Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/7/2015 10:00:00 PM

Una prueba por el honor de Omar Pinzón

El nadador más premiado del país, logró demostrar que nunca se drogó y ahora busca que Coldeportes actúe.

Desde hace dos años Omar Andrés Pinzón, el nadador más importante en la historia de Colombia, ha tenido que luchar contra las aguas más turbulentas que ha librado en los más de 20 años que le ha dedicado a este deporte, no para colgarse una medalla más, sino para salvar su honor y su buen nombre.

En 2012, durante los Juegos Nacionales de Cali, este bogotano obtuvo tres medallas de oro y una de bronce, la mayoría en pruebas de espalda, su máxima especialidad. En medio del certamen, Pinzón fue sometido a una prueba de orina antidopaje.

Días después, el laboratorio de Coldeportes en Bogotá informó que el nadador había resultado positivo para cocaína y metilecgonina, lo que llevó a la Comisión Disciplinaria de la Federación Colombiana de Natación a mediados de 2013 a sancionarlo por dos años. Adicionalmente, se le retiraron todas las medallas y premios obtenidos en esas justas.

La noticia, además de sacudir al mundo del deporte por tratarse del nadador que más medallas y récords le ha dado a Colombia, fue una carga de profundidad para Pinzón y su familia, especialmente para su padre, quien lo incentivó a practicar esta disciplina desde que tenía 3 años de edad.

Seguro de su inocencia y sin la posibilidad de lanzarse a una piscina para competir, Pinzón decidió apelar ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS por su sigla en francés), máxima autoridad para dirimir las controversias de deportistas. Tras varios meses de estudios, de analizar los resultados y de someter incluso al nadador a una prueba de polígrafo, el comité disciplinario de ese organismo determinó en abril del año pasado que todo se trataba de un grave error y le levantó la sanción.

Para el TAS quedó totalmente claro que el laboratorio de Coldeportes violó la cadena de custodia a la que se deben someter las pruebas, que fueron tomadas por personal no autorizado y que se enviaron de manera inadecuada de Cali a Bogotá. Además, los resultados obtenidos para cocaína “son imposibles de conseguir en una muestra de orina humana. Por eso, según el panel de expertos el resultado solo se puede explicar como error de laboratorio, como una manipulación de la muestra o como una adulteración de la misma”, dijo en TAS.

Con ese resultado, Pinzón pudo representar a Colombia en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz (México), en los que obtuvo tres medallas de oro, batió dos récords e hizo parte del equipo que ganó plata y bronce.

Además de reanudar su carrera con éxito, el nadador comenzó un proceso judicial contra Coldeportes. “Lo único que Pinzón quiere es que esa entidad reconozca su error y pida perdón, públicamente, por el daño que le hizo a su buen nombre, a su honra y a su carrera profesional”, dijo el abogado Felipe de Vivero, representante del deportista. Además, pide una indemnización cercana a los 1.000 millones de pesos.

Para resolver su petición, Pinzón pidió una solicitud de conciliación a Coldeportes ante la Procuraduría General, pero esta entidad respondió, a través de su abogado, que la decisión del TAS no es vinculante para Colombia, que en el fondo se trata de una discusión científica, y que por tratarse de un tema disciplinario de la Federación de Natación no tiene ninguna responsabilidad en lo ocurrido. Lo grave del asunto es que el laboratorio de Coldeportes es uno de los dos laboratorios autorizado en Suramérica para hacer pruebas antidopaje, y lo ocurrido con Pinzón siembra dudas sobre la forma como están haciendo su trabajo.

Ante la imposibilidad de conciliar, Pinzón acaba de demandar a Coldeportes y ahora serán los jueces quienes decidan si esa entidad debe o no responder por lo ocurrido. “Ojalá mi caso no tenga que esperar años para que se rectifique el daño que ocasionó tantas lágrimas y sufrimiento para mi familia y para mí. Confío en la justicia colombiana para que esto se resuelva a mi favor, también para que esto no le suceda a ningún otro deportista en Colombia o Suramérica”, dijo en nadador.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.