Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/10/10 00:00

Vía libre a ampliación del Museo Nacional

El Gobierno decidió declarar bien de interés público toda la manzana del antiguo Panóptico y de expropiar, si es necesario, todos los predios para comenzar la ampliación del Museo Nacional.

Los antiguos huertos del panóptico son ahora un colegio distrital.

Tras más de 50 años de anuncios y dilaciones, el gobierno tomó esta semana la decisión de ordenar de una vez por todas la ampliación del Museo Nacional y declarar bienes de interés público a la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca y a la escuela distrital Policarpa Salavarrieta, ubicados en lo que eran las antiguas huertas del antiguo Panóptico de Bogotá.

La decisión, sin precedentes en la cultura del país, busca ponerle fin a las múltiples dilaciones y trabas que la Beneficencia de Cundinamarca, pero en especial el claustro educativo, han puesto para trasladarse a otro predio y permitir así la ampliación del Museo, que hoy tiene en sus bodegas más del 80 por ciento de sus colecciones por falta de espacio.

Con la decisión, firmada por la ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno, y avalada por el presidente de la República, las directivas del Colegio deberán llegar a un pronto acuerdo para hacer la enajenación voluntaria de la totalidad del predio, porque de lo contrario el gobierno ordenará la expropiación por vía administrativa.

Según la resolución, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi deberá entregar el avalúo de todos los predios ubicados en la gran manzana del museo, para que el Ministerio de Cultura pueda hacer el anuncio público de su compra. En este caso, la Universidad y la Licorera de Cundinamarca, propietarios del predio, tendrán 30 días hábiles para llegar a un acuerdo formal de venta y entrega del bien. En caso de no lograrse un acuerdo, el Gobierno ya le solicitó al alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, declarar esos predios bienes de utilidad pública y proceder, si es necesario, a su expropiación. De hecho, la administración ya comenzó la construcción del nuevo colegio para entregar la Escuela Policarpa lo antes posible.

Es de recordar que el año pasado el traslado del Colegio Mayor, que no cuenta con normas sismorresistentes y en el que tiene una sobrepoblación estudiantil, estuvo a punto de ser trasladado a la antigua aduanilla de Paiba, pero debido a la demora en la toma de decisiones y a problemas de comunicación, la alcaldía de Bogotá tomó la decisión de cederle el predio a la Universidad Distrital.

Desde ese momento, el mismo Presidente Álvaro Uribe se dio a la tarea de buscarle un predio para construir la nueva universidad, pero “ninguno de los cientos que tiene la nación ni los particulares les ha gustado a las directivas. El único que les gusta es el valioso predio que la Beneficencia de Cundinamarca tiene al lado del CAN y en el que piensa construir el centro de eventos, negocios y entretenimiento más grande del país. En cambio ya hay un lote en La Felicidad, en nuevo gran proyecto de Pedro Gomez”, dijo uno de los juristas que está asesorando al gobierno.

La resolución del gobierno contempla que las instituciones educativas que hoy ocupan las áreas de ampliación podrán superar sus actuales dificultades de planta física, que de por sí son graves, según un estudio de la Sociedad Colombiana de Ingenieros. Para garantizar el derecho a la cultura y a la educación, la Nación está comprometida a comprar el lote y construir el nuevo claustro. El gobernador de Cundinamarca, Andrés González, advirtió que todas las acciones que permitan la ampliación del Museo son buenas, que es una necesidad urgente para el país y la ciudad, eso sí, ofreciendo alternativas viables para el Colegio y los alumnos.

Para la ministra de Cultura la ampliación del Museo “constituye una prioridad cultural para la memoria del país, ya que en él se reescribe la historia, se genera un referente permanente de los personajes, hechos, símbolos y procesos de construcción de un proyecto colectivo e incluyente de Nación. Por eso, todos los colombianos deben sumarse a los esfuerzos que ha desplegado el Ministerio de la Cultura, en coordinación con la Gobernación de Cundinamarca y la Alcaldía Mayor de Bogotá, para que nuestra memoria histórica y diversa pueda ser conocida, con una mirada más completa, por las generaciones del hoy y del mañana”.

En la misma resolución, el Gobierno convocó a la Sociedad Colombiana de Arquitectos, en su calidad de consultores del Gobierno, para que de forma concertada con el Ministerio y el Museo establezcan las condiciones y determinantes técnicas para convocar a un concurso público internacional para el diseño arquitectónico de la ampliación y renovación del Mueso.

Se estima que tanto la reubicación del Colegio como la ampliación del Museo podrían costar unos 150.000 millones de pesos, recursos que serán aportados por el Gobierno Nacional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.