Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/11/23 00:00

Uribe: Hay "silencio cómplice e hipócrita" con Venezuela, Bolivia y Nicaragua

Ese "silencio" contrasta con la actitud "airada" de varios países contra Colombia por haber firmado un acuerdo de cooperación militar con Estados Unidos, dijo Uribe.

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe habla en la sede del parlamento hondureño. Foto: EFE.

El expresidente Álvaro Uribe criticó en el Parlamento de Honduras el "silencio cómplice e hipócrita" que hay en América ante proyectos nucleares de Venezuela y Bolivia y la "agresión" de Nicaragua contra Costa Rica.

Ese "silencio" contrasta con la actitud "airada" de varios países contra Colombia por haber firmado un acuerdo de cooperación militar con Estados Unidos y hacia Honduras para impedirle su regreso a la Organización de Estados Americanos (OEA), señaló Uribe en su discurso, tras recibir un homenaje del Congreso Nacional hondureño al término de una visita de tres días a Tegucigalpa.

"El Ejército del Gobierno de Nicaragua invade el territorio de un pueblo sin Ejército, que es Costa Rica, y el multilateralismo guarda silencio, y hay silencio cómplice e hipócrita de aquellos que levantaron su voz y su poder para maltratar a Honduras", expresó.

Desde el pasado 21 de octubre Costa Rica y Nicaragua mantienen un litigio por la soberanía de una porción de la isla Calero, donde San José ha denunciado destrucción del medio ambiente y una invasión militar como parte del dragado que realiza Managua del fronterizo río San Juan.

Uribe también criticó que "aquellos que protestaron tan airadamente porque Colombia suscribía un acuerdo con los Estados Unidos, para poderse liberar Colombia de la pesadilla del narcoterrorismo, ahora guardan silencio frente a los anuncios nucleares sin vigilancia internacional que hacen países que están comprometidos en la carrera armamentista".

Recordó que "hace pocos días Venezuela y Bolivia anunciaron desarrollos nucleares sin comprometerse, como lo exige la convención internacional contra proliferación de armas nucleares, a aceptar vigilancia internacional".

"Pero (lo que) a mí me preocupa es el silencio en nuestra América frente a esos anuncios nucleares", subrayó Uribe.

"Cuando mi país hizo el acuerdo con los Estados Unidos para continuar la lucha contra el narcoterrorismo, se desgarraron las vestiduras en América del Sur y en algún país centroamericano, no obstante que nosotros tuvimos la transparencia de publicar ese acuerdo en detalles", añadió el exgobernante.

"Y miren las paradojas", dijo Uribe a los diputados hondureños: "Muchos países que se han opuesto a la reincorporación de Honduras a la OEA también recientemente le han apostado a acabar a la OEA, tienen frente a la OEA una actitud oportunista".

Esos países "se valen de la OEA para maltratar a Honduras pero han querido, simultáneamente, crear paralelismos asociativos a la OEA a fin de debilitarla", recalcó.

La OEA suspendió a Honduras tras el golpe de Estado contra Manuel Zelaya en 2009 y no lo ha reincorporado, en parte por el rechazo de países como Venezuela, Bolivia, Brasil y Ecuador, entre otros, que no reconocen al Gobierno del presidente Porfirio Lobo.

"Es incomprensible que aquellos países que se han valido de la OEA para maltratar a Honduras hoy guarden cómplice silencio frente a la agresión de Nicaragua contra un país hermano, sin Ejército, como es Costa Rica", puntualizó el expresidente de Colombia.
 
Uribe reiteró su apoyo a Honduras, que, dijo, "acredita ante el mundo una institucionalidad independiente (...), con títulos democráticos de su origen que son incuestionables" tras las elecciones de 2009 que ganó Lobo.

El presidente del Parlamento hondureño, Juan Orlando Hernández, impuso a Uribe la Medalla de Honor al Mérito y le entregó un pergamino en reconocimiento "a su figura de hombre de las Américas".

Uribe llegó el domingo a Tegucigalpa, donde se reunió con Lobo y dictó una conferencia ante empresarios, mientras que este martes también disertó en una universidad privada y recibió el homenaje del Congreso antes de viajar a Panamá.

La visita de Uribe fue rechazada por el Frente Nacional de Resistencia Popular, formado por seguidores de Zelaya.

Durante su estadía en Tegucigalpa, Uribe eludió responder a la prensa sobre el asilo que Panamá le otorgó a la exdirectora de los servicios secretos durante su Gobierno, María del Pilar Hurtado, investigada en Colombia por presunto espionaje ilegal a magistrados, políticos y periodistas.
 
EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.