Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/23/1994 12:00:00 AM

"VAMOS A RECUPERAR LA PLATA DEL GUAVIO"

HACE POCOS DIAS EL CONTRALOR DISTRITAL, Carlos Ariel Sànchez, ordenó embargar bienes y cuentas bancarias de varios ex gerentes de la Empresa de Energìa de la capital. SEMANA indagó con él el alcance de esta medida sin precedentes.



SEMANA: ¿Por qué el Contralor Distrital decidió meterle la mano al caso Guavio?

CARLOS ARIEL SANCHEZ: En julio de 1992 se conoció el informe del Contralor General de la República en el que se señalaba la necesidad de investigar y recuperar las dineros perdidos en el Guavio. Nosotros consultamos al Consejo de Estado para ver si era factible reabrir investigaciones sobre asuntos que podían estar prescritos tanto disciplinaria como penalmente. Y nos dijo que sì.

SEMANA: ¿Cuál fue la base de la respuesta del Consejo de Estado?

C.A S.: En febrero de 1993, y con fundamento en el artículo 17 de la ley 42, el Consejo consideró viable la reapertura de investigaciones fiscales aun estando prescritos los asuntos disciplinarios y penales. Y mientras se absolvía la consulta, un grupo de 40 funcionarios de la Contraloría asumió el examen de aproximadamente 4.000 expedientes correspondientes a igual número de predios adquiridos para la construcción de la hidroeléctrica en 1982.

SEMANA: ¿Cuáles fueron las irregularidades que se encontraron en esas escrituras?

C.A.S.: Había de todo. Falsedades documentales, sobreprecios, predios pagados varias veces, pagos por mejoras inexistentes. Distintas argucias delictivas para sacar la mayor tajada a unos inmuebles que en la mayoría de los casos no tenían uso agrícola y que eran unos peladeros sin mayor valor comercial.

SEMANA: ¿Cómo lograron sus dueños venderlos a un precio tan alto?

C.A.S.: Entre otros mecanismos, por medio de matas transeúntes que iban de un predio a otro para alegar que eran terrenos fértiles de uso agrícola y lograr el pago de las mejoras.

SEMANA: ¿Por estos peladeros cuánto sobreprecio se pagó?

C.A.S.: Dos mil cincuenta millones de pesos en valor de la época de la adquisición de los terrenos. Hoy esos sobrecostos estarían por el orden de unos 15.000 millones de pesos mal contados.

SEMANA: ¿Se pueden recuperar estos dineros?

C.A.S.: Por lo menos parcialmente. Entre un 20 y 30 por ciento.

SEMANA: En plata blanca, ¿cuánto sería?

C.A.S.: Pueden ser entre 400 y 600 millones, en pesos de esa época. Hacia el futuro la Contraloría deberá seguir indagando para recuperar más plata.

SEMANA: ¿Cómo han recuperado esos dineros?

C.A.S.: Por medio de un proceso de cobro ejecutivo como el que se le sigue a cualquier deudor moroso. Igual a cuando alguien paga con un cheque sin fondos y se inicia una diligencia para que cumpla. La Contraloría tiene juzgados fiscales y los mecanismos para hacerlo, gracias a los cuales hemos iniciado procesos para recuperar unos 5.000 millones de pesos que tenía embolatados el Distrito, entre ellos dineros del Guavio.

SEMANA: ¿Con el resto del dinero del Guavio qué va a pasar?
C.A.S.: Vamos a indagar hasta donde sea humanamente posible y descubrir los bienes ocultos de los responsables de este detrimento al Distrito.

SEMANA: Habla usted de bienes ocultos. ¿Acaso los responsables de este descalabro fiscal los están escondiendo? ¿Cómo?

C.A.S.: Han sido muy hábiles. Se han escudado tras el velo societario al constituir sociedades cuyo objeto es desviar recursos y en cuyas escrituras no aparecen los verdaderos dueños. También lo han hecho con inversiones en el exterior. Y otros se han insolventado vendiendo sus bienes a sociedades de familia, lo cual ha obligado a iniciar acciones penales y civiles por la insolvencia fraudulenta y el alzamiento de bienes.

SEMANA: ¿Ahora qué viene?

C.A.S.: Por el momento los bienes están embargados. Habrá que esperar a que se resuelvan los recursos interpuestos por los ejecutados y posteriormente avaluar y rematar los bienes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?