Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/3/2009 12:00:00 AM

Venezuela cree que asesinos de guardias son paramilitares

En medio de la creciente tensión en la frontera, que continúa cerrada, fue capturado un venezolano como sospechoso de la muerte de dos militares de la Guardia de ese país.

En la tarde de este martes, un venezolano fue capturado como sospechoso de la muerte de dos agentes de la Guardia Nacional de Venezuela, cerca de la frontera con Colombia, crimen que el gobierno del presidente Hugo Chávez atribuyó a grupos paramilitares colombianos.

Johan Manuel Mora, de 20 años, fue detenido en un puesto de control de la Guardia Nacional, cerca de donde ocurrieron los hechos en el estado Táchira, y las autoridades están buscando a otros tres sospechosos, dijo Carrizález en una conferencia de prensa.

El vicepresidente Ramón Carrizález declaró que el gobierno cree que los dos militares fueron asesinados por miembros de grupos paramilitares, aunque no dio detalles de la investigación.

Los militares recibieron múltiples disparos el lunes en un puesto de control, ubicado entre Ureña y el aeropuerto de San Antonio de Táchira, ubicado a unos 30 kilómetros de la ciudad colombiana de Cúcuta.

El general de la Guardia Nacional, Franklin Márquez, dijo que es posible que los atacantes buscaban venganza por los esfuerzos de ese componente militar para acabar con el contrabando de gasolina y alimentos en toda la frontera.

Bandas criminales colombianas, desde hace algún tiempo, trafican gasolina en la zona fronteriza. Cuesta 12 centavos de dólar el galón en Venezuela, en comparación a más de 3,50 dólares por galón en Colombia.

La Fiscalía General en un comunicado indicó que creían que los soldados fueron atacados por cuatro hombres en dos motocicletas y que a Mora, que será presentado ante un tribunal, le incautaron dos pistolas.

Las tensiones han ido en aumento recientemente en esa zona fronteriza, donde el 24 de octubre, fueron encontrados acribillados 10 cuerpos, ocho de ellos de colombianos, muertos a tiros por desconocidos en una zona de Táchira. Otro de los cadáveres fue recuperado días después en un lugar cercano y se reportó que hubo un sobreviviente.

Carrizález ha dicho que las víctimas estaban relacionadas con grupos paramilitares colombianos, aunque no expresó sospechas de que podrían haber sido asesinados por rebeldes colombianos.

Venezuela por separado arrestó la semana pasada al menos ocho colombianos y dos venezolanos cerca de la frontera, señalados de estar involucrados con grupos paramilitares después de que supuestamente fueron sorprendidos repartiendo volantes en que amenazaban con matar a algunos de los pobladores y comerciantes de la región.

Frontera cerrada

Entre tanto, la situación en la frontera de ambos países no mejora. Autoridades colombianas indicaron el martes que tras el cierre fronterizo impuesto en la víspera por Venezuela la situación se mantiene tensa. Hay congestión vehicular, los trabajadores que necesitan cruzar de uno a otro país tienen dificultades para hacerlo y el comercio se cayó casi en su totalidad.

Venezuela cerró el lunes por la tarde el paso en el principal punto de cruce desde su territorio, luego que desconocidos mataran a tiros a dos agentes de la Guardia Nacional apostados en un punto de control fronterizo en territorio venezolano.

Sin embargo, , Carrizález descartó el martes que el gobierno del presidente Hugo Chávez tenga “previsto cerrar oficialmente la frontera”. Agregó que las medidas adoptadas esta semana se tomaron “sólo... porque se ha agudizado la violencia” en la zona fronteriza. No dejó en claro cuándo se abrirá el transito de vehículos.

El mayor volumen de paso entre las dos naciones está entre las localidades de Cúcuta, a unos 400 kilómetros al noreste de Bogotá y la población venezolana de San Antonio, unidas por el puente internacional "Simón Bolívar", de unos 300 metros de largo.

Sin embargo, pobladores tanto de Cúcuta como de San Antonio cruzan entre ambos países o por sectores cercanos al puente, que atraviesa el lecho semi seco del río Táchira, o por caminos o veredas rurales.

El acceso por un segundo puente, el Francisco de Paula Santander, entre Cúcuta y la localidad venezolana de Ureña, también está cerrado desde el lunes, indicó en diálogo telefónico Juan Antonio Villamizar, secretario de gobierno, en el departamento de Norte de Santander.

Cada día cruzan en ambos sentidos por los puentes unas 250.000 personas y más de 20.000 vehículos, dijo Villamizar.

Pero como desde el lunes se conoció la noticia del cierre aplicado por Venezuela "la congestión vehicular no es tan protuberante, (porque) la gente ya sabía... aunque no sabemos hasta cuándo será esta situación", indicó telefónicamente el coronel Raúl Riaño, jefe operativo de la policía en Norte de Santander.

Otros pasos entre los dos países, al extremo norte por la localidad colombiana de Paraguachón, o más al sur por el Arauca, permanecen abiertos, pero son de mucho menor flujo que por el eje Cúcuta-San Antonio.
 
Con información de AP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.