Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/18/1989 12:00:00 AM

Unas de cal y otras de arena

El Ejército pasa de la defensa al ataque contra el EPL, pero recibe golpe del ELN.

La semana pasada el Ejército abrió fuego contra el más viejo de sus enemigos: la guerrilla. Una larga e intensa labor de inteligencia condujo a los militares hasta uno de los campamentos más grandes del Ejército Popular de Liberación, EPL, en el departamento de Córdoba. Los batallones Cacique Coyará, Junín y Cartagena de la XI Brigada, comandada por el coronel Iván Ramírez Quintero, realizaron, con el apoyo de helicópteros artillados, una operación envolvente que dio como balance final 26 guerrilleros muertos.
Este operativo es el mayor ejecutado por las autoridades en los últimos años contra grupo armado alguno. El frente del EPL atacado fue el Francisco Garnica, bautizado con el nombre de uno de los ideólogos más importantes y fundador de este movimiento, en donde además de abundante equipo de guerra se encontraron documentos que, según las autoridades, serán definitivos para dar con otros campamentos. El resultado de este golpe dejo felices a los militares, al punto que el comandante de la XI Brigada aseguró: "Si nosotros siempre atacáramos los campamentos de los guerrilleros, no habría subversión en Colombia. Lo que ha pasado es que siempre nos estamos defendiendo".
Esta singular declaración, sin embargo, no fue compartida por los altos mandos militares que, como el comandante del Ejército, general Nelson Mejía Henao, rectificaron diciendo: "Nosotros siempre hemos estado en la ofensiva. Desde hace 40 años estamos combatiendo a estos bandidos". Contrario a lo que se esperaba, el efecto del operativo no alcanzó a atemorizar a los otros grupos armados sino que los envalentonó. El jueves 16, un grupo de guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional, ELN, emboscó una patrulla militar, compuesta por tres camiones con tropas, que se dirigían de Ocaña a Bucaramanga. En un recodo de la carretera los guerrilleros colocaron una carga de dinamita, que fue accionada a control remoto y que voló el segundo de los camiones de la patrulla; murieron de inmediato los cuatro militares y el civil que lo ocupaban. El resto de la patrulla reaccionó rápida y eficazmente y respondió al fuego que desde lado y lado de la carretera habían abierto los guerrilleros. Por lo menos 100 hombres hacían parte del grupo del ELN que estuvo durante tres horas combatiendo con la tropa y con refuerzos del grupo élite, que llegaron en helicópteros artillados.
Aún cuando medios de comunicación señalaron como autores de la emboscada a guerrilleros del frente XX de las FARC, altas fuentes militares consultadas por SEMANA afirmaron que no había dudas respecto a que los atacantes fueran del ELN. Pero hubo más tela que cortar. El presidente Virgilio Barco, interrogado sobre este acto, dijo: "Esos son actos traicioneros que no se pueden prevenir y por ello corresponde a las Fuerzas Armadas instruír tácticamente al personal para que tome las precauciones correspondientes". Los militares, que en otras ocasiones no habían podido responder a las críticas del Presidente por emboscadas de este tipo, en esta ocasión le salieron al paso. El propio ministro de la Defensa, general Oscar Botero, afirmó: "Mientras sea necesario mover tropas se correrán los riesgos, pero, como en el caso de la emboscada al convoy militar en Santander, la respuesta fue inmediata y contundente, con un saldo de seis guerrilleros muertos".
La ofensiva militar fue recibida en ciertos sectores con escepticismo y se llegó a afirmar que hubo presencia de asesores norteamericanos en los operativos y que las armas que el gobierno de Estados Unidos había enviado para la guerra contra el narcotráfico se habían podido por fin estrenar en estos ataques. SEMANA habló con el general Nelson Mejía Henao, quien negó categóricamente que hubiera personal extranjero en los operativos y menos que los famosos helicópteros "Halcones Negros" se hubieran utilizado. "En lucha contraguerrillera nosotros podemos darles clases a los gringos".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.