Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/13/2013 12:00:00 AM

Una decisión contraria a la del alcalde Petro

El alcalde de Santa Marta también enfrenta un proceso de revocatoria, pero prefirió confiar en la Registraduría.

Contraria a la decisión del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, de hacerle monitoreo a las firmas que apoyan su revocatoria y de emprender una guerra contra la Registraduría, que avaló las firmas con la que se inicia el proceso, el alcalde de Santa Marta, Carlos Eduardo Caicedo, quien enfrenta un caso similar, desistió de verificar las rúbricas que recogió el grupo que piensa en sacarlo del cargo.

Caicedo ha dicho en público y en privado que está más interesado en seguir trabajando por el “bienestar de la ciudad” y buscar la equidad que desde hace tiempo se habría perdido en esa zona del país.

Así al menos lo dejó ver en una carta dirigida al registrador nacional, Carlos Ariel Sánchez. En el documento, conocido en exclusiva por Semana.com, el alcalde asegura que no piensa desgastarse en un proceso como el de revisión de firmas ni distraer las prioridades del municipio turístico que gobierna. “No pienso invertir ni de la Administración Distrital ni tiempo ni recursos en un proceso que nos distraería de nuestras prioridades de mejorar la calidad de la vida de los samarios más necesitados”.

En la carta, el alcalde agrega que “depositamos la confianza de la ciudadanía en la Registraduría Nacional (…) y en el transparente monitoreo del proceso por parte de la Procuraduría General de la Nación”.

Una postura abiertamente contraria a la del alcalde Petro, quien en los últimos días incluso ha pedido verificación de organismos internacionales para que le den el visto bueno al trabajo que ha hecho la Registraduría en su caso.

Otra gran diferencia en el proceso de revocatoria de los dos alcaldes es que mientras en Bogotá el tema es promovido por políticos contrarios a la tendencia política del mandatario, en Santa Marta, el proceso de revocatoria está siendo liderado por un grupo de ciudadanos.

Sin embargo, Caicedo y Petro guardan similitudes en cuanto a que ambos pertenecieron a grupos armados ilegales y hoy ocupan el cargo más importante en sus ciudades.

La revocatoria de Carlos Eduardo Caicedo fue radicada ante la Registraduría Especial de Santa el 23 de mayo del 2013 con 41.562 firmas. Desde entonces se dieron 30 días para validar las firmas y continuar con el trámite legal para convocar a los ciudadanos quienes definirán su futuro político.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.