Viernes, 20 de enero de 2017

| 2016/01/09 21:00

Dilian Francisca: con la fama a cuestas

La nueva gobernadora del Valle llegó a ese cargo en medio de tantas polémicas que está obligada a hacer un buen mandato para ganar credibilidad.

Se teme que los líos judiciales de toro puedan causar problemas de gobernabilidad en el departamento. Foto: Alexis Murillo

Dilian Francisca Toro asumió la Gobernación del Valle con investigaciones en curso. El revuelo mediático y los procesos pendientes ejercieron tanta presión, que ahora ella debe demostrar que todo de lo que la acusan es falso y que su administración va a ser eficiente y transparente.

Su gestión será la prueba de fuego para ‘lavar’ su imagen o ratificar los cuestionamientos que la persiguen. “Tiene la oportunidad de oro para levantar su nombre”, expresó un reconocido empresario caleño que pidió omitir su nombre.

Ese ruido la ha tenido desde hace varios años en el ojo del huracán, pero su triunfo electoral dejó claro que tiene una maquinaria electoral tan sólida que le permitió ganar en 39 de los 42 municipios del Valle; aumentar de tres a cuatro el número de diputados, ganar directamente una docena de alcaldías y duplicar esa cifra con respaldos y alianzas. Con ese capital político comienza su trabajo de gobernadora, pero tendrá puestos los reflectores sobre sus decisiones y sus actos en su administración. “Le irá muy bien con la financiación directa del gobierno central gracias a sus buenas relaciones con Santos, pero tendrá problemas con las denuncias en su contra”, explicó el politólogo Santiago Londoño.

Los fantasmas que persiguen a Dilian no son de poca monta. Por un lado tiene una investigación por presunto lavado de activos ante la Fiscalía y, por el otro, es considerada la matrona de la salud que controla desde la compra de una jeringa hasta el pago de las facturas que las EPS le deben a los hospitales.

Justamente la crisis hospitalaria del departamento fue la primera pelea que enfrentó, y aún sin posesionarse tomó el toro por los cachos y dijo públicamente que durante su gobierno no se cerrarán hospitales. “Por el contrario, se brindará apoyo técnico y financiero”, dijo.

Su mayor dolor de cabeza -caballito de batalla de sus opositores durante la campaña electoral- es el proceso por presunto lavado de activos, que de estallar en su contra dejaría al Valle nuevamente en interinidad administrativa. Cabe recordar que en los últimos cinco años ese departamento ha tenido ocho gobernadores (tres titulares y cinco encargados).

A pesar de los cuestionamientos, ella parece empeñada en demostrar lo contrario y desde que arrancó su campaña no se cansó de repetir que “seré gobernadora por cuatro años”, aunque en el fondo sabe que eso depende de la justicia.

Desde que resultó electa viene moviendo fichas en ese sentido. Para nombrar al nuevo gerente de la Industria de Licores del Valle contrató la asesoría de una firma cazatalentos y de ahí salió el nombre del funcionario –ajeno a la política- que tendrá la difícil tarea de recuperar una de las empresas insignias del Valle.

Pero eso no es todo. La gobernadora integró un dream team de asesores sin sueldo integrado por el economista Eduardo Cabrera; el analista Pedro Medellín; el empresario Henry Éder; el expresidente de la fundación Carvajal Roberto Pizarro y la directora de la Fundación Delirio, Andrea Buenaventura, entre otros. “Lo que ella busca es escuchar ideas y miradas de personas que no estén involucradas con la administración y la política”, explicó Pizarro.

Si bien en su gabinete hay evidencias claras de las cuotas burocráticas que concedió a otros jefes políticos, como el director de Planeación, Roy Alejandro Barreras -hijo del senador Barreras-, ella dijo en una entrevista reciente al diario El País que “no le voy a dar fincas a nadie, yo voy a tener el control”.

Tal vez es muy temprano para hacer proyecciones sobre cómo le puede ir a quien apenas lleva una semana en el cargo, pero lo que sí está claro es que en el caso del Valle del Cauca su gobernadora tiene que demostrar con obras que sí tiene con qué cumplir su mandato.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.