Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/12/2017 12:16:00 AM

Las delaciones del testigo estrella de la Ñoñopolítica

SEMANA revela en exclusiva las declaraciones del exsenador Otto Bula ante la justicia. Su ventilador se llevó por delante a congresistas, funcionarios, empresarios brasileños y colombianos. Primera entrega.

Aunque Otto Nicolás Bula se convirtió en el símbolo de los sobornos que Odebrecht esparció por la clase política y empresarial colombiana, es casi seguro que no fue el único lobista, ni el más importante así como tampoco el más favorecido.

Detrás de los negocios de la firma brasileña hay una nómina de altas personalidades que la ayudaron a consolidarse como la constructora número uno en el desarrollo de infraestructura del país. Sin embargo, tras bambalinas lo que estructuraron fue una maquinaria de sobornos cuyo combustible era el dinero de los colombianos. En el rompecabezas de las investigaciones las fichas no terminan de encajar porque falta plata y se cree que parte del dinero de las coimas también fue robado por los mismos encargados de repartirlas.

En este sentido, una decisión de captura internacional recae sobre tres extranjeros, ejecutivos de alto perfil de Odebrecht, que llegaron a manejar el poder: contratos, empresarios, políticos; se camuflaron tan bien que iban un paso adelante que los lobistas colombianos, como lo describe Bula. 

Durante tres días de junio, el exsenador Otto Bula prendió el ‘ventilador’ en la Fiscalía General en busca de una negociación que no solo incluye la posibilidad de finiquitar un principio de oportunidad sobre su proceso penal sino también que le sean consideradas varias peticiones frente a procesos de extinción de dominio de decenas de bienes.

SEMANA conoció en exclusiva las explosivas declaraciones de Bula que salpican al Congreso, a empresarios -grandes y pequeños-, a funcionarios del gobierno; el escándalo va cuesta arriba. Por la extensión de las declaraciones, este portal publicará en varias entregas las delaciones de este que es considerado hoy como el testigo clave de la justicia. 

"Estructurador" de la Ruta del Sol 2

Federico Gaviria es hasta ahora el lobista más antiguo y de más alto nivel inmerso en el escándalo. Este empresario paisa cayó en la redada del ‘carrusel‘ de ambulancias de la cual salió bien librado tras la firma de un preacuerdo. Sin embargo, los cargos que recaen en su contra en este nuevo escándalo son graves y contundentes, por lo que una vez fue capturado manifestó su deseo de negociar por segunda vez. 

Está a punto de convertirse en la siguiente "garganta profunda" que confronte las delaciones que hasta ahora ha entregado Otto Bula ante la justicia. Por lo pronto, este portal conoció que varios detalles de los dichos por Bula ya fueron confirmados por Gaviria ante la Corte Suprema de Justicia. 

Puede leer: Capturan al polémico empresario Federico Gaviria por caso Odebrecht

A pesar de su negra hoja de vida, a Gaviria le sobreviven muy buenos amigos en la clase política. Según Otto Bula, que lo conoce desde hace varios años, cuando se reencontraron en el año 2013 fue porque Gaviria acompañado de Luiz Bueno (expresidente de Odebrecht en Colombia) lo buscaron con el fin de que les ayudara a pulir varios detalles del otrosí Ocaña Gamarra, contrato que ya tenían muy consolidado pero necesitaban unas influencias políticas para mejorar la parte contractual y económica, y agilizar. 

“Necesitaban que yo hablara con mis amigos políticos para ver qué pueden ayudar a aligerar y mejorar las condiciones, es decir, que no quedara en las mismas condiciones de la Ruta del Sol. Ejemplo: que si la ruta del sol pagaban por el hito y hasta que no se terminara el hito no se pagaba, pues acá eso lo arreglaban”.

Para Bula es claro que la razón por la que lo buscaron es porque necesitaban ayuda en la Comisión de Presupuesto de la que hace parte Bernardo el Ñoño Elías, con quien tenía una amistad de muchos años. Dicha cercanía -admite- llegó hasta a facilitarle dinero para la financiación de sus campañas políticas sin fecha de devolución.

