Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2011 12:00:00 AM

Un pequeño detalle

El hombre de confianza de los Nule afirmó que una de las formas como el excongresista Germán Olano buscaba el pago de sobornos era a través de las minas de los hermanos Botero, los mayores demandantes del Estado.

En la audiencia pública que hizo la Procuraduría sobre el 'carrusel de la contratación' de Bogotá se hizo una revelación que pasó inadvertida para los medios. Y vino de parte de Mauricio Galofre, hombre de confianza de los hermanos Nule, cuñado de Manuel Nule y quien puede convertirse en piedra angular de este escándalo.

Galofre se desempeñó como gerente comercial del Grupo durante seis años; fue quien, de común acuerdo con Miguel Nule, grabó al excongresista Germán Olano -audio que hoy tiene contra las cuerdas al propio Olano y al contralor Miguel Ángel Moralesrussi- y de una de sus cuentas personales se giró el cheque con el que Olano compró un apartamento a comienzos de 2008.

En un momento de su testimonio, Galofre intentó explicar cómo les ofrecieron a los Nule pagar la comisión al contralor Moralesrussi de la que ya tanto se ha hablado. Es un punto clave en este caso, porque si las autoridades logran descifrar por dónde circuló la plata para las 'mordidas', tendrían la prueba reina para resolver el caso.

Lo que llama la atención es que Galofre, en su declaración, involucró a unos controvertidos empresarios, los hermanos Édgar y Luis Fernando Botero, cuyos nombres sin desconocidos para la opinión, pero no para las altas esferas del gobierno, donde son conocidos por haber interpuesto demandas contra el Estado por más de 300.000 millones de pesos. Una de ellas es el sonado pleito de Conigravas contra el Invías, que recientemente fue noticia porque se frenó un pago de una conciliación por más de 34.000 millones de pesos mientras se verifica si el título con el que se cobraba una cuantiosa conciliación es falso o verdadero.

Mauricio Galofre dijo entonces a la Procuraduría que el excongresista Germán Olano les ofreció una opción para canalizar el pago de los sobornos a través de las actividades de minería de los hermanos Botero. "Si no había la plata, una manera de obtener esos recursos era que consiguiéramos que algunos socios de nosotros que tenían contratos en Bogotá compraran el material en la cantera de los Botero, para que la plata de la comisión (…) o una plata que se sacara de ahí se destinara para Germán y para el contralor", dijo bajo juramento.

Si bien sus palabras pueden ser difíciles de entender, el procurador Alejandro Ordóñez hizo reproducir en la audiencia la versión completa de la explosiva grabación, cuyos apartes fueron difundidos hace unos meses en los medios, y preguntó por qué Olano habla en ella de los hermanos Botero. Y Galofre respondió: "Buscando salidas para cobrar la plata (…), puso un abanico de posibilidades para que se le cumplieran los compromisos".

Si bien Galofre, al final de su declaración, dijo que finalmente no se hizo el pago por medio de los Botero, lo que deja al descubierto es que una mina podría ser un vehículo muy eficiente para sacar dinero con soportes legales para pagar las comisiones. Las canteras pueden facturar material sin límite y no generar sospecha. En las obras es imposible saber con exactitud si en efecto se consumió ese material. Toda esa triangulación financiera permitiría sacar el dinero de una empresa con apariencia de legalidad, para destinarlo al pago de sobornos.

SEMANA habló con la defensa de Olano y con uno de los socios de la firma de los Botero, y coinciden en señalar que entre ellos existe una amistad de vieja data. Dicen que la conversación está fuera de contexto, pues lo que estaban negociando era traer un equipo del sur del país para montar en sociedad con los Nule una planta de asfalto en Bogotá. Para esto se habrían reunido en un par de oportunidades con Manuel Nule, pero el negocio nunca se concretó.

Sin embargo, la versión que dio Galofre la semana pasada es similar a lo que dijo Miguel Nule a la Corte Suprema para explicar cómo saldría la plata para los sobornos: "Los pagos se hacen del contrato principal a un contratista de obra (…) Ese contratista o subcontratista le entregaba los dineros al señor Iván Moreno; esto se hace usualmente en pagos en efectivo o transferencias a cuentas en paraísos fiscales. Si se hace un trazado de los subcontratistas que tuvieron mayores montos, podrían determinar que de ahí eventualmente existieron pagos a empresas en el exterior".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.