Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/21/2016 10:00:00 PM

¿En qué va el caso del engaño de la Universidad de la Sabana?

La Fiscalía logró un preacuerdo con dos de los empleados de esa institución que falsificaron documentos para hacerse a una millonaria licitación.

Hace unos días la comunidad educativa quedó desconcertada tras la revelación de Semana.com que dio cuenta de un engaño por parte de empleados de la prestigiosa Universidad de la Sabana.

En la revelación de este medio se demostró cómo esos empleados falsificaron documentos para ganar la licitación abierta por la Fiscalía, de un concurso de méritos para ascensos y la elección de nuevos cargos en esa entidad. El contrato era de 2.800 millones de pesos.

La noticia no cayó del todo bien en la academia y mucho menos en el ente acusador, donde ronda la incertidumbre por la suerte de 223 fiscales que buscaban ascender en su carrera laboral, así como de 700 puestos de trabajo en distintos cargos que no pudieron ser asignados. El proceso de selección se fue abajo tras la falsedad de los servidores de la universidad en el proceso licitatorio.

Por lo sucedido, fueron removidos de sus cargos tres empleados de la Universidad de la Sabana, entre ellos John Rubiano, jefe de la Unidad Visión Consultoría, que se encargaba del manejo de las licitaciones y los contratos.

Este portal conoció que la Fiscalía llegó a un preacuerdo con los implicados. “Al conocer la denuncia del fraude en la documentación se inició el proceso de investigación. Contamos con el apoyo de la universidad y se avanzó en el proceso penal. Les vamos a imputar cargos por los delitos de falsedad en documento privado y fraude”, dijo una fuente de la entidad.

De los tres acusados, dos aceptaran cargos, pero el otro de los involucrados decidió irse a juicio para que un juez determine si es condenado o no por estos hechos.

La pena estimada por estas conductas va de seis a 12 años de prisión. De momento, la Fiscalía ha descartado solicitar la medida de aseguramiento.

Aun cuando el ente acusador logró avanzar en la sanción penal en contra de los responsables del fraude del que fue víctima, sigue siendo incierto el futuro de la licitación que abrirá paso a los nuevos cargos que requieren.

Por este escandaloso episodio, el pasado 4 de marzo, la Fiscalía y la Universidad de la Sabana firmaron de común acuerdo el acta de suspensión del contrato No. 0126 del 2015.

“Se suspende el proceso de selección del concurso de ascenso bajo la modalidad complementaria de concurso-curso, para proveer las vacantes y ascensos del nivel profesional de la planta global del área de fiscalías. La entidad (universidad) no cuenta con la experticia, infraestructura técnica y tecnológica ni recurso humano suficiente e idóneo para adelantar un concurso de esta naturaleza”, señala un documento de la Fiscalía.

De esta manera, la Fiscalía y la universidad decidieron cortar por lo sano y no enredarse en un conflicto contractual.

Semana.com conoció que debido a la terminación del período del fiscal Luis Eduardo Montealegre, que entrega su cargo el próximo 28 de marzo, el proceso quedó suspendido hasta que se asigne el funcionario que dirigirá por los próximos cuatro años el ente acusador.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?