en el proceso por las basuras.

Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Foto: Archivo SEMANA

La situación política en Bogotá atraviesa una paradoja. Después de varios días, en los que parecía que la normalidad reinaba en el Palacio Liévano, el alcalde mayor, Gustavo Petro, volvió a trinar este jueves con una palabra explosiva: “destitución”.

En efecto, el mandatario escribió: “Buscar por el camino fácil de la destitución lo que no pudieron lograr por las urnas, solo busca sabotear la esperanza de la paz”. Y luego agregó: “Grupos de personas que creen ser iluminados por razones extraterrenales se aprestan a violar el voto popular, Procurador no debe escucharlos”.

Y, por si fuera poco, lanzó una advertencia: “En cualquier caso, cualquier violación al voto popular en Bogotá debe ser respondida con tranquilidad y con la mejor movilización por la paz”.

Sus trinos obedecen a un asunto que lo inquieta y es una pregunta que muchos se hacen en la calle: ¿Lo 'tumbará' el procurador general de la Nación? El Ministerio Público tendrá un mes para evaluar si formula cargos contra Petro por las presuntas faltas de prevención y estudios para la implementación del nuevo esquema de basuras en la capital.

La Procuraduría ya dio un paso adelante en la investigación contra el alcalde por ese colapso, registrado entre los días 18, 19 y 20 de diciembre del 2012. Fuentes del organismo disciplinario han confirmado que el proceso seguirá adelante con un pliego de cargos.

Semana.com tuvo acceso al auto del cierre de la investigación contra el primer mandatario distrital, en el que se deja claro que, siguiendo el código disciplinario único, se expide un “auto a las partes para formalizar e indicar que la etapa de pruebas ha terminado por parte del Ministerio Público”.

Por lo anterior, solo existen dos caminos para el mandatario, el primero es un pliego de cargos en su contra y el segundo es el archivo de la investigación.

El origen de la investigación se dio en las más de 100 quejas radicadas ante el ente disciplinario por parte de ciudadanos, políticos y defensores de los derechos ambientales. Los reclamos motivaron a la Procuraduría a realizar una investigación por la ‘abrupta’ forma en la que fue cambiado el esquema de recolección, barrido y limpieza de la capital.

Según el auto de cierre, la investigación contra Petro se abrió “por presuntas conductas irregulares, relacionadas con la prestación del servicio público de aseo y otras de naturaleza contractual y administrativa”.

Un grupo elite de investigadores de la Procuraduría se desplegó por Bogotá en los días del caos para analizar circunstancias ambientales, sociales y administrativas, que fueron las consecuencias de la decisión del alcalde.

Dentro de las pruebas que tiene la Procuraduría y que practicó durante cuatro meses, se destacan aspectos como “la falta de planeación y un presunto detrimento patrimonial por la cancelación de los contratos a los operadores privados de recolección de basuras y la contratación de volquetas para el esquema de recolección de desechos diseñados por la Administración Distrital”.

Igualmente se resaltan los tres informes realizados por la Procuraduría delegada en asuntos ambientales, en los que se evidenció un aumento en la contaminación ambiental y en la ubicación de residuos sólidos en las calles de la ciudad.

De acuerdo a dichos informes, las localidades más afectadas con el caos de las basuras, en orden de afectación, fueron Suba, Engativá, Usme, Usaquén y Chapinero.

Igualmente se han tenido en cuenta versiones de otros funcionarios públicos involucrados en el escándalo  como el entonces gerente del Acueducto de Bogotá, Diego Bravo; y tres directores de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp): Guillermo Asprilla, Henry Romero y Nelly Mogollón, vinculados a la aplicación del esquema de basura.

En las últimas horas se conoció, además, que el alcalde Petro ya no tiene abogado. Al parecer, Daniel Prado renunció a defender al mandatario tras alegar "falta de garantías" en el Ministerio Público.

Así las cosas, el futuro del alcalde Petro comienza a nublarse por la ‘andanada’ de investigaciones penales y disciplinarias en su contra debido al caos en la implementación del esquema de basuras. Con este cierre de investigación, la Sala Disciplinaria de la Procuraduría tiene en sus manos el futuro del mandatario, quien a ‘capa y espada’ defiende su idea y sale ‘airoso’ con los nuevos camiones recolectores de basura.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×