Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/7/1985 12:00:00 AM

UNAS DE CAL Y OTRAS DE ARENA

Del boleteo en la Sabana a la entrevista en México, el M-19 no deja de mojar prensa.

Boleteo en los hatos lecheros de la Sabana. Si ha llegado ya hasta ahí ¿en dónde irá a parar? En la calle diez con carrera 90, en Corabastos, cuyo gerente Carlos Alberto Díaz ha denunciado amenazas contra sus familiares si no se pliega a las exigencias de los comerciantes minoristas. O en pleno centro de Bogotá, donde los comerciántes están siendo extorsionados para que contribuyan "voluntariamente" a un grupo político, según afirma Mario Suárez Melo, presidente de la Cámara de Comercio (ver recuadro). Detrás de todo eso, dicen, está el M-19. No es fácil hallar casos concretos, porque los boleteados temen las represalias. Los lecheros de Sopó, de Cajicá, de Funza, son enfáticos, pero vagos: "A mí no me ha tocado todavía -dicen-. Pero me cuentan mis vecinos...".Y algo cierto debe haber, porque no es verosímil que el rumor, acogido por el propio Presidente de la República en su discurso del 2 de diciembre, haya tenido su origen en la columna de Abdón Espinosa Valderrama "La Espuma de los Acontecimientos", que no es precisamente de lectura multitudinaria.
El M-19, interrogado por SEMANA, niega en redondo su participación en el asunto. "Puede haber vivos que estén utilizando nuestra "razón social" -dice su portavoz Antonio Navarro Wolf- pero nosotros no amenazamos ni presionamos a nadie.
Estamos haciendo una campaña de finanzas, eso sí, como las que hacen todos los grupos políticos: pedimos ayuda, pero si nos la niegan nos parece muy bien. Lo del reparto de leche fue algo que hicimos en octubre, con motivo del Mes Internacional del Niño. Organizamos una campaña de reparto gratuito con UTC y con la propia Analac, pero al final nos quedamos solos. Inclusive detuvieron a muchos compañeros nuestros cuando regalaban la leche, hasta que llamaron a los gerentes de las pasteurizadoras -de Pomar, por ejemplo- y dijeron que nos la habían dado ellos".
"Lo de Corabastos -prosigue Navarro- es un movimiento espontáneo de los vendedores minoristas, que exigen que los dejen entrar allá. Nos llamaron -porque la gente nos mira un poco como si fuéramos Robin Hood- y entonces integramos con ellos una comisión mixta que consiguió, por primera vez en muchos años, que a los pequeños vendedores los recibiera la empresa para discutir. Se firmó un acta (el gerente de Corabastos, los vendedores y el M-19). Al día siguiente los comerciantes mayoritarios de Corabastos hicieron que su "guardia negra" sacara a palo a los pequeños. Volvimos, se firmó una nueva acta, con los mayoritarios esta vez, permitiendo la entrada de los ambulantes a ciertos sitios de Corabastos. De lo que nos echan la culpa, y a lo mejor tienen cierta razón, es de la multiplicación de los ambulantes que quieren entrar en Corabastos: eran quinientos y ahora son tres mil. Pero ése es el problema del desempleo en este país, que no lo hemos creado nosotros. Y en cuanto a las amenazas a los familiares del gerente, eso no fue el M-19. Yo hablé personalmente con la madre del gerente, que me llamó y me contó el caso, y le aconsejé que pidiera protección al F-2. No me extrañaría que eso viniera de la mafia de los mayoristas, que han instalado en Corabastos un cartel para fijar precios y explotar a los productores sin control de nadie: se han enriquecido más rápidamente que los mismos coqueros...".
"No es la primera vez que suceden cosas así -concluye Navarro-. En Cerrito, Valle, el 15 de noviembre extorsionaron a un agricultor en nombre de un fantasmal "Frente Camilo Torres, Escuadrón 21 del Movimiento 19 de abril, M-19", amenazándolo por carta con matar a "uno de sus seres queridos" si no entregaba un millón de pesos. Avisó a la policía, que no le hizo mucho caso, y luego, después de ser tiroteado, al F-2 de Cali, que montó un operativo para capturar a los extorsionistas. Que resultaron ser, segun entiendo, agentes de la policía. Este es uno de los casos que queremos llevar ante la Comisión de Diálogo".
Robin Hood, dice Navarro. Partido armado, replican otros. "El voto en una mano y el fusil en la otra". Y es natural que se sienta amenazada y presionada la gente a quien vienen a pedir "contribuciones voluntarias" los mismos grupos guerrilleros que han visto armados por la televisión, y que insisten en recordar (como acaba de hacerlo en Cali el miembro del Comando Superior del M-19 Andrés Almarales) que ellos "no han entregado ni un revólver".
"Lo del partido armado es una falacia -se indigna Navarro-. Se ha visto en los argumentos contra la elección popular de alcaldes: que la guerrilla va a elegir alcaldes armados. Armados de valor, será, porque los van a matar treinta veces. Allá en los pueblos -y los alcaldes están en los pueblos, no en el monte- no manda la guerrilla, sino los militares. Pero hay que entender claramente una cosa: lo que hay ahora es una tregua. La paz es un propósito, y estamos avanzando hacia ella, pero todavía no es un logro. Nosotros no hemos entregado las armas porque sólo entrega las armas el que se rinde, y aquí no se ha rendido nadie. No hay ni una guerrilla derrotada, ni un ejército derrotado. Guardamos las armas, pero no las usamos. Lo que queremos es hacer política sin trabas, no como ahora: nos han detenido a ochenta compañeros, detienen gente por repartir propaganda, en Neiva la policía disuelve nuestras manifestaciones, en Cartago también, no hemos conseguido que nos resuelvan el problema de la cedulación de muchos de nosotros... Lo que no queremos es acceder a la vida política desde el asfalto, en calzoncillos, en un país en donde todos los partidos hacen campañas de finanzas, en donde todo el mundo tiene guardaespaldas, en dónde todo el mundo tiene salvoconducto para portar armas",
