Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2015/12/15 11:19

Víctimas serán "veedores atentas" para que se cumpla el acuerdo

Un grupo de 10 representantes de los afectados por el conflicto acompañó la ceremonía con la que se oficializó la firma del quinto punto de la agenda.

Víctimas serán "veedores atentas" para que se cumpla el acuerdo Foto: Omar Nieto Remolina / Oficina del Alto Comisionado para la Paz

Representantes de las víctimas del conflicto celebraron este martes en La Habana la firma del acuerdo entre las FARC y el Gobierno con el fin de reconocer y reparar a los afectados por esta guerra y declararon que serán "veedores atentos de su estricto cumplimiento".

"Celebramos que se haya encontrado el camino para reconocernos después de tantas décadas de impunidad", leyó en un comunicado la periodista Jineth Bedoya, que ejerció como portavoz del grupo de víctimas que viajaron a la capital cubana para participar en la rúbrica de este convenio.

En el texto, los damnificados de esta guerra insistieron en que jugarán un "papel fundamental" para hacer cumplir este acuerdo, que ven como un paso importante para lograr una paz estable y definitiva en el país suramericano.

"Reiteramos que así como hemos dejado nuestro dolor sobre la mesa en cada visita de las cinco delegaciones (a las negociaciones de La Habana), reivindicamos nuestra dignidad y nuestra exigencia de que los acuerdos sean fieles a los reclamos de todas las víctimas", señaló Bedoya.

Las víctimas reiteraron su respaldo al proceso de paz, por lo que se declararon "veedores atentos del estricto cumplimiento de los acuerdos" y subrayaron su papel en "hacer conocer" los resultados del convenio y su implementación.

"Sabemos que nuestro papel va mas allá de ser un grupo de personas marcadas por la violencia. Somos protagonistas sociales de un nuevo país", reconoció Bedoya.

En el comunicado, los representantes de las víctimas admitieron que al participar en este acto oficial están "asumiendo una responsabilidad" de la que desconocen su consecuencia al regresar a Colombia y denunciaron las "amenazas de muerte" que han recibido al involucrarse en las conversaciones entre el Gobierno y las FARC.

Insistieron en que todavía hoy no se han investigado estas amenazas, "lo cual debería ser el mayor ejemplo de las garantías de no repetición" de los crímenes de la confrontación, que se extiende ya por más de medio siglo en Colombia.

El texto llama la atención, además, sobre el compromiso de ambas partes con la transversalidad de la perspectiva de género y afirma ver "con tristeza la ausencia de mujeres en la mesa" de negociaciones.

"Estamos dando la mayor muestra de generosidad, como sobrevivientes de este conflicto armado, al venir a ofrecer nuestra voluntad de conciliación", destacó Bedoya, quien también insistió que las víctimas creen en las negociaciones y quieren que "el país crea en el acuerdo de paz".

El acuerdo firmado por los negociadores del Gobierno y las FARC establece la creación de un sistema integral para la reparación de las víctimas, que incluye el mecanismo de la jurisdicción especial para la paz que se aplicará a los responsables del conflicto armado.

*Con información de EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.