Gaviria se codeaba con los ejecutivos Eder Paolo Ferracuti, Marcio Marangoni Marangoni, Eleuberto Martorelli, Luiz Bueno. Esta confianza con los ejecutivos venía desde atrás, desde la estructuración de las obras para la construcción de la Ruta del Sol tramo dos; de manera que cuando llegan a Bula ya tenían prácticamente el otrosí cuadrado. Para ese momento Bula y Gaviria se convierten en vecinos del conjunto Santa Ana de Chía y tenían contacto permanente, casi las 24 horas. 

Según Nicolás Bula, Gaviria venía trabajando con la Comisión Sexta, a través de Plinio Olano, quien salió del congreso en el 2014 pero mantuvo sus influencias intactas. “Ellos necesitaban una fuerza en las comisiones de presupuesto que era donde yo tenía mis amigos para que les ayudaran a mejorar las condiciones, esos vistos buenos del Ministerio de Hacienda o cosas así ellos venían trabajando con el señor Plinio Olano”. Otra persona a quien describió como estratégica en estas gestiones y que también habría hecho parte del equipo desde mucho tiempo atrás era el exministro Miguel Peñaloza.  

En el marco de este acercamiento de Gaviria, Bula accede a presentarle la propuesta a Bernardo Elías a comienzos del 2013. "Fue a mi casa, hablaron y este dijo que si podía hacerle el trabajo, que si él tenía llegada a Luis Fernando Andrade (presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura)". Es en ese momento –según Bula- cuando el senador del partido de La U le pone precio a su gestión parlamentaria: 4% del valor del otrosí Ocaña-Gamarra.

A Federico Gaviria le pareció un alto porcentaje en un principio, teniendo en cuenta que todo estaba estructurado, sin embargo, los ejecutivos brasileños autorizan y la distribución se hace de la siguiente manera: "2% para Bernardo y los amigos de las comisiones de presupuesto. 1% para Federico Gaviria y para mí (Bula); y 1% para otros políticos que estaba manejando Federico, que siempre hablaba de Plinio Olano de la Comisión Sexta y Miguel Peñaloza”.

El gran objeto de este negocio era que en el CONPES y en el CONFIS, la ejecución de la vía -cuyo contrato se saltó la licitación para entregarsela a dedo al Consorcio Ruta del Sol SAS- quedara en los términos más favorables para la firma constructora. 

Al ser interrogado sobre la existencia de ayudas parlamentarias desde la comisión tercera, la encargada de asuntos económicos, Bula respondió: "Eso es muy hermético. Él (Gaviria) me habló de que Toño Guerra. Por lo general ellos apuntaban a la Comisión de presupuesto, más que todo eso. Yo no sé si Antonio Guerra esté manejando lo de la Comisión de Presupuesto o lo ayudaba con lobbis y eso".

$ 100 millones a Juan Sebastián Correa

A quien deja en una situación complicada es al exasesor de la ANI Juan Sebastián Correa, a quien señala de ser el que llevaba y traía razones. “Se dice que él se infiltró a la ANI y trajo información privilegiada, allí no se necesitaba información privilegiada porque esa información se manejaba directamente por Odebrecht con Corficolombiana”, asegura Bula. Correa fue la vía por la cual el senador Elías llegó a la ANI. De hecho, el funcionario relató que el Ñoño fue quien le pidió que cuadrara la cita entre Andrés Giraldo y Otto Bula para el famoso episodio de la maleta con el millón de dólares que nadie ha podido esclarecer. 

En este sentido, la función de Correa era ser el puente con Andrade: "Martorelli me decía necesito hablar con Andrade, necesito que me reciban, entonces uno le decía a Juan Sebastián. El 70 por ciento era para hablar de pendejadas. El 30 por ciento era para que estos tipos te manden a decir que digas a Andrade de que se necesita que apuren esto, que necesitan una reunión, que necesitan que lo reciban a él, era el enlace”.

