Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/1/2006 12:00:00 AM

¿Usted llegaría a perdonar a Santofimio?

Juan Manuel, el hijo de Luis Carlos Galán, le contesta a María Isabel Rueda.

M.I.R.: ¿Ha sido muy duro para usted y su familia asistir a este juicio para esclarecer la autoría intelectual del crimen de su padre?

J.M.G.: Para nosotros lo más importante no es sólo que se esté buscando la verdad sobre el asesinato de mi papá, sino que por primera vez en Colombia se realice el juicio sobre un magnicidio. Es un acontecimiento histórico.

M.I.R.: ¿Qué siente al estar sentado en el mismo recinto al lado de Alberto Santofimio, de 'Popeye', de Carlos Oviedo?

J.M.G.: Me ha sorprendido, pero no me afecta, la forma retadora como Santofimio mira a mi mamá, o nos mira a mi hermano y a mí. Lo mismo hace su hijo. El primer día dijo que este juicio era producto de un odio visceral contra él, y que lo estamos persiguiendo, cuando nosotros llegamos como parte civil después de que a él lo detuvieron…Tiene unos giros que inclusive Claudio, mi hermano, nos hizo notar: nos ataca, pero después nos "entiende". Se dirigió a mí para decirme que ahora que yo era senador, iba a poder recoger esas banderas que pisoteó César Gaviria cuando se abolió la extradición en la Constituyente. Pero después afirma que hemos convertido ese dolor, que dice comprender, en un odio y en una persecución contra él.

M.I.R.: ¿Alguna vez creyeron que el juicio por el magnicidio de su padre llegaría tan lejos?

J.M.G.: Hemos estado tan metidos en el proceso desde la propia muerte de mi papá, que para nosotros este juicio no es una cosa que apareció de la nada. Hace 16 años estamos repasando esta historia. Pero sí ha habido momentos en que nos hemos sentido muy frustrados. Todos los autores materiales están muertos, se desvió la investigación por medio del DAS y la Sijín, se fabricaron pruebas contra falsos autores materiales… Incluso se saboteó la escolta de mi papá. Nunca le dijeron que no fuera a Soacha, porque ese era territorio de Pablo Escobar. Al contrario, le dijeron que fuera, que la gente de las pancartas era de confiar…

M.I.R.: Nunca entendí por qué capturaron y luego liberaron al 'hombre de la pancarta'. En lugar de protegerlo como testigo clave, lo mandaron a la muerte…

J.M.G.: Se supo que él le envió a la mamá una carta diciéndole que lo iban a matar, y que quería contar toda la verdad. Lo mataron a los pocos días.

M.I.R.: Parecería como si alguien 'de adentro' estuviera interesado en la muerte de los testigos...

J.M.G.: Sí. Aparecieron agentes del Estado directamente involucrados. Por ejemplo, un teniente activo del Ejército, que fue quien escondió a los asesinos en su apartamento, y les expidió carnés del Ejército para que pudieran moverse.

M.I.R.: ¿Por qué cree que han sido tan disímiles las declaraciones de los generales sobre la importancia de 'Popeye' en la organización de Escobar?

J.M.G.: Me sorprendió que tres generales hubieran desestimado la importancia de 'Popeye', al contrario del testimonio del general Harold Bedoya, que aseguró que sí era una persona muy cercana a Escobar. 'Popeye' es un hombre condenado por el magnicidio de Carlos Mauro Hoyos, el secuestro de Andrés Pastrana y la muerte de mi papá. ¿Cómo van a decir esos generales que sólo supieron de 'Popeye' cuando llegó con Escobar a la cárcel de la Catedral? ¡Si él fue condenado por hechos que cometió antes del 88! ¿Cómo desconocer la importancia que la justicia le ha atribuido en sentencias?

M.I.R.: ¿Cuándo empiezan ustedes a considerar la complicidad de Alberto Santofimio?

J.M.G.: Desde que estaba vivo mi papá, él recibió información sobre planes para asesinarlo en la que se mencionaba a Santofimio. Vivimos esa tensión que existía entre los dos. ¿Y qué tal una foto de una pancarta que apareció en el Diario del Tolima que decía: "Los santofimistas invitamos al entierro de Galán"?

M.I.R.: ¿Qué pasó con esa información que envió el cartel de Cali, obtenida de la interceptación de teléfonos del cartel de Medellín, que revelaba un plan para matar a su papá?

J.M.G.: Nunca tuvimos acceso a esa información ni supimos de la existencia de grabaciones. Pero me produce muchas dudas eso de que el cartel de Cali sepa por interceptaciones telefónicas que Santofimio no tuvo que ver con el asesinato de mi papá.

M.I.R.: ¿Cabe la posibilidad de que ustedes estén buscando a toda costa una cabeza visible del crimen de Galán, así sea inocente?

J.M.G: En este proceso lo que hemos pedido es que se avance en la búsqueda de la verdad. Que haya justicia. No estamos ensañados contra nadie. Los nexos entre el narcotráfico y la clase política son flagrantes. Todo el mundo habla de ellos, pero muy pocos se han destapado.

