Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/16/2014 5:55:00 PM

Último grupo de víctimas planta árbol por la paz

Negociadores del Gobierno y las FARC se unen para un simbólico acto de esperanza junto a quienes más han padecido el conflicto.

Se trata de un pequeño árbol, pero de enorme significado. Las partes quieren que crezca sano, robusto, fuerte como el proceso en el que actualmente están comprometidos. Integrantes de las delegaciones del Gobierno y las FARC, entre ellos sus jefes negociadores Humberto de la Calle e Iván Márquez, respectivamente, plantaron este martes en La Habana un árbol por la paz junto con las 12 víctimas que comparecieron en la mesa de negociaciones.

Las víctimas Mauricio Armitage, un empresario que estuvo secuestrado por las FARC, y Piedad Córdoba, la exsenadora secuestrada por paramilitares en 1999, fueron los encargados de pronunciar unas palabras en nombre del resto del grupo.

Armitage expresó su deseo de que ese árbol se convierta en símbolo de una Colombia “donde se respete la vida y vuelva la esperanza”; mientras que Córdoba indicó que el acto “rubrica el interés del Gobierno colombiano y las FARC en la búsqueda de la paz y la justicia social”.

“Queremos que esta fecha de hoy quede indeleble en el corazón de todos los colombianos y que todos los 16 de diciembre estemos en todo el país de nuevo sembrando árboles de la paz, árboles de la vida”, señaló Piedad Córdoba, la más mediática de las 60 víctimas que ya han participado en la mesa de diálogos.

En este simbólico acto, de la Calle, jefe negociador del Gobierno, e Iván Márquez (alias de Luciano Arango Marín), de las FARC, echaron tierra para la siembre de lo que denominaron el "árbol de la paz”, así como los representantes de los países garantes, Cuba y Noruega, Rodolfo Benítez y Dag Nylander, respectivamente.

Los representes de los países acompañantes del proceso de paz, los diplomáticos Luis Maira, por Chile, y Roy Chaderton, por Venezuela, se encargaron de regar el pequeño pino que se plantó en el jardín del complejo de “El Laguito” de La Habana, donde se han mantenido las cinco reuniones con grupos de víctimas.

En el acto también estuvieron el representante de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis Augusto Castro; el de la ONU, Fabrizio Rothschild, y el de la Universidad Nacional, Alejo Vargas, las tres organizaciones que se han ocupado de la selección de las 60 víctimas que en total han acudido a La Habana desde cuando viajó el primer grupo, a mediados de agosto.

El quinto y último grupo de víctimas, compuesto por seis hombres y seis mujeres, mantuvo una reunión de más cinco horas con las delegaciones de paz del Gobierno y las FARC.

(Con información de EFE)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.