Los mafiosos suelen tenerlo, por éjemplo. Y justamente al M-19 se lo acusa ahora, con motivo de su reciente manifestación en la Plaza de Berrío de Medellín, de estar en alianza con los hombres de Pablo Escobar. Navarro vuelve a negar rotundamente: "No tenemos ninguna alianza con Pablo Escobar. Es posible que en la manifestación de Medellín hubiera gente suya, porque él hizo allá mucho trabajo de barrio. Pero lo que había, que nosotros sepamos, era gente del Movimiento Cívico del Oriente Antioqueño, de la Anapo de Antioquia, de los sindicatos, de la izquierda independiente. Y nosotros. Lo que hay detrás de todo eso es una manipulación de la información: ¿no decían antes que éramos enemigos de la mafia, que el MAS lo había creado la mafia contra nosotros? ¿ Y ahora somos aliados? Lo que hay detrás es un miedo político al arrastre popular que estamos demostrando en manifestaciones como la de Medellín o como la de la Plaza de Caycedo en Cali, en la que había por lo menos 35 mil personas. Y eso lo logramos a puro perifoneo, porque no nos quisieron aceptar cuñas en radio ni avisos en los periódicos. Era una manifestación con cola para entrar: cordones de policía requisando la gente, y la gente haciendo cola. Eso no se había visto nunca. Y es eso lo que preocupa a los partidos tradicionales y a la prensa, y por eso nos quieren hacer un bloqueo informativo".
¿Un bloqueo informativo? Nadie lo diría, viendo que a todo lo largo de la semana el M-19 no ha cesado de "mojar" prensa y radio: anuncio de la candidatura presidencial de Iván Marino Ospina, noticias de Nicaragua sobre 36, o tal vez 47, de sus guerrilleros muertos en combate por los "contras" de Edén Pastora, y para terminar, entrevista en México de sus dos máximos dirigentes con el Presidente Belisario Betancur. Navarro explica: "Lo de la candidatura de Iván Marino Ospina fue precisamente un gancho publicitario para que la prensa hablara de la manifestación de Cali. Pero de todas maneras no la única: si hay garantías y prosigue el diálogo no será sólo la candidatura presidencial de Iván Marino, sino otras más para corporaciones, Fayad, Pizarro... Candidatos propios no nos faltan: no necesitamos pedírselos prestados a nadie. En cuanto a la reunión de México, la prensa ha querido presentarla como un "regaño" del Presidente al M-19: como si necesitara viajar hasta México para regañarnos. Lo que hay en esa entre vista, que estaba prevista desde hacía días, es que nosotros pensamos que ante el estancamiento del diálogo el Presidente le tiene que meter el hombro si quiere salvarlo. El diálogo y la paz están estrechamente ligados. Y ya no es hora de intermediarios sin poder decisorio, si es que de verdad se quiere avanzar hacia la paz. Lo de Edén Pastora es exactamente lo contrario: no ha habido ningún muerto del M-19 en Nicaragua, ni nosotros tenemos gente allá. Pero Pastora es un loco por la publicidad, y ahora, para conseguirla, tiene que recurrir a hablar de nosotros. Pero ése es su problema".
LAS "VISITAS" DEL M-19
El tema de las finanzas del M-19 se puso bruscamente sobre el tapete, cuando la semana pasada el presidente de la Cámara de Bogotá, Mario Suárez Melo, denunció que varios comerciantes de la capital venían recibiendo "visitas" de miembros del grupo guerrillero, en busca de contribuciones que aparentemente no eran tan voluntarias como se pretendía presentarlas. Durante un desayuno de trabajo que semanalmente realiza la Cámara con algunos de sus miembros, 12 de los 40 comerciantes presentes afirmaron haber recibido visitas de "personas bien trajeadas, amables, normalmente una pareja con una mujer. Se identifican como del M-19 y solicitan contribuciones en dinero o en especie para financiar actos políticos en algún barrio de Bogotá".
Según Suárez Melo, algunos comerciantes han contribuido, pero algunos de quienes se han negado, han recibido una segunda solicitud y en dos casos específicos ésta "ha ido acompañada del nombre de los hijos del comerciante". Entre quienes se han negado se registran también denuncias de asaltos de "alguien" a sus camiones de distribución. Los afectados se han negado a permitir que sus nombres se conozcan, por obvias razones, pero denuncian que están siendo "víctimas de la coacción de un partido armado que está interviniendo en la vida del país".
Ante los recientes pronunciamientos del M-19 en el sentido de que están recolectando fondos para financiar el movimiento político, pero que no lo están haciendo por los métodos que la Cámara de Comercio denuncia, los comerciantes reconocen que el M-19 tiene pleno derecho de buscarle financiamiento a sus actividades políticas; pero si en realidad no lo está haciendo mediante boleteo y extorsión, "el M-19 debe desautorizar públicamente la solicitud personal de contribuciones y más bien abrir una cuenta en un banco o colocar urnas en las calles de la ciudad, para que a ellas acudan quienes quieren contribuir voluntariamente con el movimiento".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.