Sábado, 21 de enero de 2017

| 2010/05/25 00:00

Unos 300 campesinos huyen de combates de las Farc

La Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) precisó en un comunicado que los desarraigados son vecinos de Veneral, caserío en las selvas de Buenaventura.

Unos 300 campesinos huyen de combates de las Farc

Unos 300 campesinos huyen de combates
Bogotá, 25 may (EFE).- Unos 300 campesinos de una remota aldea del suroeste colombiano abandonaron sus tierras para ponerse a salvo de combates entre tropas militares y guerrilleros de las FARC, informaron hoy en Bogotá fuentes humanitarias.

La Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) precisó en un comunicado que los desarraigados son vecinos de Veneral, caserío en las selvas de Buenaventura, primer puerto del país sobre las costas del Océano Pacífico.

Los campesinos buscaron refugio en la localidad portuaria y también en las aldeas vecinas de Barranco, San Antonio y San José, agregó la organización no gubernamental (ONG).

"En el pueblo quedaron sólo quince personas que se resisten a salir de la zona", continuó Codhes, que recordó que en comprensión de Veneral se presentan choques armados desde el 19 de mayo pasado.

Los enfrentamientos se desataron luego de que una patrulla de la Armada Nacional cayera en un campo minado que la marina atribuyó al frente 30 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

En un comunicado divulgado el 20 de mayo en Bogotá, la marina informó de que el accidente, que se presentó cerca de la desembocadura del río Yurumangui en el Pacífico, dejó cinco militares heridos.

Sin embargo, Codhes indicó que un uniformado perdió la vida en el lugar.

La misma fuente añadió que "los pobladores expresaron su temor porque en los últimos días personas extrañas vestidas de civil, al parecer miembros de las FARC, han estado recorriendo la vereda (caserío), poniendo en peligro la integridad de las personas y de sus bienes"

"Por esa razón, no tuvieron otra opción que abandonar su tierra", señaló la ONG.
 
EFE.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.