Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2001/07/02 00:00

Un Garzón al agua

Por fin se decidió la candidatura de la izquierda al ser lanzada la campaña del ex presidente de la CUT.

Un Garzón al agua

El jueves pasado Luis Eduardo Garzón anunció su precandidatura a la Presidencia de la República, asumiendo sobre sus hombros el desafío de llevar la izquierda democrática al poder de la mano del Frente Social y Político. Garzón, con más de 20 años de experiencia sindical, habló con SEMANA.

SEMANA: ¿Significa el lanzamiento de su campaña que usted será el candidato del Frente Social y Político?

Luis Eduardo Garzon: No soy candidato sólo del Frente o de la izquierda. Queremos fortalecer un proyecto que no se diluya en el escenario electoral y que también incluya a otros sectores. La idea no es hacer precandidaturas para negociar luego una curul. Tampoco es una campaña para buscar ministerios. Cualquier acuerdo que se haga sería programático pero no burocrático.

SEMANA: ¿En qué queda, entonces, su relación con Angelino Garzón?

L.E.G.: Angelino me parece un demócrata, un hombre que ha sido generoso en la paz, un buen interlocutor, y ojalá podamos contar con él en el Frente, pero le respeto su decisión de quedarse en el Ministerio.

SEMANA: ¿Cuáles van a ser las banderas de su campaña?

L.E.G.: Tendrá tres ejes. El primero será la cuestión social y económica, en la cual es necesario tomar medidas alrededor del campo, de la pequeña y mediana industria, el tema de la deuda externa y la reforma agraria. Lo segundo es que no le juego al escenario de una mayor confrontación. Pienso que la salida negociada es la única alternativa. Y tercero, propongo que los candidatos hagamos un acuerdo de reforma política y que, independiente de quién gane, discutamos un contenido y un procedimiento que tengan el aval de los otros candidatos para un gran pacto sobre la reforma.

SEMANA: Pero en todo caso su campaña sí querrá posicionarse como la opción democrática de izquierda de las próximas elecciones.

L.E.G.: Serpa va a representar el esquema tradicional de la política. El que gane entre Augusto Ramírez y Fabio Valencia representará el conservatismo. Noemí se posicionará con un discurso independentista contra la corrupción y el bipartidismo pero muy referida a que el gavirismo predomina en su equipo económico. Uribe Vélez es parte del Partido Liberal. No quedaríamos sino Ingrid y yo. El énfasis de Ingrid está en la corrupción y el mío en denunciar la corrupción en lo social. Es una candidatura independiente y de una izquierda que puede proponer alternativas y no sólo rechazar todo lo existente.

SEMANA: ¿Pero sí es una candidatura del Frente?

L.E.G.: La candidatura está referenciada al Frente pero tiene que ir más allá. Esta candidatura no es independiente del Frente pero va a buscar acuerdos con otra gente.

SEMANA: ¿Su posición ante la paz?

L.E.G.: El proceso de paz ha discutido mucho la logística y no los contenidos. En mi opinión, la negociación se define cuando hay voluntad de ambas partes de hacer reformas y no de jugar con que el uno derrota al otro.

SEMANA: Todos proponen inversión social. ¿Qué diferencia su propuesta?

L.E.G.: Hasta ahora los candidatos hablan de los pobres con criterio asistencialista y nosotros pensamos que lo que hay que generar es trabajo productivo. Me niego a la política de dama gris para desarrollar lo de la pobreza. Mi propuesta es facilitar crédito para microempresas, distribuir tierra del sector agrario y proteger ciertos productos de la economía nacional para que puedan ser productivos.

SEMANA: ¿No chocaría esto con Estados Unidos?

L.E.G.: Pedimos correspondencia. Así como se abre la economía de Colombia se tiene que abrir en Estados Unidos. Se abre para todos o se cierra para todos.

SEMANA: ¿Cuál sería su actitud frente al Plan Colombia?

L.E.G.: El Plan Colombia en lo militar es lo más proinsurgente que hay porque le justifica la guerra a la guerrilla y la escala a niveles sin sentido. En lo social, hay proyectos muy importantes que pueden estimular la microempresa y la inversión social.

SEMANA: ¿Cuál será su posición frente a la insurgencia armada?

L.E.G.: Aspiramos a que en un corto o mediano plazo la insurgencia esté incorporada a la vida civil mediante una negociación política, y en ese escenario haremos alianzas con ellos pero en la lógica de la guerra no.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.