Sábado, 21 de enero de 2017

| 1998/01/05 00:00

VACAS FLACAS

VACAS FLACAS

Un brote de tuberculosis bovina en el centro del país pone en alerta roja a las autoridades sanitarias. malas noticias para los consumidores de carne roja del centro del país, en especial a aquellos que les gustaba consumirla a término medio. La semana pasada el Instituto Colombiano Agropecuario _ICA_ declaró la emergencia sanitaria luego de detectar brotes de tuberculosis bovina en algunas fincas de los valles de Ubaté, la sabana de Bogotá y Chiquinquirá. Esta enfermedad es producida por la microbacterium bovis y puede afectar a todos los animales de sangre caliente de las fincas, como gatos, perros, cerdos y caballos, e inclusive a sus dueños.Estos pueden contagiarse por el consumo de carne que no esté bien cocida o de leche cruda, es decir, que no haya sido sometida a procesos de pasteurización. Las personas que tienen contacto con las secreciones de estos animales constituyen una población de alto riesgo para contraer este mal. El ICA aconseja a los ordeñadores evitar el consumo de leche sin procesar y a aquellas personas que compran la leche en cantinas que la hiervan bien antes de tomarla. Hasta ahora sólo dos personas, según el Hospital Santa Clara, han sido afectadas. Sin embargo las autoridades no descartan que haya otros infectados puesto que los síntomas del mal sólo aparecen entre tres y seis meses después del contagio.Si la enfermedad se contrae por medio de los alimentos antes mencionados se produce la denominada tuberculosis intestinal, caracterizada por diarrea crónica, pérdida de peso y fiebre. Si, por el contrario, la bacteria ingresa al cuerpo humano por vía aérea el resultado es la tuberculosis pulmonar, la forma más conocida de esta enfermedad. Cuando se presenta de esta manera los principales síntomas son tos, expectoración, fiebre, cansancio, falta de apetito, sudor nocturno, dificultad respiratoria y dolor en el pecho. Para evitar que más personas resulten afectadas y prevenir que el mal se extienda a otras poblaciones del país, el ICA ordenó tomar una serie de medidas de ejecución inmediata. Lo primero es el sacrificio de los 183 animales en los que se encontró el bacilo en los municipios de Simijaca, Ubaté, Chía, Cajicá, Guasca, Zipaquirá, San Miguel y Nemocón. Aunque la tuberculosis bovina no es mortal para los animales sí es responsable de los abortos de las hembras durante el primer tercio de la gestación. Además los ejemplares enfermos se convierten en un peligro viviente porque difunden el bacilo por donde quiera que vayan. Por cada animal que sea sacrificado el ICA le reconocerá a su propietario, tal y como lo decreta la resolución 0069 expedida el pasado mes de febrero, 500.000 pesos. Por otra parte, los funcionarios de Sanidad Animal del ICA recomendaron a los propietarios y administradores de las fincas afectadas, una vez eliminados los animales tuberculosos, desinfectar los establos, los corrales, los equipos de ordeño, las carretas, las cantinas y todo objeto que haya estado en contacto con aquellos. Las autoridades permanecerán atentas para evitar que haya movimientos no autorizados de ganado y así prevenir que vacunos enfermos propaguen la tuberculosis a otras zonas de la Nación o sean vendidos de manera inescrupulosa para el consumo humano, tal y como sucedió en Inglaterra con las denominadas 'vacas locas', que fueron comercializadas en otros países europeos aun a sabiendas del peligro que representaban para la salud humana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.