La razón por la cual Juan Sebastián Correa y Otto Bula se conocen es porque, según la declaración, el Ñoño Elías los presentó y por razones de negocios llegaron a almorzar hasta dos veces por semana para hablar de la Agencia Nacional de Infraestructura. "Bernardo me dijo que hay que ayudar a Juan Sebastián, entonces yo le entregué el cheque de 100 millones, no hubo una orden no me daba tampoco órdenes él, solamente hay que ayudar a Juan Sebastián”.

Puede leer: "Parece que la ANI fuera suya": NN a Juan Sebastián Correa

Manejos políticos de los brasileños

La pelea entre Bula y los ejecutivos brasileños fue frontal desde el comienzo. Tanto, que la Fiscalía por varios meses acogió la tesis de los empresarios, quien en el marco de un acuerdo de cooperación con la justicia brasileña y estadounidense, aseguraron que las coimas que se giraron en Colombia fueron de 11 milones de dólares. 

Sin embargo, los soportes entregados por Bula le dieron un giro a las investigaciones en Colombia, donde se han hallado sobornos adicionales por 37.000 millones de pesos en dineros, los cuales habrían sido pagados a través contratos ficticios. Palabras más palabras menos, de llegarse a demostrar la veracidad de la versión de Otto Bula, el acuerdo de los ejecutivos brasileños con Estados Unidos y Brasil no solo tambalea sino que podría empeorar su situación jurídica por mentir. 

La Fiscalía pidió orden de captura internacional en contra de los ejecutivos de Odebrecht Eder Paolo Ferracuti, ciudadano portugués que fungía como el representante legal de la Concesionaria Ruta del Sol SAS, dejó el país el paso 17 de abril en un vuelo con destino Lima. El brasileño Marcio Marangoni Marangoni, funcionario del Consorcio Ruta del Sol Consol, viajó el 1 de abril rumbo a Rio de Janeiro. El tercer implicado, Amilton Ideaki Sendai, funcionario de la Constructora Norberto Odebrecht SA, salió hacia Panamá el pasado 1 de febrero.

Según Bula, Ferracutti, Martorelli y Bernardo Elías fueron en cuatro ocasiones a la Agencia Nacional de Infraestructura a reuniones con Andrade. "Deben aparecer en los registros, con entradas de 10 o 15 minutos de diferencia", dijo. El exsenador describe cómo uno de los brasileños, Ferracutti, tenía claros los contactos con la ANI. 

Cabe recordar que uno de los capítulos del escándalo tiene que ver con un exasesor de la Agencia, Harvey Carrascal, quien fue contactado por Otto Bula en razón a que su cargo consistía en proyectar conceptos relacionados con la ejecución de las obras, reclamos y choques con los contratistas. Aunque admite que a través de Juan Sebastián Correa, Bula intentó acercarse en una ocasión, cuando estalló el escándalo fue amenazado para que guardara silencio y renunciara a la Agencia.

“Cuando conozco a Harvey Carrascal, Eder Paolo Ferracuti me dice que no hable nada con él porque él representa a ese señor Ciro, a través del papá de Harvey, que le dan contratos al papa de Harvey", dijo Bula. Según la declaración, el representante Ciro Rodríguez es cercano a Odebrecht o eso fue lo que dijo Ferracuti: “que ese Harvey lo tienen como representante que era muy amigo de Ciro. A Ciro por esos días lo vi en noticias uno defendiendo en el debate lo de Ocaña Gamarra”.

La única referencia que en esta declaración reposa sobre el nombre del senador Musa Besaile, a quien la Fiscalía le compulsó copias para que sea investigado, está relacionada con un chat que habla de una reunión entre Tatiana, Musa y Vane. Bula responde: "Eso fue algo como de unas EPS. Con el departamento de planeación algo así". Sin embargo, dijo no recordar más detalles al respecto. 

