Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/17/2016 2:06:00 PM

La brutal agresión contra una mujer en el Valle

En Buga, a una ama de casa la encontraron moribunda, violada y con señales de una fuerte golpiza que la tiene en coma en un hospital. Su caso es un misterio.

La brutalidad con la que fue atacada una humilde ama de casa en el municipio de Buga, Valle, tiene consternada a la comunidad y en acuartelamiento a las autoridades de esa región del país, que investigan a fondo el hecho criminal para dar con el paradero de los presuntos autores.

La víctima de este nuevo hecho de violencia contra una mujer. Su nombre: Dora Lilia Gálvez, tiene 44 años de edad y se gana la vida trabajando como empleada doméstica y oficios varios.

Precisamente uno de esos trabajos varios era el que realizaba el pasado domingo 6 de noviembre, con el que pretendía reunir un dinero extra para las compras navideñas.

Como madre luchadora que crió sola a su único hijo (al padre lo asesinaron durante un atraco) aceptó pintar la casa de su madrina. Ya completaba quince días en esa labor que realizaba solo en su tiempo libre; y justamente ese domingo cuando se disponía a lavar la vivienda para entregarla, ocurrió la tragedia.

Puede leer: La muerte de Rosa Elvira Cely, un crimen abominable

Luis Gálvez, su hijo que ya es mayor de edad, se cansó de llamarla al teléfono celular ese trágico domingo, pero nunca contestó. Al día siguiente, es decir el lunes 7 de noviembre, no tuvo otra opción que salir a buscar a su mamá y el primer sitio que eligió fue precisamente la casa que estaba pintando, los fines de semana.

Eran las 9:00 am cuando logró ingresar a la vivienda que estaba desocupada en el barrio Sucre de Buga; allí se topó con la desgarradora escena. Tendida en el piso de la cocina se hallaba su señora madre, moribunda y con evidentes señales de golpes. Su reacción fue llevarla de inmediato al hospital. Los más conservadores estiman que ella pudo permanecer 15 horas en esa casa y en esas condiciones.

Las heridas de Dora eran tan evidentes, que de inmediato el médico de turno activó los protocolos para casos de agresión sexual o violencia contra las mujeres. “Como se trató de una paciente que ingresó con múltiples traumas, y producto de ello se encuentra en cuidados intensivos”, explicó a medios locales Carlos Sánchez, subgerente de salud del hospital de Buga.

Eliana Cedeño, ex cuñada de Dora, aseguró a este portal que desde entonces ha sido sometida a seis cirugías; y una fuente de la Fiscalía que pidió omitir su nombre, explicó que debido a su delicado y reservado estado de salud, se le practicó un´coma inducido´.

El misterio

Mientras Dora lucha por su vida en la unidad de cuidados intensivos del hospital de Buga, afuera las autoridades tratan de esclarecer lo que sucedió y dar con el paradero de los responsables.

La brutalidad y sevicia del ataque del que fue víctima la humilde ama de casa, llamó la atención de los investigadores del caso quienes analizan con detalle cada uno de los elementos hallados en la posible escena del crimen.

Si bien aún faltan los resultados de Medicina Legal que permitirían determinar la existencia de fluidos corporales y rastros de sangre para identificar a los posibles atacantes, hay varios cabos sueltos en esta aberrante agresión.

Le puede interesar: ¿Por qué no está preso el exnovio de María Isabel Covaleda?

Lo primera hipótesis que barajan los investigadores, es que al parecer la casa donde fue hallada la mujer, no sería el mismo sitio donde sucedió la agresión. Es decir, es probable que Dora fue violada y golpeada en otro lugar y luego llevada a esa casa.

Esa tesis la basan en dos hechos contundentes. Primero, porque a la señora Dora la encontraron completamente vestida, pese a que fue víctima de una brutal violación sexual. De hecho, en el reporte médico inicial se detallan mordeduras en sus genitales, senos, glúteos y la presencia de heces fecales en su boca.

Y segundo, nadie entiende que pese a ser una casa recién pintada, en sus paredes no hubiese rastros de sangre, al menos visibles. Un hecho que complicaría llegar a esa verdad sin la versión de la víctima, es que la vivienda fue completamente lavada por sus dueños, pese a la petición de la Fiscalía de conservar la escena del crimen, tal y como estaba.

Las autoridades no dudan en esclarecer este caso que motivó el rechazo de los vallunos. Incluso, la gobernadora Dilian Francisca Toro se pronunció sobre el hecho y no solo lo repudió enfáticamente, sino que ofreció una recompensa de 20 millones de pesos para quien brinde información que permita dar con el paradero y captura de los responsables.

De paso recordó que en lo corrido del año en el Valle, han sido asesinadas 124 mujeres y al menos una decena de esos crímenes reúnen las tipología de feminicidios. Y en este momento Dora Gálvez lucha por su vida, para no convertirse en una fatal estadística de violencia contra la mujer.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.