23 noviembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Un pacto entre la ONU y las empresas

Por Laura María Ayala, colaboradora de Semana Sostenible

SEMANA SOSTENIBLEColombia se consolida como un jugador clave en materia de Responsabilidad Social Empresarial. Bavaria, Ecopetrol y Cerrejón fueron elegidas como referentes latinoamericanos en el II Foro Empresarial del Pacto Mundial en Lima, Perú. Semana Sostenible asistió al evento.

Un pacto entre la ONU y las empresas. (De izquierda a derecha) Giorgina Nuñez, experta de la CEPAL, Ingrid Dumez; de Ecopetrol, Fernando Jaramillo, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Bavaria; Diana Seminario, Editora Politica de el diario El Comercio de Perú; y OlaJobi Makinwa; Jefe de iniciativas de Transparencia y Anticorrupción del Pacto Mundial.

(De izquierda a derecha) Giorgina Nuñez, experta de la CEPAL, Ingrid Dumez; de Ecopetrol, Fernando Jaramillo, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Bavaria; Diana Seminario, Editora Politica de el diario El Comercio de Perú; y OlaJobi Makinwa; Jefe de iniciativas de Transparencia y Anticorrupción del Pacto Mundial.

"El empresario del futuro será una especie de Bill Gates combinado con la Madre Teresa de Calcuta", así podría resumirse la visión que tuvo el entonces secretario general de la ONU, Kofi Annan, en la Cumbre Económica Mundial de Davos. En esa oportunidad Annan no les propuso un pacto a los gobiernos,
como era costumbre, sino que se dirigió a los empresarios de todo el mundo para que compartieran los beneficios de la globalización.

Hoy, 13 años más tarde, más de 10.000 firmantes en 135 países de todas las latitudes se han unido de forma voluntaria a esa invitación, en la que es considerada la red de ciudadanía corporativa más grande del planeta. Tan solo en Latinoamérica el Pacto Mundial, como se le conoce, congrega a 1.300 empresas, de las que 320 son colombianas.

“Esta es la única región en el mundo que cuenta con un Centro Regional, con participación cien por ciento privada, dedicado a apoyar esta iniciativa. Las empresas cada vez son más conscientes de que tienen un rol clave en la creación y distribución de la riqueza, especialmente en una de las zonas más desiguales en el mundo”, le explicó a Semana Sostenible, Diana Chávez, la Directora del Centro Regional de Apoyo para el pacto Mundial en América Latina y el Caribe, con sede en Colombia.

Por eso, generar utilidades, pero también, servirle a la sociedad y combatir la pobreza es el mayor reto de los más de 300 empresarios que asistieron al II Foro Empresarial del Pacto Mundial en América Latina y el Caribe en Lima, Perú. En este evento un comité internacional eligió, entre 45 propuestas, cuatro casos de éxito de gobierno corporativo, así como dos experiencias de minería responsable. Para orgullo de los colombianos, entre las empresas seleccionadas como referentes para la región y el mundo, estaban Ecopetrol y SAB Miller-Bavaria, en materia de estrategias anticorrupción, y la mina de Cerrejón.

Ecopetrol se destacó por enfocarse en la prevención del fraude, lavado de activos o financiación del terrorismo y en formar una cultura de la legalidad por medio de estrategias innovadoras como una radionovela ética llamada “Úrsula y Agapito”. “El sueño de Ecopetrol es aportarle al país ciudadanos éticos que actúen más por convicción, que por imposición”, le dijo a esta revista Ingrid Lorena Dumez, Jefe de Ética y Cumplimiento de Ecopetrol.

Bavaria, por su parte, tiene entre sus 10 prioridades el actuar con transparencia y ética. “Si una empresa quiere hacer su negocio sostenible en el tiempo, debe aprender que no todo vale. Por eso, cuando el ex entrenador de la selección colombiana de fútbol maltrató a una mujer, Bavaria le retiró su apoyo. Hay que ser coherentes”, declaró Fernando Jaramillo, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Bavaria.

La última intervención del foro estuvo a cargo de Carlos Franco, de Cerrejón, en la que reconoció que la minería responsable no es perfecta y no hay forma de anular totalmente su impacto. Esta industria debe mejorar constantemente y, por eso, Cerrejón tiene entre sus prioridades ser buen empleador, buen vecino y ambientalmente responsable. “Cerrejón no va a remplazar al Estado pero sí estamos comprometidos con que esta mina genere desarrollo para las generaciones venideras”, aseguró.

De esta forma terminó una jornada que reconoce que en Latinoamérica aún queda un largo trecho por recorrer en materia de responsabilidad social empresarial, pero que da un paso clave hacia la construcción de una sociedad más justa.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad