Viernes, 19 de diciembre de 2014

| 2011/08/23 00:00

Un conductor asegura que joven grafitero asaltó su buseta

El hombre afirma que el menor de edad participó del robo y estaba armado. La fiscal general de la Nación, Viviane Morales, explicó que el caso está en investigación.

Diego Felipe Becerra. Foto: suministrada a Semana.com

Diego Felipe Becerra, de 16 años, fue asesinado por un policía. Las versiones de sus amigos y familiares afirman que el hecho ocurrió mientras pintaba un grafiti en el norte de Bogotá, sin embargo, este martes se conoció la versión de un hombre que dice ser el conductor de la buseta que, según él, fue abordada por el joven.
 
El conductor interpuso este lunes una denuncia por asalto, hecho que habría desencadenado la persecución policial en la que, según la versión de las autoridades, murió el joven.

En declaraciones a La FM el conductor, que prefirió guardar su identidad, describió cómo cuatro jóvenes ingresaron al autobús que conducía y lo asaltaron junto a los pasajeros que  viajaban en el vehículo. Uno de los ladrones, según el testimonio, es Diego Felipe Becerra.

El señor asegura que cuatro jóvenes entre 16 y 17 años, entre ellos una mujer, ingresaron al automotor y minutos después uno de ellos, supuestamente Diego Felipe, lo amenazó con un arma y le hizo descender la velocidad mientras sus compañeros robaban las pertenencias de los pasajeros.

“El muchacho saca la pistola y la mete por el vidrio. Me dice: 'haga lo que le digo, váyase despacito'. (…) La muchacha saca el cuchillo y empieza a quitarle las pertenencias a los pasajeros, yo aceleré un poco y el muchacho carga el arma y me dice: despacio o se la estallo. Le quitan las pertenencias a los pasajeros, él me dice: 'páseme su celular'. Le digo que era un teléfono barato y me pidió el reloj y la plata. Entonces le entregué la plata que tenía en el monedero, porque la otra plata la tenía en el bolsillo, esa no me la quitaron”.

Según el conductor, segundos después del atraco y al llegar a la calle 127, justo antes de tomar la Avenida Suba, se encontró con agentes de tránsito y les informó del robo. Los uniformados procedieron a la persecución policial, de la que dijo no conocer detalles. 
 
La versión del conductor se suma a la grabación de la llamada a la línea 123 en la que se habría reportado el robo. En el audio, revelado por La FM, se escucha a un pasajero decir que cuatro jóvenes robaron a algunos ocupantes del bus. Hace la descripción de la ropa y de la apariencia de los muchachos. Sin embargo, no se conocen los testimonios de los demás pasajeros.
 
La llamada denuncia un atraco al bus con el número 67751, mientras que el conductor, en declaraciones a la radio, afirma que el número de su vehículo es 14521.
 
La fiscal General de la Nación, Viviane Morales, aseguró que la investigación de este caso continúa y se espera que Medicina Legal entregue el próximo sábado el informe forense. Sobre el uniformado que le disparó al joven, la fiscal explicó que aún tratándose de un atraco, el policía no tenía por qué dispararle.

Por su parte, el general Óscar Naranjo, comandante de la Policía Nacional, lamentó la muerte del joven y se comprometió a investigar los hechos. Señaló que, por confusos que sean y a pesar de que existen varias versiones sobre la muerte del menor, para la Policía “es un hecho absolutamente lamentable”.

En declaraciones a Semana.com, uno de los amigos de Diego, que se encontraba con él en el momento de los hechos, entregó una versión distinta en la cual asegura que el joven fue asesinado mientras pintaba un grafiti en la Avenida Boyacá con 116.

Los policías comprometidos en el operativo aseguraron que los jóvenes intentaban robar a los pasajeros de un bus, versión con la cual no están de acuerdo los familiares de Diego Felipe.

El comandante de la Policía de Bogotá, general Francisco Patiño, en diálogo con la FM dio la versión que la institución maneja de los hechos. Aseguró que la línea 123 recibió una llamada en la que alertaban sobre un robo en un bus, por lo que la patrulla que estaba más cerca atendió el llamado.
 
Patiño agregó que en la patrulla iban dos policías, uno que conducía y el otro que hizo la persecución. Este último fue el que disparó, según el comandante, porque “parecía que el joven iba a dispararle”.
 
Las dudas que tienen la familia son muchas, “¿por qué si el joven le iba a disparar estaba de espaldas?, ¿por qué si supuestamente estaban robando no capturaron a los otros dos jóvenes, sobre todo cuando uno de ellos fue hasta la clínica y estuvo frente a frente con la policía?, ¿por qué no se ha sabido nada de los pasajeros del supuesto bus que intentaron robar?”.

Las preguntas continúan mientras la Fiscalía intenta investigar el trágico hecho que acabó con la vida de Diego Felipe, un joven que, según sus amigos y familiares, sólo pintaba grafitis en Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×