Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2003/10/20 00:00

Un paso al frente

A una semana de las elecciones para alcaldes las encuestas muestran por primera vez a Lucho Garzón como ganador en Bogotá. En las demás capitales también hay sorpresas.

Nunca en la historia del país se había hecho un seguimiento tan milimétrico y 'científico' de las elecciones a las alcaldías de las principales capitales de departamento. Y, paradójicamente, tampoco se había tenido tan poca certeza sobre quién regiría el destino de esas ciudades. A ocho días de las elecciones en Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla, aunque los punteros están técnicamente empatados, hay varias sorpresas. Esto es lo que revela la última encuesta realizada por Gallup Colombia para El Heraldo, El Colombiano, El País, RCN Radio y SEMANA los pasados 15 y 16 de octubre entre 2.400 ciudadanos de las cuatro principales ciudades del país.

En Bogotá lo que se oía en la calle se tradujo a cifras. Lucho Garzón, que hace un par de semanas estaba por detrás de Juan Lozano pisándole los talones, dio un paso al frente y aparece ganando por primera vez. El candidato del Polo Democrático Independiente venía creciendo lenta pero sostenidamente desde que arrancó su campaña. Pero siempre aparecía de segundo. Sin embargo ahora sobrepasa por más de 4 puntos al candidato apoyado por Enrique Peñalosa, Germán Vargas Lleras y Rafael Pardo. Al parecer esos puntos que le dan la ventaja se los arrebata a María Emma Mejía. Esta candidata pasó de tener una intención de voto de 11,9 por ciento hace un mes a 8,3 por ciento en esta ocasión. Por otro lado, hay un elemento que no fue tenido en cuenta en la encuesta y que podría incidir en los resultados finales. La muestra se realizó antes de que la dirección liberal retirara la candidatura de Jaime Castro y adhiriera formalmente a Garzón. Por eso ahora la pregunta que se deben estar haciendo él y Lozano es de disciplina electoral: ¿será que el 6,2 por ciento de seguidores del Partido Liberal le harán caso a Piedad Córdoba y volcarán su apoyo hacia el candidato del Polo Democrático? Algunos analistas dicen que sí. Pero otros consideran que en Bogotá endosar los votos es imposible. Si los primeros tienen razón no habrá duda de que la capital será gobernada en los próximos años por el único candidato que propone una ruptura con el modelo de ciudad que vienen impulsando los últimos dos alcaldes. Pero si son los segundos los que aciertan todo estará por verse y cualquier cosa podría pasar.

En Medellín la cosa no es distinta. El candidato que venía de segundo en la encuesta el mes pasado también se disparó y aparece ganando. El matemático Sergio Fajardo pasó de tener una intención de voto de 25,9 por ciento a 33 por ciento, superando a Sergio Naranjo por 2 por ciento. La intención de voto de los demás candidatos se mantiene relativamente igual y es claro que ambos Sergios lucharán por seducir al 12 por ciento de paisas que aún no saben por quién votar y siguen indecisos.

En Cali las cosas mantienen la tendencia a pesar de los movimientos políticos. Aunque en esa ciudad el partido Liberal también retiró su candidato y adhirió formalmente a Apolinar Salcedo, Kiko Lloreda pegó un nuevo salto hacia adelante que podría ser el definitivo. Pasó de 29,5 por ciento a 39,2 por ciento en intención de voto. Salcedo siguió creciendo pero no con la misma rapidez. La muestra indica que quedó rezagado en un segundo lugar por más de 10 puntos.

La situación en Barranquilla varía, dependiendo de si Edgar Perea logra llegar hasta el final de la carrera. Aunque tiene demandada su inscripción, si las elecciones fueran hoy ganaría con 24,5 por ciento de los votos. Sin embargo, si es inhabilitado, la cosa sería diferente y la final estaría de infarto: se presentaría un verdadero voto finish entre Guillermo Hoenisberg y Guido Nule Amín. Este último candidato, ex ministro de Minas y Energía, ha ido creciendo de manera sostenida y ahora le pisa los talones al aspirante del movimiento del padre Bernardo Hoyos, quien por haber sido alcalde conserva un gran poder electoral en la ciudad.

Con estos resultados y a una semana de las elecciones, lo único claro es que la suerte de las principales ciudades se decidirá en el último minuto. En el cubículo y frente al tarjetón el voto de cada colombiano contará para la decisión final.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.