Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/19/2011 12:00:00 AM

Vicepresidente pide fin de protestas en el Meta "de manera inmediata"

El vicepresidente Angelino Garzón, a través de un comunicado de prensa, hizo un llamado a los trabajadores de la petrolera Pacific Rubiales para que suspendan las manifestaciones que adelantan en Puerto Gaitán.

El vicepresidente Angelino Garzón llamó a la calma a los trabajadores de la petrolera Pacific Rubiales. Pidió que suspendan la protesta que adelantan en Puerto Gaitán (Meta) "de manera inmediata".
 
"Como Vicepresidente invito a los trabajadores de las empresas contratistas al servicio de la petrolera Pacific Rubiales que adelantan una protesta en los centros de producción ubicados en zona rural del municipio de Puerto Gaitán, en el departamento del Meta, a que la suspendan de manera inmediata, a fin de adelantar todas las gestiones que sean necesarias ante la empresa y sus contratistas para encontrar soluciones a las demandas de los trabajadores y las quejas de la población", señaló Garzón a través de un comunicado.
 
Horas antes de conocerse el pronunciamiento del vicepresidente, en el lugar de los disturbios hicieron presencia hombres del Esmad y se conoció la orden del presidente Juan Manuel Santos de enviar a la zona al comandante del Ejército, general Alejandro Navas, y el director de seguridad ciudadana de la Policía, general José Roberto León Riaño.
 
Las autoridades señalan que hasta ahora no se registra ningún muerto, sin embargo, sí hablan de por lo menos diez heridos, algunos de gravedad. El coronel Juan Carlos Pinzón, comandante de la Policía en Puerto Gaitán, dijo a Semana.com que "no hay ningún muerto. Hay nueve heridos. Seis policías (de gravedad) y tres particulares lesionados. Además hay daños en la infraestructura y seis camionetas incineradas".
 
Las protestas se agudizaron en la mañana de este martes cuando cerca de 5.000 trabajadores incendiaron varios camiones en las instalaciones del campo Rubiales.
 
Timoteo Romero, presidente en Meta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), uno de los principales sindicatos del país, dijo que en el campo Rubiales trabajan unas 12.000 personas, pero no todas están sindicalizadas y que de momento se desconoce los términos salariales exactos que demandan.
 
Dijo que más que salarios, los trabajadores de ese campo, así como de otro también en Puerto Gaitán, pero que maneja una filial de la petrolera española Cepsa, piden mejores condiciones, como contratos más estables.
 
Explicó que, por ejemplo, en el campo 'Caracara', que opera Cepsa Colombia, los trabajadores trabajan 28 días seguidos y van a casa por siete, en períodos laborales que se extienden unos tres meses.
 
"Ningún trabajador puede mantener a su familia 12 meses trabajando tres", dijo Romero. "Se necesitan contratos (de trabajo) más largos", agregó.
 
Añadió que el vicepresidente colombiano Angelino Garzón, que fue dirigente sindical en la CUT en los años 80 e inicios de los 90, intentó mediar pero debido a los últimos desórdenes en el campo Rubiales las gestiones se congelaron.
 
Stella Novoa, miembro de la Asociación de Trabajadores Petroleros de Puerto Gaitán, y que reúne a unos 1.800 trabajadores, dijo que el reclamo básico es que las compañías accedan a mejorar las condiciones en los campos para que dejen de ser zonas insalubres y se construyan y repavimenten las vías de acceso.
 
"Todos estamos en protesta y no la vamos a levantar", dijo Novoa en entrevista telefónica. "Seguiremos hasta que las empresas petroleras del municipio se sienten con nosotros para llegar a un acuerdo", agregó.

Con información de agencias.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.