Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/11/2017 8:52:00 PM

El pueblito confinado por el conflicto al que nunca había ido un alto funcionario del Estado

La visita del vicepresidente Óscar Naranjo a este pequeño municipio se convirtió en un hito para sus pobladores. El general estuvo verificando cómo avanza la sustitución de los cultivos ilícitos. Esta es la historia.

El Diviso es una vereda del municipio de Uribe, Meta. Por más de cuatro décadas esa población estuvo marcada por la fuerte presencia que allí tenían las Farc y en particular en esa vereda. Esa compleja situación de orden público prácticamente condenó a ese lugar y sus habitantes al más completo abandono del Estado por casi 50 años. 

Puede leer: El video de la comida en la cárcel del presidente y el vicepresidente

Durante ese tiempo ningún funcionario, ni siquiera los gobernadores del departamento, pisaron El Diviso. Por eso el pasado miércoles nueve de agosto, prácticamente todos sus pobladores salieron a la calle para ver lo que para ellos era un hecho extremadamente inusual.

Al sitio llegó por sorpresa el Vicepresidente, general retirado Óscar Naranjo. Ese día el segundo hombre más poderoso del país estaba en el casco urbano de Uribe. Había ido para conocer y verificar de primera mano cómo avanzan los programas de sustitución de cultivos de coca, como lo hace todas las semanas en diferentes regiones del país.

Tras conversar con las autoridades locales y la comunidad le contaron que una de las veredas mas golpeadas históricamente por el abandono y los cultivos ilícitos era El Diviso. Naranjo que ese día ya  había estado en otra vereda llamada La Primavera viendo los programas de sustitución que allí funcionan optó por cambiar su agenda y decirles a quienes los acompañaban que salía en ese mismo instante para El Diviso. 

Le puede interesar: Naranjo y las pandillas

Durante sus 36 años como policía, y en los cinco que duró como director de esa institución, Naranjo vio y vivió de primera mano que esa zona en particular era un territorio hostil, región en donde incluso en no pocas oportunidades sus policías fueron atacados cuando había confrontaciones con las Farc. Los policías y uniformados en general, sin importar el rango,  siempre fueron visto como enemigos. 

Por eso cuando llegó al sitio causó una conmoción. Muchos salieron para ver por primera vez en vivo y en directo a un general. Otros a quien hoy es el actual Vicepresidente. “En Uribe, Meta, en un país sin conflicto armado, donde solo se llegaba con motivo de la guerra, la violencia y de los muertos, estamos hoy constatando cómo en las veredas El Diviso y La Primavera 328 hectáreas serán sustituidas con el concurso de 495 familias que han firmado ya los acuerdos y que avanzan hacia la economía legal”, dijo el general Naranjo.

La inusual visita se prolongó durante varias horas. Los pobladores sacaban sus celulares y, como si se tratara de una estrella de cine, hacían fila para tomarse fotos con Naranjo. Algunos no sabían bien quién era. Sólo que era el primer funcionario que los visitaba en su historia. 

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.