Jueves, 19 de enero de 2017

| 2004/01/04 00:00

USA vs. los Rodríguez Orejuela

La extradición de los capos de Cali le crea a Alvaro Uribe un difícil dilema.

USA vs. los Rodríguez Orejuela

Días antes de ser extraditado a Estados Unidos, a fines 1999, Fernando José Flores Garmendia, conocido en el narcotráfico como 'El Gordo', habló con SEMANA. Cuando se le preguntó si colaboraría con la justicia estadounidense, respondió: " . con las amenazas, torturas sicológicas (.) firmaré en blanco lo que me pongan para que con la mentira, la falsedad, el engaño, ellos (las autoridades de Estados Unidos) obtengan lo que quieren: la extradición de los Rodríguez Orejuela". Hoy, cuatro años después, los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, presos en Colombia, a los 64 y 56 años respectivamente, han sido pedidos en extradición por Washington. Si las autoridades estadounidenses pudieron mostrar la extradición y condena de Fabio Ochoa como una medalla contra el narcotráfico, la de los Rodríguez Orejuela sería el gran trofeo. El 22 de diciembre se conoció la acusación de un jurado federal, según la cual desde 1990 y hasta julio de 2002 los Rodríguez, y otros nueve acusados, conspiraron para importar cocaína a Estados Unidos escondida en postes de concreto, vegetales congelados, madera y cilindros de cloro. Estados Unidos sostiene que exportaron 55.000 kilos de cocaína y aspira recuperar los 2.100 millones de dólares que según ellos son la utilidad del negocio ilegal. Según el fiscal del sur de la Florida, Marcos Daniel Jiménez, la investigación demostró que los Rodríguez siguieron delinquiendo desde la cárcel después de 1997, cuando fue reinstaurada la extradición, y mientras cumplían las penas a las que fueron condenados por delitos cometidos en Colombia. Los acusa además de haber repartido sobornos, obstruido la justicia e incluso de haber cometido un asesinato para evitar ser extraditados. Según publicó El Nuevo Herald, Flores-Garmendia es uno de los principales testigos, pues "declaró que recibió dinero de los Rodríguez Orejuela en agosto de 1999 para comprar su silencio y prevenir que cooperara con las autoridades". Desde que fue capturado en 1998, muchos habían pronosticado que el venezolano sería una ficha clave para armar un proceso de extradición contra los jefes del cartel de Cali. Flores había trabajado para una empresa de exportación ilegal de cocaína en postes de concreto en Venezuela de propiedad de los Rodríguez Orejuela en 1990 y 1991, como él mismo dijo a SEMANA. Luego, en la operación Gran Angular, de comienzos de los 90, se había establecido que Flores Garmendia era un eslabón del trasiego ilegal hacia el sur de la Florida, pero no había pruebas de que tuviera contactos con los Rodríguez Orejuela. Más adelante se descubrió que 'El Gordo' los había visitado en la cárcel 17 veces, lo que le dio pie a Washington para pensar que se convertiría en testigo estrella para enjuiciar a los hermanos. El fiscal federal aseguró que, luego de varios años de investigaciones y seguimientos, su gobierno tiene otra cantidad de pruebas y testigos que dan base a las acusaciones. Además de los Rodríguez Orejuela fueron pedidos Heriberto Patiño Ríos y Luis Ocampo Fómeque, hermanos medios del narcotraficante Víctor Patiño Fómeque, extraditado hace un año a Estados Unidos; Luis Eduardo Cuartas Pardo y Daniel Serrano, ambos presos; Guillermo Restrepo L., Germán Navarro, Harold Vélez Restrepo y Luis Evelio Restrepo. La Corte Suprema decidirá si las extradiciones cumplen los requisitos de ley. Si los magistrados deciden que no, el gobierno tiene que respetar esa decisión. Pero si decide que sí es viable la extradición, entonces la decisión política quedará en manos del presidente Alvaro Uribe. Y, sin duda, le creará un dilema difícil de enfrentar. No todos están convencidos de que los Rodríguez han sido tan torpes como para haber seguido traficando desde la cárcel. Sobre todo porque al hacerlo se exponían a que los extraditaran y condenaran a cadena perpetua en Estados Unidos, después de haber pagado 10 años en Colombia. No obstante, la realidad política que enfrenta el Presidente es que con la ayuda económica de ese país de por medio, no podrá tomar a la ligera una solicitud como esa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.