Jueves, 19 de enero de 2017

| 2002/08/26 00:00

Ultimo recurso

La familia de Doris Adriana Niño, la víctima en el caso de Diomedes Díaz, interpondrá casación contra la sentencia que redujo a 36 meses la condena del cantante.

La familia de Doris Adriana Niño no quedó satisfecha con el fallo de segunda instancia, que redujo a 36 meses la condena por homicidio contra Diomedes Díaz

El lío jurídico del cantante Diomedes Díaz por la muerte de Doris Adriana Niño no ha terminado aún. El fallo proferido la semana pasada por el Tribunal Superior de Bogotá se convirtió de nuevo en fuente de controversia entre quienes han seguido el caso. La providencia judicial de segunda instancia rebajó a 37 meses la condena inicial que le había sido impuesta al artista. Lo cual querría decir que no estaría muy lejos de dejar atrás este episodio trágico.

Pero el fallo no fue del todo favorable al 'Cacique de la Junta', como lo bautizó el desaparecido Rafael Orozco. El Tribunal no le concedió la casa por cárcel, lo cual para algunos carece de importancia dado que Díaz se encuentra en la 'clandestinidad' en algún lugar de la Costa norte. Y confirmó el fallo del juez de primera instancia, que obliga a Diomedes a pagarle a la familia de Doris Adriana una indemnización de más de 35 millones de pesos.

En cualquier caso el fallo constituye un viraje sorprendente. En enero del año pasado el 'Cacique de la Junta' fue condenado por el juez 46 penal de Bogotá a 12 años y seis meses de cárcel por el homicidio preterintencional de la joven. Esto quería decir, según consta en la sentencia, que la noche del incidente en 1997 Diomedes usó la fuerza contra Doris Adriana cuando, en un intento por acallarla o controlarla, le tapó con la mano la nariz y la boca, lo que a la postre le ocasionó la muerte por asfixia. Para el juez del caso era claro entonces que el deceso "se produjo a raíz del acto lesivo que le impidió la realización de una función vital para el ser humano como es la de respirar, resultado que aunque era previsible, no fue querido inicialmente por el cantante". En otras palabras, que Diomedes era consciente de que con su acción iba a hacerle daño a su amiga pero que nunca tuvo la intención de asesinarla.

La decisión judicial fue un duro golpe para el cantautor vallenato, que se encuentra prófugo de la justicia desde agosto de 2000 y el 26 de mayo pasado cumplió 45 años. Por recomendación de sus amigos Diomedes cambió de abogado y contrató a Yesid Reyes, considerado un peso pesado en el mundo del derecho, para que apelara la sentencia. Este jurista se concentró en demostrar que el homicidio había sido culposo, con lo que conseguiría una pena menor para su cliente y hasta su posible excarcelación. Y obtuvo un éxito parcial.

Pero este no es el punto final de la historia. La familia de la joven les pidió a los abogados Jaime Lombana y Diego Corredor, también muy fuertes en el medio de los penalistas, que tomaran el caso. Ahora ellos van a presentar un recurso de casación contra la sentencia del Tribunal ante la Corte Suprema. Ante esta instancia van a sustentar la tesis de que la muerte de Doris Adriana no fue un homicidio culposo ni preterintencional sino un asesinato voluntario e intencional por lo cual Diomedes debería tener una condena de más de 15 años. Los juristas esperan que la casación, en caso de ser aceptada, sea resuelta en menos de un año. Este fallo será definitivo y decidirá, de una vez por todas, la suerte jurídica del 'Cacique de la Junta'. Lo que nadie se explica es que Díaz, con un embrollo penal de esas dimensiones, siga tranquilamente escondido a plena luz del día, e incluso lance discos desde la 'clandestinidad'.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.