Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/16/2013 12:00:00 AM

Uribe, una amenaza de dos millones de votos

Una encuesta muestra que el Uribe Centro Democrático les quitaría votos los partidos tradicionales.

La Dirección nacional del Partido Conservador se reunió este miércoles, una vez más, para analizar las estrategias con las que afrontarán las elecciones del próximo año. Pero la discusión entre dirigentes del Conservatismo y parlamentarios de la colectividad tuvo un elemento nuevo. 

Esto es una encuesta en la que se advierte que si las elecciones fueran hoy, el Uribe Centro Democrático constituiría una fuerte amenaza para los partidos políticos que hoy tienen representación en el Congreso. 

Los conservadores contrataron la encuesta a la firma Datexco y sus resultados revelan que la listas uribistas al Congreso les mordería 2'124.000 votos a los tres partidos mayoritarios en el país: La U, Conservador y el Partido Liberal. 

Según este sondeo, La U sería el partido más afectado por la presencia de Álvaro Uribe en el tarjetón, esta vez como candidato al Senado. Serían 990.000 los votos que perdería el partido de gobierno. 

En las elecciones del 2010, La U se consolidó como la primera fuerza política del país. Consiguió en el tarjetón del Senado un total 2.792.944. 

Esta situación ya la había advertido el senador de ese partido Armando Benedetti, quien en la posesión del nuevo presidente de La U, el exministro Sergio Diaz-Granados, vaticinó que esa colectividad podría perder al menos diez curules en el Senado, por lo que pasaría de 28 a 18. 

Según esta encuesta, los conservadores verían comprometidos cerca de 660.000 votos que se deslizarían de su caudal hacia el Centro Democrático. La semana pasada, la segunda electora de este partido, Liliana Rendón, renunció a la colectividad para sumarse a la campaña política del uribismo. La exsenadora antioqueña suponía un poder de 104.000 votos.

En las elecciones del 2010, los conservadores obtuvieron 2.257.335, cifra que les permitió acceder a 22 curules en el Senado. 

Y aunque el Partido Liberal cree que la presencia de Uribe en el tarjetón no afectará a la colectividad, la encuesta contratada por los conservadores advierte que también saldría afectado y podría perder 474.000 sufragios. En el 2010, los liberales obtuvieron un total de 1.724.151 votos para el Senado, los que le permitieron ocupar 17 curules. 
 
Sin embargo, el jefe único de la colectividad roja, el representante Simón Gaviria, aseguró que el Centro Democrático no le morderá votos al Liberalismo y sus cálculos son superar los 2'200.000 votos en las elecciones del 2014, con el propósito de convertirse en la principal fuerza política del país. 

El senador Gabriel Zapata, vocero del Conservatismo, fue quien admitió la existencia de este estudio que fue contratado con el propósito de medir el impacto de la nueva fuerza política inspirada en el uribismo.

Zapata admitió que los 30 primeros renglones de la lista uribista son de origen conservador, circunstancia que afecta determinantemente las expectativas de la colectividad azul. “Se trata de analizar a cuál de todos los partidos impacta más. La encuesta mide intención de voto en las grandes ciudades. Y refleja que hay posibilidades de perder votos frente al centro democrático”. 

Por eso, Zapata asegura que la estrategia del partido será la de encontrar una poderosa cabeza de lista al Senado e incluir un número importante de mujeres y jóvenes que permitan conquistar nuevos sectores. 

A diferencia del Uribe Centro Democrático, los demás partidos aún no han definido sus listas de candidatos ni quien será la cabeza de lista de sus respectivas apuestas electorales. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.