M.I.R.: ¿Cree que se lleguen a destapar en este juicio?

J.M.G.: Pues Santofimio dijo el primer día de audiencia: "Aquí lo que hay que crear es una comisión de la verdad para que todos los nexos de la clase política con el narcotráfico se destapen y le pido a la Procuraduría que apoye eso". Es un mensaje a lo Samper: o todos en la cama, o todos en el suelo.

M.I.R.: Yo no sé si Alberto Santofimio intervino en la muerte de Galán. Lo que sí sé por cuenta de este juicio, es que por lo menos andaba en muy malas compañías. Rodeado de capos y sicarios…

J.M.G.: Él ha dicho en este proceso que cómo le van a creer a unos asesinos como 'Popeye' o como Oviedo. Pero los grandes crímenes de la humanidad se han esclarecido por los criminales que cuentan las cosas.

M.I.R.: ¿El de Santofimio es el único supuesto vínculo de políticos con el asesinato de Galán?

J.M.G.: No. Hay más. Pero no le doy nombres, porque no tengo pruebas.

M.I.R.: ¿Muertos, o vivos?

J.M.G.: Muertos y vivos. Incluso un alto funcionario me dijo que la mamá de Pablo Escobar, hoy por hoy, no mueve un dedo sin consultarle a un conocido senador. Tampoco puedo darle el nombre.

M.I.R.: ¿Qué sensación le dejaría una posible absolución de Santofimio?

J.M.G.: Ha habido la oportunidad de exponer las cosas en un juicio, de que sea público, de que la gente tenga acceso a la información. Nos interesa mucho el juicio jurídico, pero nos interesa más el juicio ante la historia y ante el país de estos nexos de la clase política con el narcotráfico, que dieron con la muerte de mi papá. Eso nos interesa más que el juicio a Santofimio.

M.I.R.: Cuesta trabajo creer que después de tantos años, ustedes no vayan tras la cabeza de Santofimio…

J.M.G.: Lo que más nos interesa es que este juicio se acerque lo más posible a la verdad y a la justicia. A estas alturas de la vida, el único homenaje que el país le puede hacer a la memoria de Galán es que este proceso avance con toda la transparencia, con todas las garantías, libre de presiones políticas, con todo el equilibrio informativo.

M.I.R.: ¿Cree que los medios han guardado el equilibrio?

J.M.G.: Una de las cosas que nos preocupó fue el protagonismo que le dio SEMANA a Santofimio. Darle portada y hacerle una entrevista en momentos tan delicados de la investigación y poco antes de que la Fiscalía se pronunciara nos prendió las alarmas. Y encima de todo él dice que esto es una persecución que la familia Galán le ha montado a través de los medios.

M.I.R.: ¿Y eso le da rabia, o está preparado para oír todo tipo de barbaridades en este juicio?

J.M.G.: Mi familia y yo nos preparamos para asistir a este juicio y oír barbaridades. Ellos pretenden provocar reacciones en nosotros que le ayuden a la estrategia de la defensa, pero no estamos dispuestos a promover un ambiente de riña.

M.I.R.: ¿Está preparado incluso para la absolución de Santofimio?

J.M.G.: Tendrían que demostrarme que Santofimio no fue llevado por 'Popeye' a la caleta 'Marionetas' donde discutieron la muerte de mi papá; que todas esas fotografías que demuestran un nexo continuo de Santofimio con Escobar no son concluyentes; que la Fiscalía se equivoca cuando dice que Santofimio era el jefe del ala política del cartel de Medellín; que no es cierta la versión de Alberto Villamizar, cuando se entrevistó con Escobar en la Catedral, y éste le dijo que "fulano y fulano" fueron los que más insistieron para el atentado en contra de Alberto.

M.I.R.: ¿Su dolor personal como hijo se le ha revuelto con este juicio?

J.M.G.: En el juicio he estado un poco anestesiado. Es un mecanismo de defensa. Son otros detalles de la vida, más simples y más triviales, los que me despiertan ese dolor. Por ejemplo, cuando miro a mi hijo Manuel y me doy cuenta de que mi papá no lo conoció, ni a mi esposa Carmencita. Que tampoco conoció el celular, ni pudo montar en TransMilenio, y no pudo enterrar a su padre… Ese tipo de cosas me revuelven el alma.

M.I.R.: ¿ Qué mensaje le enviaría al hijo de Santofimio, que debe estar sufriendo también mucho en este proceso?

J.M.G.: Pues yo sí creo en la reconciliación. Obviamente, no voy a ser tan pretencioso como para decir que voy a perdonar al hijo de Santofimio, pues él solo es alguien de su familia, y yo, parte de la familia de Luis Carlos Galán.

M.I.R.: ¿Si la justicia decide declarar culpable a Santofimio como determinador del asesinato de su padre, usted sería capaz de perdonarlo?

J.M.G.: Después de que se pasa por un proceso de justicia y de verdad, uno puede llegar al perdón y a la reconciliación. Estoy dispuesto a llegar a eso con quien sea. Hasta con los asesinos materiales e intelectuales de mi papá. Pero hay que recorrer primero el proceso de la justicia y de la verdad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?