Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/23/2011 12:00:00 AM

Uribe y el ‘tweet’ de la discordia

Mientras los mensajes de Álvaro Uribe en las redes sociales levantan ampolla, el profesor de Twitter del exmandatario dice que su cuenta fue ‘hackeada’ y nunca quiso ofender al presidente Santos. Se anuncia investigación

La noche del Jueves Santo, un mensaje ‘retweeteado’ -republicado- en la cuenta de la red social Twitter perteneciente al expresidente Álvaro Uribe, revivió para muchos el incidente ya superado entre él y el actual presidente Juan Manuel Santos, quien dijo que al final de su mandato “lo verán dictando clase y no molestando al mandatario de turno”.
 
“Si Jesús fuera colombiano Judas no podría ser otro que @JuanManSantos” decía el ‘trino’ que, según se establece en el mismo texto, fue retweeteado a su vez por la barranquillera Dayana Real y fue autoría de la cuenta @GrandeUribe. El mensaje, tras ser recogido en la página de Semana.com generó una respuesta ‘viral’ en esa red social.
 
Ello llegó al punto de que el hijo del expresidente Uribe, Tomás Uribe, en la noche del viernes señalara en su propia cuenta que se está investigando “quién usó la cuenta” de su padre para “enviar (un) mensaje ofensivo” al presidente Santos.
 
“Es importante dar a conocer que cuentas Twitter y Facebook, y pagina web de AUV son co- administradas por un equipo de personas.”, reveló minutos más tarde.
 
Willy Alzate, reconocido como el periodista que le enseña a Álvaro Uribe a manejar las redes sociales, manifestó a Semana.com que el usuario del expresidente en Twitter “fue ‘hackeado’” lo que significa que se violó la seguridad de la cuenta –que se maneja con una contraseña secreta- y alguien ajeno la manipuló.
 
“A él le avisé apenas me enteré de que había puesto el mensaje en la noche del viernes, cuando dos colegas me contaron lo que había salido”, expresó el comunicador. Dijo que le había recomendado a Uribe cambiar la clave y quitar el mensaje de la discordia, que duró al menos 24 horas al aire antes de ser borrado.
 
Alzate señala que ya se dio inicio a las investigaciones para tratar de establecer si se usó abusivamente la cuenta del exmandatario y quién sería el responsable, pero no confirmó si se había avisado a las autoridades ante la posible configuración de un delito informático.
 
Ante la pregunta de si un pirata informático o ‘hacker’, que por definición sabotea los sistemas informáticos, solamente republicó ese mensaje, Willy Alzate respondió que esa es “la pregunta del millón”. “Solo puedo asegurar que ese tweet no se publicó por las manos de Álvaro Uribe”, agregó.
 
“Él (Uribe) me dijo que no iba a hacer ese retweet contra Juan Manuel Santos y, menos, con un mensaje de esos”, agregó. De hecho, el expresidente había dicho en otro tweet el mismo 21 de abril que se estaban enviando mensajes en su nombre “que no son míos”, aunque sin mayores referencias.
 
De igual forma, Alzate corroboró lo dicho por Tomás Uribe en el sentido de que las cuentas de Álvaro Uribe son ‘coadministradas’ por personas de su entorno cercano, pero aclaró que ninguna de ellas posee la clave.
 
Las únicas oportunidades en que personas ajenas pueden publicar a través de la cuenta @AlvaroUribeVel, según explica Alzate, son cuando hay nuevas publicaciones en el sitio web www.alvarouribevelez.com, a manera de actualizaciones.
 
“La contraseña sólo la tiene él, que anda ciento por ciento pendiente de Twitter y es un usuario muy activo, que ve ahí la posibilidad de interactuar con la gente”, indicó al señalar que ex presidente maneja su usuario por medio de su teléfono BlackBerry o mediante su tableta electrónica Ipad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.