Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/02/29 12:48

Vendedores ambulantes le piden a Peñalosa que los deje trabajar

Los comerciantes informales reclaman a la Alcaldía por los atropellos y decomisos de la mercancía.

Vendedores ambulantes le piden a Peñalosa que los deje trabajar Foto: Carlos Brand

Bogotá vive este lunes una nueva jornada de protestas de parte de vendedores ambulantes que se resisten a que los expulsen de las calles. Esto, luego de que la Administración Distrital le dio vía libre a la recuperación del espacio público en varios andenes de zonas de alto tránsito de peatones en la capital.

Tras el cambio de administración, Peñalosa puso en marcha un ambicioso programa para reubicar a los vendedores ambulantes. Para ello organizó operativos de desalojo del espacio público, el más sonoro en la calle 72 entre carreras 14 y Séptima, sector financiero de la capital. Allí 235 personas no pudieron volver a sus sitios de trabajo.

Ante la decisión, los ambulantes decidieron protestar y, por eso, este lunes exigen garantías laborales. Dentro de las peticiones de los vendedores están: el derecho al trabajo y el cese inmediato de operativos de desalojo. “Defendemos nuestros sitios de trabajo, contra el desalojo, los decomisos de mercancía y las detenciones arbitrarias”, se lee en las pancartas y volantes repartidos en la marcha.

La Secretaría de Gobierno autorizó las marchas que salieron de cuatro puntos de la capital: calle 72 con 11, Centro Memoria (calle 26 con carrera 25), carrera Décima con calle Cuarta sur (barrio Policarpa) y plazoleta de La Mariposa en el centro de Bogotá.

Para el Distrito, las protestas tienen origen político. “Aceptamos las marchas pacíficas como mecanismo de diálogo legítimo, pero, por otra parte, lamento que algunos políticos que han gobernado Bogotá sean los que ahora reclaman soluciones para los vendedores cuando ellos no hicieron nada”, dijo el secretario de Gobierno, Miguel Uribe.

El Instituto para la Economía Social (IPES) calcula que en la capital existe una población de 50.000 vendedores ambulantes. Al menos 5.000 marchan hacia la Plaza de Bolívar, lugar de concentración y sede de la Alcaldía de Bogotá.

Lo cierto es que la Secretaria de Gobierno adelanta procesos de reubicación de los vendedores, incluidos locales en centros comerciales y plazas de mercado de la capital. Adicionalmente, buscan que la empresa privada apoye procesos de empleabilidad. Además se espera que con el Sena y el Instituto para la Economía Social (Ipes) mantengan los programas y cursos de formalización para el empleo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.