Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/2/2014 12:00:00 AM

A piedra y bala reciben a policías en barrios de Medellín

Los uniformados son atacados por vecinos cuando intentan hacer los operativos.

El fin del año pasado y el comienzo del 2014 no fueron fáciles para la Policía en Medellín. A varios de los operativos se respondió con asonadas de los vecinos, con un modo de operar muy similar en diferentes barrios. La escena se resume en que los uniformados que llegan para capturar a alguien o imponer orden son recibidos con piedras, palos y hasta balazos.

En la mañana del primero de diciembre, se presentaron dos hechos en diferentes extremos de Medellín. El primero ocurrió en el barrio Villatina, en la comuna 8, al oriente de la ciudad, exactamente en el parque La Batea, a donde un grupo de policías llegó para capturar a un hombre que tenía una pistola 9 milímetros y dos proveedores.

La respuesta de quienes se encontraban con él fue atacar con palos y piedras a los uniformados. Pese a la dificultad, el hombre fue capturado, según dijo a los medios el coronel Erick Rivas, subcomandante de la Policía Metropolitana.

En la misma mañana, ocurrió algo similar en la comuna 13 (occidente de Medellín), en el barrio Veinte de Julio. Esta vez, los policías llegaron a capturar a un hombre apodado ‘Velorio’, jefe del combo que opera en ese barrio, y los recibieron a balazos.

“Las patrullas no las tenemos impactadas. El ataque fue dirigido a la humanidad de nuestros policías”, dijo el coronel Rivas. Finalmente, finalmente ‘Velorio’ fue capturado.

Los dos ataques de este primero de enero dejaron a dos policías y cuatro civiles heridos.

Pero estos ataques no son los únicos que ha sufrido la fuerza pública por estos días. El 22 de diciembre a las 4:00 p. m., un grupo de uniformados llegó al barrio Antioquia, una reconocida olla de vicio donde se venden drogas en casas familiares, en el suroccidente de Medellín.

El operativo, en el que también participó el ESMAD, tenía como objetivo la captura de un hombre; sin embargo, cuando los uniformados se le acercaron, él corrió y se escondió en una casa. De inmediato, salieron los vecinos, quienes, con piedras y palos se enfrentaron a los policías y frustraron la captura.

Días antes, ocurrió cerca de ese lugar otro hecho similar, cuando los vecinos del sector atacaron a los agentes de la Sijín que intentaban capturar a alias el ‘Ratón’, señalado de vender drogas. Al final del operativo, un uniformado y dos civiles resultaron heridos. Dos carros de la Policía quedaron con daños y el ‘Ratón’ se fugó.

El alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, y el comandante de la Policía Metropolitana, general José Ángel Mendoza, han sido enfáticos en que no cederán ante ese tipo de presiones. Entretanto, para diferentes analistas, esa aceptación que sienten algunos vecinos por los delincuentes de sus barrios es un síntoma de preocupación. Más aún cuando lo que está en juego es la presencia de las autoridades.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.