Viernes, 20 de enero de 2017

| 2015/11/03 18:41

La crueldad con la que actúan los Úsuga

Élkin José Farelo hizo un mal negocio con los jefes del Clan Úsuga en La Guajira. Lo mataron y enterraron con su vehículo.

Élkin José Farelo hizo un mal negocio con los jefes del Clan Úsuga en La Guajira. Lo mataron y enterraron con su vehículo. Foto: ARCHIVO Particular

Cuando se creía que la siniestra práctica de las autodefensas de desaparecer cuerpos para borrar cualquier rastro de su barbarie era cuento del pasado, el clan ‘Úsuga’ se encargó de revivir estas acciones criminales.
 
Investigadores de la Fiscalía, con todo lo que han tenido que vivir y ver, quedaron  sorprendidos cuando confirmaron los datos que había entregado un informante sobre una fosa de ese grupo criminal en el corregimiento de Palomino en Dibulla, La Guajira. Ese grupo ilegal no se conformó con asesinar a un hombre que hizo un mal negocio, sino que lo enterró con el vehículo en el que se desplazaba.
 
Es una historia del todo escabrosa descubierta por la Unidad Contra las Bandas Criminales de la Fiscalía cuando buscaba víctimas de desaparición forzada de los grupos ilegales.
 
¿Cómo es la historia? Lo último que supo la familia de Elkin José Farelo Mendoza fue que salió de su casa a cerrar un negocio y jamás regreso. Desde el 30 de mayo del 2012 su caso alimentó las estadísticas de desaparecidos en el país.
 
Un año después se vino a saber, según la investigación, que Farelo había hecho un negocio de drogas con dos capo del clan ‘Úsuga’ en La Guajira, alias el ‘Profe' y  alias el ‘Guajiro'. El joven recibiría 200 millones de pesos como pago por un cargamento de cocaína, pero en cambio encontró la muerte.
 
En las labores investigativas adelantadas por la Fiscalía un testigo fue la clave para descifrar el oscuro final Farelo. “El testigo relató que en el año 2012, alias 'El Profe'  y alias 'el Guajiro' acordaron comprarle a un joven una mercancía (cocaína), por la que pagarían 200 millones de pesos".
 
Afirma el testigo, que la víctima fue llevado por una mujer hasta una finca ubicada sobre la troncal del caribe en sentido Riohacha – Santa Marta. Según los investigadores a Farelo lo llevaron hasta la finca en su propio automóvil y cuando él se negó a seguir conduciendo le dispararon. "Una vez llegaron a dicha finca los estaba esperando alias 'Cabeza', quien se sentó en la parte de atrás del carro  y le dijo a la víctima que siguieran entrando conducinedo, tomando un camino interno. En un punto del recorrido la víctima le dijo que no seguía más, y de pronto se escucharon dos o tres disparos", relató el testigo de la Fiscalía.
 
La idea, según los datos de la investigación, es que los ‘Úsuga’ no querían pagarle el dinero y quedarse con el alijo. Prefirieron asesinarlo y enterrarlo y quedarse con el botín. Desde entonces nadie dio razón de él y la Fiscalía, con base en la denuncia de su familia, comenzó una intensa búsqueda.
 
Los investigadores contaron con la suerte de un informante que se acercó a entregar la información. El 23 de octubre pasado, luego de verificar el terreno y establecer los protocolos, los agentes hallaron el cuerpo en la finca de Palomino.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.