Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/18/2015 12:34:00 PM

Escándalo por presunta violación en clínica de Cali

Una mujer asegura que un enfermero trató de violarla aprovechando que estaba bajo efectos de la anestesia.

Esta podría ser una verdadera historia de horror decembrina que empezó con un árbol de navidad y terminó en el baño de una prestigiosa clínica caleña.
 
El pasado martes 15 de diciembre, Sandra* estaba en su casa armando el árbol de navidad y el pesebre. Quería que su hogar estuviera a tono con la época decembrina y sus dos hijas disfrutaran del fervor navideño.
 
Pero cuando ya casi el árbol estaba a punto de iluminarse, vino la tragedia. Sandra, administradora de 35 años de edad, sufrió una aparatosa caída que le ocasionó una lesión tan grave en su codo, que debió ser remitida a un centro médico y someterse a una cirugía.
 
Luego de padecer varios tropiezos muy comunes en el sistema de salud colombiano (no había cama disponible), su padre, Jairo Prada, logró conseguir un cupo en la prestigiosa clínica Valle de Lili de Cali.
 
En medio de las comodidades de un servicio de salud de lujo “pagando una suma diaria de $106.000 para tener ese derecho, sumado al plan de medicina prepaga, lograron operarla”, dijo el padre de Sandra.
 
Pero la tragedia no terminó ahí. En la madrugada de este viernes don Jairo recibió una llamada aterradora de su hija. En la conversación, la desorientada mujer aún bajo los efectos de la anestesia de la operación, le contó que trataron de violarla.
 
De inmediato don Jairo salió corriendo hacia la clínica y logró oír los detalles del relato de su propia hija, “dijo que a la una de la madrugada un enfermero la sacó de su habitación con el argumento de tomarle una radiografía de control”.
 
El hombre, que al igual que su hija conoce los detalles del sistema de salud por cuanto ambos administran centros médicos policlínicos, sabe que no es común que se programen radiografías de control en la madrugada.
 
“Luego llevó a mi hija a un baño y allí la desnudó y cuando estaba agachada intentó penetrarla. Logró gritar y de inmediato otra enfermera acudió en su ayuda y le informaron a la jefe sobre el incidente”, detalló Jairo.
 
El padre reclama más acción y diligencia de la clínica, al tiempo que advierte que una vez a su hija la den de alta, “instauraremos la respectiva denuncia”.
 
Por su parte, directivas de la clínica ya tomaron cartas en el asunto y en un comunicado oficial de tres párrafos manifestaron su intención de colaborar con las autoridades “sobre los hechos denunciados”.
 
De igual manera, recordaron que una vez conocieron el caso, “se han activado los protocolos internos para hacer las investigaciones pertinentes que permitan esclarecer los hechos y tomar las medidas administrativas o judiciales que resulten procedentes”.
 
Este portal conoce el nombre del joven enfermero señalado de intentar violar a Sandra, pero se abstiene de publicarlo hasta tanto una autoridad investigue el caso.
 
Mientras todos esos pasos se cumplen, el enfermero fue enviado a su casa, y que Sandra sigue en la clínica, con el codo roto y su sueño de Navidad convertido en una pesadilla.
 
Nombre de la víctima cambiado por petición de la familia*
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.