Lo que Bula dice de Andrade y del ministerio de Hacienda

El ex senador cordobés también habla del presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luis Fernando Andrade. El alto funcionario fue llamado por parte de la Fiscalía a una audiencia de imputación. Su caso ha despertado la solidaridad de un sector del país. El presidente ha respaldado su gestión y los empleados de esa entidad enviaron una carta a su favor. 

En contexto: Odebrecht: Otto Bula, la Ruta del Sol y el chef del Ñoño Elías

Bula asegura en sus declaraciones que tiene presente las reuniones que Andrade tuvo con el senador Elías porque como el presidente de la ANI es vegano, Bula enviaba a su chef de confianza Andrei López para que lo atendiera. Según él, los encuentros en casa del senador pudieron haber sido hasta 20. Sin embargo, nunca estuvo presente ni le consta. El presidente de la ANI ha relatado que una vez fue a comer con el senador Elías quien quería pedirle el favor de ayudarle a conseguir un cupo en un colegio de Bogotá para su niña. 

El testigo hace muchos señalamientos que en el derecho se conocen como de "oidas" y que no tienen mucho valor probatorio. Relata que le contaron que "los brasileños se reunieron con Andrade muchas veces. Unas para lo que fue la firma de los estudios de diseño de Ocaña Gamarra; otras 4 o 5 veces por cada vez que los brasileños tenían problemas u obstáculos en la ANI o alguna cosa que ellos creyeran que tenían que hablar con Andrade para mejorar la situación contractual”. Aunque en el marco de la construcción de una obra de esa dimensión no es anormal que los contratistas se reunan con esa entidad, el ex senador quiere demostrar que existía ya un contacto para lo cual él no era necesario. Frente a la pregunta de si el presidente de la ANI recibió dinero de esto, él contestó que no sabía. 

Frente al objetivo principal, que era que el CONFIS y el CONPES se ajustaran a las necesidades de la firma brasileña, el exsenador asegura que se intesificó mucho el trabajo con el Ministerio de Hacienda. Y para ello, Bernardo Elías también habría sido clave ya que para ese momento no solamente hacía parte de la Comisión de Presupuesto sino de la subcomisión de crédito público, que es la que tiene que aprobar todo lo del Ministerio de Hacienda, créditos internacionales, "eso es algo muy importante".

Sobre esa entidad Bula también hace relatos sobre lo que contaron. “Yo sé que Bernardo hablaba mucho con el Director Nacional de Presupuesto para la cuestión del CONFIS y del CONPES; hablaba mucho con una funcionaria. Bernardo los utilizaba a ellos para mensajes con el Ministro, para presiones y eso. Tenían que presionar para que el ministro, por decir, sacara el CONFIS rápido, el CONPES. Eso se firma en marzo del 2014 y en octubre del 2014 está listo el CONFIS y el CONPES. Eso fue ocho meses, fue rápido”.

Bula asegura que no conoce de dinero de por medio en estas gestiones con el Ministerio de Hacienda, pero agrega que cree que no había necesidad por el poder que el Ñoño tenía en esa comisión. Asegura que las cosas salían rápido porque el ministerio necesitaba a su vez tener buenas relaciones con el Congreso para poder pasar sus proyectos. "Minhacienda lo necesitaba mucho, entonces él decía que le trancaba una cosa por otra, le hago este favor, apúreme esto”, es la interpretación que le da Bula a lo que pudo suceder. 

Este fin de semana, el senador Bernardo Miguel Elías, desde una celda del búnker de la Fiscalía, analizará las nuevas evidencias que llegaron de la Fiscalía al expediente en su contra en la Corte Suprema de Justicia. Después de su captura este jueves, el alto tribunal se prepara para terminar la indagatoria por cinco delitos en su contra. El barón electoral de Córdoba se mantendría en firme sobre su decisión de no aceptar cargos, sin embargo, su futura colaboración con la justicia es un hecho.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.