Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/15/2014 12:00:00 AM

Es “inminente” la llegada del virus chikungunya

MinSalud alerta sobre los riesgos del mal, que se esparce en el Caribe, Centroamérica y Venezuela.

El subdirector de enfermedades transmisibles del Ministerio de Salud, Fernando Valderrama, calificó este martes como “inminente” la llegada al país del virus chikungunya, por lo cual recomendó extremar la precaución a la hora de reconocer los síntomas, muy similares, aunque usualmente de desenlace menos grave, a los del dengue.

"Aún no hay casos confirmados, pero es inminente su llegada al país a través de las personas que estuvieron visitando las zonas endémicas del virus", afirmó Valderrama en una entrevista a Caracol Radio.

Dichas zonas de riesgo se ubicarían en el Caribe inglés y sus islas colindantes, donde la Organización Panamericana de la Salud (OPS) tiene registrados más de 190.000 casos, aunque el viceministro destacó la situación de Venezuela, especialmente sensible por el intercambio de viajeros y su condición de país fronterizo.

Allí, el Ministerio de Salud venezolano ya ha confirmado hasta 45 nuevos casos de afectados con el chikungunya, que a su vez habrían llegado procedentes de la República Dominicana, motivo que lleva a pensar a Valderrama que su entrada a Colombia es cuestión de tiempo.

No obstante, el funcionario quiso hacer un llamado a la calma entre la población, a la que alentó a acudir a centros médicos tan pronto noten los síntomas, puesto que su similitud con el dengue hace más complejo el diagnóstico y, por ende, retrasa el tratamiento.

"No es un virus mortal como el dengue, sin embargo, es importante que la gente tome medidas y, ante cualquier síntoma, visite al médico para que se maneje adecuadamente la fiebre y la deshidratación, que son los síntomas principales", advirtió el Valderrama.

El chikungunya es transmitido por el mosquito Aedes aegypti, el mismo del dengue, y provoca fiebres altas, de hasta más de 40 grados centígrados, erupciones en la piel, dolores musculares y en las articulaciones; dolor abdominal, dolor de cabeza y/o detrás de los ojos, hemorragias, entre otros.

La suma de estos síntomas y otros factores desencadenantes del virus, como contacto con infectados, viajes a zonas que hayan declarado la epidemia, transfusiones, etcétera, pueden hacer sospechar de la enfermedad.

Foto: Correodelorinoco.gob.ve, verificado con guías de la OMS.

Eliminar criaderos

Desde el 27 de junio, el gobierno de Nicaragua decretó una alerta sanitaria para prevenir la propagación del virus, que también está presente en países como El Salvador, donde se han reportado más de 1.500 casos.

Se ha informado de contagios internos en unos 20 países o territorios de la región, de Islas Vírgenes, Dominica, Martinica y Puerto Rico a El Salvador en Centroamérica, al igual que en la Guayana Francesa, Guayana y Surinam en la zona norte de Suramérica.

No hay una vacuna o tratamiento específico, solo líquidos (orales o intravenosos, según el caso) para evitar o tratar la deshidratación y analgésicos tipo paracetamol (acetaminofén), ya que otros podrían aumentar el riesgo de hemorragia.

Los síntomas dolorosos del chikungunya suelen mejorar al transcurrir una semana y la gente desarrolla inmunidad al virus tras padecerlo. Pero algunos pacientes pueden padecer complicaciones graves e incluso que pongan en riesgo su vida, como insuficiencia renal o respiratoria.

Al igual que sucede con la fiebre del dengue, las entidades sanitarias instan a la población a eliminar las aguas estancadas y criaderos inútiles de insectos para evitar la propagación de los mosquitos que transmiten estas infecciones.

Todo aquel que presente síntomas como dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos, fiebre muy alta, dolores articulares intensos, náuseas y vómitos frecuentes; dolor abdominal intenso, diarrea, brotes en la piel y hemorragias de cualquier tipo, debe consultar al médico.

Los brotes del chikungunya llevan tiempo haciendo estragos en África y Asia. En el hemisferio occidental, donde la enfermedad es nueva y avanza rápidamente, las autoridades sanitarias trabajan para educar al público y reducir la población de mosquitos. Estados Unidos vigila con suspicacia los casos 'importados' entre residentes que viajaron hace poco al Caribe a quienes picó un mosquito infectado.

Con información de Efe
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.