Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/6/1999 12:00:00 AM

UN NEGOCIO EN CARNE VIVA

El proyecto del gobierno de Irán de construir un frigorífico en la zona de despeje ha despertado <BR>algunas dudas en la opinión y en el gremio de los ganaderos.

Este jueves 11 de noviembre, cinco días después de que la zona de distensión cumpla su
primer año, los habitantes de San Vicente del Caguán recibirán una visita muy especial. Ese día llegará al
municipio caqueteño una delegación de funcionarios y empresarios iraníes acompañados por miembros
del gobierno colombiano. La visita tiene como objetivo adelantar una serie de análisis y estudios de
factibilidad para el montaje de un ambicioso y controvertido proyecto: un frigorífico-matadero en la zona de
despeje controlada por las Farc. Aunque para la mayoría de los colombianos resulta extraño oír hablar del
tema, para los habitantes del municipio la presencia de los iraníes no es algo nuevo.En junio una primera
delegación ya había realizado otra visita al municipio y el pasado 21 de octubre se firmó un convenio entre el
gobierno de Irán y la alcaldía de San Vicente, mediante el cual se desembolsarán varios millones de dólares
para la construcción de un frigorífico que permitirá venderle a Irán 20.000 toneladas de carne al año. El alto
comisionado para la Paz, Víctor G. Ricardo, sirvió como garante del acuerdo. Por otro lado, hace pocas
semanas se firmó una carta de intención entre el gobierno de Irán y el Ministerio de Agricultura de Colombia
en la que se protocolizó el acuerdo.A pesar de que el proyecto se ha manejado con un bajo perfil y no ha
tenido una gran divulgación en los medios de comunicación ha despertado una serie de inquietudes en
varios sectores, especialmente en el gremio de ganaderos. Para algunos resulta extraño el simple hecho
de que un gobierno extranjero, y en particular el iraní (con el que el intercambio comercial es relativamente
bajo), decida realizar semejante inversión en una zona que está bajo el dominio de las Farc. Para Jorge Visbal,
presidente de la Federación Nacional de Ganaderos, "el proyecto puede ser el producto de la convicción de
un país que quiere ayudar a Colombia, pero eso se aleja de la realidad porque no se puede pretender hacer un
frigorífico sobre la base de sacar 20.000 toneladas en una zona que no las produce, como lo es la del
Caquetá". Además, afirma Visbal, montar ese negocio en la zona de despeje sería tanto como legalizar el
abigeato, ya que en repetidas oportunidades las Farc han robado 20.000 cabezas de ganado en zonas
aledañas al área de distensión, según el dirigente. Este tipo de argumentos ha despertado un manto de dudas
sobre el proyecto y ha generado una serie de preguntas sobre el tema ¿Cuál es la realidad detrás de este
negocio? ¿De dónde salió la idea de montar un millonario frigorífico en la zona de despeje? ¿Qué papel jugarán
las Farc? ¿Cuál es el interés del gobierno iraní? FrigopazHace cinco meses llegó a la embajada de Irán en
Bogotá una carta enviada por el alcalde de San Vicente, Omar García, en la que le exponía al gobierno iraní el
proyecto. "Después de que el alcalde de San Vicente nos mandó la carta hablamos con la Cancillería
colombiana y con Víctor G. Ricardo para ver cuáles eran los pasos a seguir", dijo a SEMANA el embajador
iraní, Hossein Sheikh Zeinedind. "Lógicamente, ese mismo hecho nos ha costado mucho trabajo para
tratar de convencer a las partes de Irán para que inviertan en una región como San Vicente". El resultado
de esas gestiones comenzó a verse poco tiempo después. En junio pasado vinieron en visita oficial el primer
vicepresidente iraní, el ministro de Agricultura y el ministro de Comercio Exterior y en ese momento se
concretó el negocio. "En ese viaje se firmaron documentos para promover esta inversión entre los dos
países. Gracias a esto hemos podido adelantar conversaciones y convencer a los inversionistas privados
iraníes de invertir en Colombia". dijo Mayid Salehi, encargado de negocios de la embajada. Para Jorge Visbal,
sin embargo, no deja de ser curioso que después de dos años de haber intentado consolidar un proyecto de
este tipo con los iraníes y de haber sostenido siete reuniones con ellos para tratar de consolidar la inversión,
sea justamente ahora cuando el gobierno de Irán decida llevar a cabo el proyecto. "El gobierno iraní ha venido
tratando de acordar la venta de carne desde hace dos años. Les hemos dado varias cotizaciones y no
hemos llegado a ningún acuerdo, dijo Visbal. Queremos que nos ayuden, pero no que nos ayuden a
quebrarnos. Si se monta el proyecto van a quebrar tres frigoríficos: el de Florencia, el de Villavicencio y el
de Neiva. El proyecto no tiene una base económica viable. La buena intención de un gobierno no puede
convertirse en una práctica populista".Sin embargo los iraníes tienen un punto de vista bastante claro sobre al
asunto. "Miramos varias opciones en otras partes del país y las condiciones higiénicas no eran óptimas. El
único era el de Villavicencio, pero su capacidad de congelamiento no es suficiente", afirma Mayid
Salehid. Los iraníes quieren evitar que exista cualquier manto de duda sobre sus intenciones en la zona
y por eso afirman que con este proyecto sólo buscan aportar un grano de arena para el proceso de paz
y colaborar con el Plan Colombia. "En realidad no tenemos necesidad de importar carne. Hemos logrado
una autosuficiencia interna casi total. Pero con este proyecto queremos exportar no sólo carne sino cualquier
otro producto agropecuario, como consta en el acta de compromiso firmada con el Ministerio de Agricultura",
afirma el embajador.Aunque el gobierno de Irán dice que las Farc no representan un obstáculo para el proyecto
porque, según dijo el embajador, "creemos que quieren dejar el mensaje que están en búsqueda del desarrollo
del país ", es al gobierno colombiano al que le corresponde llegar a un acuerdo con el grupo insurgente para
garantizar la seguridad de esta inversión extranjera. Y eso es algo que han venido ventilando en la zona los
miembros del comité profrigorífico, bautizado por sus creadores con el nombre de Frigopaz. "Hemos hablado
con ellos _las Farc_ y nos han dicho que respaldan y respetan el proyecto", dijo a SEMANA Luis Eduardo
López, miembro de dicho comité.No obstante, para algunos, el negocio del frigorífico en la zona de despeje
sigue siendo un proyecto que a pesar de las buenas intenciones que se esgrimen de parte y parte no está lo
suficientemente claro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.