Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/26/2014 12:00:00 AM

“Uribe tendrá todas las garantías en el Congreso”

El presidente del Senado, Juan Fernando Cristo, dice que el saliente Congreso se va con la frente en alto.

Tras 16 años como senador Juan Fernando Cristo abandona el Capitolio. Se retiró como presidente del Congreso, al que califica como uno de los más importantes de la historia por ser, según él, Congreso de la Paz. En entrevista con Semana.com hizo el balance de su gestión. 

Semana.com: ¿Se siente satisfecho de haber sido congresista? 

Juan Fernando Cristo: Llegué al Congreso por esas tragedias de la vida. Siempre pensé dedicarme al servicio público pero nunca buscando votos. Sin embargo, el conflicto armado me trajo hasta acá tras el asesinato de mi padre y lograr aprobar la Ley de Víctimas justificó estos 16 años de mi vida dedicados a legislar. Fueron siete años luchando para que el Estado reconociera a las víctimas del conflicto y hoy me siento orgulloso de este Congreso al que llamo el Congreso de la paz.

Semana.com: ¿Cree que este Congreso cumplió las expectativas de los ciudadanos? 

J. F. C.: Este Congreso se la jugó a fondo por una salida negociada al conflicto, contra viento y marea reconoció la existencia del conflicto armado interno y de las víctimas. Precisamente la Ley de Víctimas permitió abrir el camino de la negociación en La Habana. Las comisiones de paz fueron protagonistas, adelantaron audiencias en todo el país recogiendo propuestas que hoy están en La Habana y son insumos de las conversaciones entre los negociadores. Este Congreso se va con la frente en alto y la tranquilidad de haber cumplido esta tarea histórica de pagar una deuda al país, y a los más de seis millones de compatriotas víctimas del conflicto que durante años habían sido menospreciados.

Semana.com: Además de la paz, ¿en qué otras áreas cree que este Congreso le cumplió al país? 

J. F. C.: Sacamos adelante la ley que castiga a conductores ebrios. El propio director de la Policía, general Rodolfo Palomino, me comentó que son innumerables las vidas que hemos salvado gracias a la ley. Aprobamos la prórroga del impuesto del 4 por 1.000 para el agro, que fue clave para que el mayor presupuesto de la historia para el campo colombiano: 5,2 billones de pesos. Eliminamos la elección del parlamento Andino que le significaba costos millonarios al país.    

Semana.com: ¿Por qué cree que el Congreso sigue siendo una de las instituciones más desprestigiadas?  

J. F. C.: Muchas veces el Congreso es criticado severamente en los medios de comunicación, en muchos casos con razón, en otros con exceso de generosidad para lo malo y tacañería para registrar lo bueno. De todas las críticas, la más justificada es la del ausentismo. A nosotros nos eligen para trabajar y ser disciplinados, es lo mínimo que esperan los ciudadanos. El ausentismo es un cáncer que carcome lentamente la legitimidad del Congreso. Hay que seguir combatiéndolo, insistiéndoles a los senadores el cumplimiento de su deber. Eso carcome la legitimidad de nuestra institución parlamentaria.

Semana.com: Usted intentó combatir a los ausentistas con sanciones económicas, pero no hubo resultados. ¿Cómo erradicar este cáncer? 

J. F. C.: Hay que hacer pequeñas modificaciones que van más allá de reformar la ley y es el tema de los horarios. Hoy los horarios del Congreso no permiten un trabajo eficiente, productivo y útil que garanticen la asistencia de los congresistas. Hay que hacer las sesiones de las comisiones muy temprano en la mañana y las plenarias deberían empezar al medio día. Y a no ser que haya casos excepcionalísimos, ninguna sesión ni plenaria tiene porqué durar más de cuatro horas. Hay que acabar con sesiones de media noche, con sesiones a la madrugada, que le hacen mucho daño a la imagen del Congreso que generan un ausentismo total y que muchas veces son las que provocan las equivocaciones que se cometen en el Congreso en algunas reformas constitucionales, caso de la reforma a la Justicia. Esa es la experiencia que tuve en la presidencia del Congreso. 

Semana.com: ¿Con qué deudas se marcha del Congreso?  

J. F. C.: Siempre se queda en deuda. Una de ellas fue la reforma a la educación, esta debe ser una prioridad. No fuimos capaces de sacar adelante la reforma a la salud. Obviamente el episodio de la reforma a la Justicia le hizo mucho daño al Congreso. Siempre quedamos en deuda pero creo que este Congreso tuvo un propósito fundamental: abrir las puertas de la paz en Colombia. Esa tarea y ese bien superior lo conseguimos y nos podemos sentir muy satisfechos y orgullosos de haber sido socios del gobierno del presidente Santos en la búsqueda de una salida negociada al conflicto, y unos socios efectivos, eficaces y comprometidos con la paz.  

Semana.com: Uno de los retos del próximo Congreso será la reforma para acabar la reelección y equilibrar los poderes. ¿Cómo va ese proyecto? 

J. F. C.: Es una idea que se está empezando a trabajar todavía muy en pañales. Creemos que es absolutamente necesaria en cuanto a que, cuando se presente el proyecto para eliminar la figura de la reelección presidencial y ampliar eventualmente el mandato a cinco años, tendrá que ajustarse toda la Constitución en materia de periodos, prohibición de reelecciones en general, mecanismos de nominación para magistrados, organismos de control. Hay que hacer toda una revisión al equilibrio de poderes contemplado en la Constitución del 91. Todavía falta mucho por trabajar en ese sentido. 

Semana.com: ¿Por qué ahora sí apoyan eliminar la reelección cuando se negaron en el 2011 ante la propuesta del Polo Democrático? 

J. F. C.: Más vale tarde que nunca. Hay una conclusión clara, en el caso del Partido Liberal siempre hemos tenido la certeza de que la reelección es una figura inconveniente para la democracia del país. Lo que pasó en el 2011 fue que el presidente Santos resultó elegido en el 2010 con unas reglas de juego que no tenían por qué cambiar el Congreso. Ahora creo que ya está el camino abierto para buscar un gran consenso político con todas las fuerzas, incluido el Centro Democrático. Yo he escuchado a Pacho Santos decir que no le gusta la reelección. Ahora cambió de opinión y es bienvenido a esta tolda de quienes consideramos que la figura de la reelección le hizo mucho daño a la democracia de este país y hay que evitar que le siga haciendo daño. 

Semana.com: Muchos ‘gabinetólogos’ coinciden en que usted estará en algún cargo ministerial. ¿Volverá al Congreso como ministro del Interior? 

J. F. C.: Como diría un expresidente conocido, siguiente pregunta. 

Semana.com: A propósito de ese expresidente, ¿cree que Uribe se posesionará? 

J. F. C.: Confiamos y esperamos que el presidente Uribe se posesione. Tiene un mandato de los ciudadanos para que cumpla su tarea en el Congreso, y al igual que los demás parlamentarios, tiene todas las garantías. Uribe mantendrá todo su esquema de seguridad que le da la tranquilidad para cumplir su tarea. , el expresidente Uribe, como jefe de la oposición, tendrá en el Congreso todas las garantías democráticas, garantías que él no supo dar a quienes nos opusimos a su gobierno.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.